< Spanische Sprichwörter >

El que a cuchillo mata a cuchillo muere.

El que a dos amos sirve con uno queda mal.

El que a feo ama, bonito lo ve.

El que a hierro mata a hierro muere.

El que a hierro mata, a hierro muere.

El que a hierro mata, no muere a monterazos.

El que a la bestia hace mal, es más bestia que el animal.

El que a la bodega va y no bebe, burro va y burro viene.

El que a la tienda va y viene, dos casas mantiene.

El que a los cuarenta no atina y a los cincuenta no adivina, a los sesenta desatina.

El que a los cuarenta no atura, y a cincuenta no adivina, a sesenta desatina.

El que a los suyos menosprecia, a sí mismo se desprecia.

El que a los Veinte No es Valiente, a los Treinta No es Casado, y a los Cuarenta No es Rico, es Gallo que Clavó el Pico...

El que a mi casa no va, de la suya me echa.

El que a otro quiere engañar, el engaño en él se puede tornar.

El que a otro quitó la vida, la suya juzga perdida.

El que a reglas de educación no se sujeta, en cualquier parte de su culo hace trompeta.

El que a solas se ríe de sus picardías se acuerda.

El que abrojos siembra, espinas coge.

El que acaba primero, le ayuda a su compañero.

El que aconseja no paga.

El que afloja tiene de indio.

El que aguanta lo más, aguanta lo menos.

El que al amigo desea gran prosperidad, desea se deshaga la amistad.

El que al sentarse dice ¡ay! y al levantarse dice ¡upa!, no es ese el yerno que mi madre busca.

El que algo quiere algo le cuesta.

El que algo quiere, algo le cuesta.

El que algo teme, algo debe.

El que ama a una casada, puede morir de cornada.

El que ama el peligro, en él perece.

El que ama, teme.

El que anda con un cojo, si al año no cojea, renquea.

El que anda en silencio, cazar espera.

El que aprende lo que no entiende, ya me entiende.

El que apurado vive, apurado muere.

El que arcoiris ve, no se morirá de sed.

El que arriesga gana.

El que asierre yarumos, que aguante las hormigas.

El que asno fue a Roma, asno se torna.

El que asno nace, asno se queda.

El que asno se fue a Roma, asno se torna.

El que avisa no es traidor.

El que bien caga y bien mea no necesita que el médico le vea.

El que bien lo sabe, pronto lo reza.

El que bien te quiere no te engaña.

El que bien te quiere te hará llorar.

El que bien vive y santamente, antes de tiempo ve la muerte.

El que bien vive, harto letrado es.

El que bruto entra, bruto se ausenta.

El que buen salto da, a sus pies se atiene.

El que busca el peligro, en él perece.

El que busca en yaguas viejas encuentra cucarachas.

El que busca encuentra, aunque sea otra cosa.

El que busca encuentra.

El que busca halla, y a veces, lo que no pensaba.

El que busca las escogidas, se queda con las raídas.

El que busca un amigo sin defectos se queda sin amigos.

El que busca y rebusca, halla.

El que cada día va bien, el domingo no tiene que poner.

El que calla consiente.

El que calla otorga.

El que calla, consiente.

El que calla, no dice nada.

El que calla, otorga o no tiene una perra gorda.

El que calla, otorga.

El que callar no puede, hablar no sabe.

El que camina en terreno plano, jamas tropieza.

El que canta su mal espanta.

El que canta sus penas espanta.

El que canta, sus males espanta.

El que chatico nació, no puede ser narigón.

El que come aguacate sin sal, come mierda sin pensar.

El que come aprisa, come mal.

El que come con navaja, come más que trabaja.

El que come hasta enfermarse, tiene que ayunar hasta reponerse.

El que come poco y bien, vive mucho y mejor.

El que come queso sin pelar, come mierda sin cesar.

El que come solo, come como un animal.

El que come solo, muere solo.

El que come tierra carga su terrón.

El que come y canta algún sentido le falta.

El que come y canta loco se levanta.

El que come y canta, pronto se atraganta.

El que come y deja, dos veces pone la mesa.

El que come y no da, atrancado morirá.

El que come y no da, en el cielo lo verá.

El que compra paraguas cuando llueve, valiendo sólo seis le cobran nueve.

El que compra y miente en su bolso lo siente.

El que con Dios se acuesta con Dios se levanta.

El que con lobos anda a aullar se enseña.

El que con lobos anda, a aullar se enseña.

El que con muchachos se acuesta, amanece hecho fiesta.

El que con niños se acuesta meado se levanta.

El que con niños se acuesta, meado se levanta.

El que con niños se acuesta, mojado se levanta.

El que con su barriga se enoja, la tripa le queda floja.

El que con su desgracia se conforma, su dicha se forma.

El que con un cojo se junta, al año cojo y medio.

El que corre mucho se cae de panza y el que no corre no alcanza.

El que corre mucho, atrás se halla.

El que cosas busca, por fuerza ha de hallar alguna.

El que cree en espantos, hasta de la camisa se asusta.

El que cuida la higuera, comerá de su fruto.

El que da a todo el que le pide, acaba por pedir a quien no da.

El que da dinero manda y el que no de pendejo anda.

El que da lo que tiene a pedir se atiene.

El que da lo que tiene no está obligado a dar más.

El que da luego da dos veces.

El que da pan a perro ajeno, pierde el pan, pierde el perro y la amistad de su dueño.

El que da porque le den, engañado debe ser.

El que da primero da dos veces.

El que da primero, da dos veces.

El que da recibe.

El que da sin que le pidan, pretende sin que le ofrezcan.

El que da y quita con el diablo se desquita.

El que da, bien vende si el que recibe lo entiende.

El que de ajeno se viste en la calle lo desnudan.

El que de amarillo se viste, en su hermosura confía.

El que de amigos carece es porque no los merece.

El que de amigos carece, quizá no los merece.

El que de cuando en cuando ayuna, su salud asegura.

El que de ilusiones vive, de desengaños perece.

El que de joven no corre, de viejo trota.

EL que de joven no trabaja de viejo duerme en la paja.

El que de joven no trotea, de viejo galopea.

El que de joven se come la gallina, de viejo echa las plumas.

El que de la ira se deja vencer, se expone a perder.

El que de mozo no corre su caballo, lo corre de casado.

El que de muchacho no trota, de viejo tiene que galopar.

El que de nada sabe, de todo se unta.

El que dé rosas de comer al burro, cobrará con un rebuzno.

El que de veras quiere dar, no ofrece.

El que de vosotros esté sin pecado, lance contra ella la primera piedra. [Juan 8,7]

El que debajo de hoja se posa, dos veces se moja.

El que deja herencia deja pendencia.

El que del campo viene, cenar quiere.

El que delante no mira, detrás se halla.

El que Demonios Da, Diablos Recibe.

El que depende de la mesa de otro, con frecuencia cena tarde.

El que desecha la yegua, ése la lleva.

El que desprecia un centavo, deseará después un peso.

El que dice lo que no debe, oye lo que no quiere.

El qué dirán causa mucho mal.

El que duerme con niños amanece mojado.

El que en abril riega, en mayo siega.

El que en agosto duerme, velará en septiembre.

El que en buen árbol se aloja, dos veces se moja.

El que en casarse acierta, en nada yerra.

El que en Julio no trilla, en Agosto no agavilla.

El que en verano no trilla, en invierno no come.

El que engaña engañado se halla.

El que entra en la Inquisición, suele salir chamuscado.

El que es buen Gallo en cualquier gallinero canta.

El que es buen juez por su casa empieza.

El que es demasiado pequeño, siempre tiene un orgullo muy grande.

El que es enemigo del novio, ¿cómo dirá bien de la boda?

El que es gallo en todo patio canta.

El que es guapo es guapo de todas las formas.

El que es guapo es guapo hasta calvo.

El que es guapo es guapo siempre y no hay nada que lo desfigure.

El que es guapo es guapo siempre.

El que es guapo, es guapo hasta cuando le ponen feo.

El que es mandado no es culpado.

El que es pendejo ni de Dios goza.

El que es perico donde quiera es verde y el que es pendejo dondequiera pierde.

El que escoge el amor, siempre escoge lo peor.

El que escucha, su mal oye.

El que escupe para arriba en la cara le cae.

El que espera desespera,

El que espera desespera.

El que espera, desespera.

El que esperar puede, alcanza lo que quiere.

El que está a las duras, que esté a las maduras.

El que esta abajo no tiene miedo de caer.

El que está bien no para hasta que se pone mal.

El que está bien y mal escoge, por mal que le vaya que no se enoje.

El que está cerca de la vaca, algo mama.

El que está en el lodo querría meter a otro.

El que está fuera de seso descubre cualquier secreto.

El que este libre de culpa que tire la primera piedra.

El que esté libre de pecado que tire la primera piedra. [N. Testamento]

El que esté sin pecado que tire la primera piedra.

El que evita la ocasión, evita el ladrón.

El que evita la tentación, evita el pecado.

El que fía o promete, en deudas se mete.

El que fue a Barranquilla, perdió su silla. [Colombia]

El que fue a Melilla, perdió su silla.

El que fue a Melipilla, perdió su silla. [Chile]

El que fue a Sevilla perdió la silla.

El que fue a Sevilla, perdió su silla. [España]

El que fue cocinero antes que fraile, bien sabe lo que pasa en la cocina.

El que fue cocinero antes que fraile, lo que pasa en la cocina bien lo sabe.

El que fue monaguillo y después abad, sabe lo que hacen los mozos tras el altar.

El que fuera se va a casar, o va engañado o va a engañar.

El que ganó y calló, hizo lo que debió.

El que guarda siempre encuentra.

El que ha de besar al perro en el culo, no ha menester limpiarse mucho.

El que ha de morir a oscuras, aunque muera en velería.

El que ha de ser bachiller, menester ha de aprender.

El que ha naufragado teme a la mar aun calmado.

El que ha sido cocinero antes que fraile, lo que pasa en la cocina bien sabe.

El que ha sido dado por muerto vive más de lo que se cree.

El que habla de la mar, en ella no suele entrar.

El que habla de más cansa, y el que habla de menos aburre.

El que habla descansa y el que cuenta sus males menos males se hacen.

El que hace la ley hace la trampa.

El que hace la sopa, ése la come.

El que hace lo que puede, no está obligado a más.

El que hace trampas jugando, al infierno se va caminando.

El que hace un cesto hace ciento, si le dan mimbres y tiempo.

El que hambre tiene con pan sueña.

El que hambre tiene, en pan piensa.

El que hizo la ley hizo la trampa.

El que incendio busca, o se quema o se chamusca.

El que juega con fuego se quema.

El que juega con fuego siempre sale quemado.

El que juega con fuego, se quema los dedos.

El que juega por necesidad pierde por obligación.

El que la busca la encuentra. [ironisch]

El que la hace la paga.

El que la sigue la consigue.

El que la sigue la mata.

El que larga vida vive mucho mal ha de pasar.

El que las sabe, las tañe.

El que lava de un asno la testa, pierde el jabón y la apuesta.

El que ley establece guardarla debe.

El que llama a un abogado es que ha matado o mucho ha robado.

El que llega tarde ni oye misa ni come carne.

El que madruga coge la oruga.

El que mal anda mal acaba.

El que mal anda, mal acaba.

El que mal vive poco vive.

El que mal vive, poco vive.

El que malas mañas ha, tarde o nunca las perderá.

El que manda, manda.

El que más chifle, capador.

El que mas mira menos ve.

El que más tiene más quiere.

El que me caga no me lava y si me lava no me deja como estaba.

El que me dijere negro, negro tendrá el corazón.

El que mea y no pee, es como el que va a la escuela y no lee.

El que menos corre, vuela.

El que menos habla es el más sabio.

El que mide el agua al charco es el que lo conoce.

El que miente no llega muy lejos.

El que monta un negocio y no es pesetero, pronto pierde su dinero.

El que mucho abarca poco aprieta.

El que mucho abarca, poco aprieta.

El que mucho come, poco adelgaza.

El que mucho duerme, poco aprende.

El que mucho escoge, lo peor coge.

El que mucho habla, mucho yerra.

El que mucho promete, poco da.

El que mucho quiere poco abarca.

El que mucho se agacha, enseña el culo.

El que mucho se alaba, de sí mismo es denostador.

El que mucho se despide, pocas ganas tiene de irse.

El que mucho te cela es porque bien te quiere.

El que muere en Lunes....mal empieza la semana.

El que muere joven es un elegido de los dioses.

El que muere no paga.

El que nace barrigón buena ganas que lo fajen.

El que nace barrigón, es inútil que lo fajen.

El que nace para borrico, del cielo le baja el aparejo.

El que nace para buey, del cielo le cae la yunta.

El que nace para buey, hasta cuernitos le salen.

El que nace para burro, de niño ya tiene orejas.

El que nace para chavito prieto nunca llega a vellón.

El que nace para maceta no sale del corredor.

El que nace para martillo, del cielo le caen los clavos.

El que nace para mulo del cielo le cae el arnés.

El que nace para torta, del cielo le cae el jamón.

El que nace postrero llora primero.

El que nació pa' caballo tiene que morir pastando.

El que nació para buey desde chiquito berrea.

El que nació para caballo tiene que morir pastando.

El que nada duda, nada sabe.

El que nada sabe de nada duda.

El que nada sabe, de nada duda.

El que nada se tiene que reprochar, nada tiene que temer.

El que no agradece, al diablo se parece.

El que no ahora una peseta cuando puede, no tiene un duro cuando quiere.

El que no aprende es porque no quiere.

El que no arriesga nada lo arriesga todo.

El que no arriesga, no pasa el rio.

El que no asegunda no es buen labrador.

El que no busca no encuentra.

El que no coge consejos, no llega a viejo.

El que no cojea, renquea.

El que no corre, vuela.

El que no da un oficio a su hijo, le enseña a ser ladrón.

El que no duda no sabe cosa alguna.

El que no engorda comiendo, no engorda lamiendo.

El que no enseña no vende.

El que no es agradecido no es bien nacido.

El que no es amado, es un desgraciado, pero el que no ama es un infeliz.

El que no es buzo, es porque no ha buceado.

El que no está conmigo está contra mí.

El que no está contra ti, está contigo.

El que no ha visto que vea y el que ya vio que compare.

El que no habla Dios no lo oye.

El que no la hace a la entrada la hace en la salida.

El que no la hace, no la tema.

El que no llora no mama.

El que no llora no mama. [el llanto del niño impulsa a la madre a darle el pecho]

El que no llora, no mama.

El que no madruga con el sol no goza con el día.

El que no mira hacia adelante, atrás se queda.

El que no mira, no suspira y la distancia es el olvido.

El que no nace no pace.

El que no nace, no pace.

El que no nace, Salamanca no lo hace.

El que no oye consejo no llega a viejo.

El que no pierde, algo gana.

El que no puede morder, que no enseñe los dientes.

El que no puede tañer arpa, tañe flauta.

El que no quiera ver visiones que no salga de noche.

El que no quiere caldo le dan tres tazas.

El que no quiere pan, dos tortas.

El que no sabe es como el que no ve.

El que no sabe gozar de la ventura cuando le viene, no se debe quejar si se le pasa.

El que no sabe obedecer no sabe mandar.

El que no sabe y no sabe que no sabe, no sabe.]

El que no sabe y sabe que no sabe, sabe.

El que no sabe, es como el que no ve.

El que no sabe, que calle.

El que no se arriesga, no pasa la mar.

El que no se consuela es porque no quiere.

El que no se consuela, es porque no quiere.

El que no se embarca, no se marea.

El que no se expone no pasa el río.

El que no se harta comiendo no se harta lamiendo.

El que no se mueve se apolilla.

El que no sepa que aprenda.

El que no siembra los ajos en enero cada día que pasa pierde el ajero.

El que no te conozca, que te compre.

El que no tenga cabeza que tenga pies.

El que no tiene cabeza tiene piernas.

El que no tiene cabeza, tiene lomo El que no tiene cabeza, tiene que tener pies.

El que no tiene cabeza, tiene pies.

El que no tiene casa, adonde quiera es vecino.

El que no tiene hechas no tiene sospechas.

El que no tiene no puede dar.

El que no tiene para más, con su mujer se acuesta.

El que no tiene quehacer desbarata su casa y la vuelve a hacer.

El que no tiene una cruz, se la están haciendo.

El que no tiene, no tiene nada que perder.

El que no trabaja no come.

El que no trabaja que no coma.

El que no tranza no avanza

El que no va a la guerra no muere en ella.

El que nunca tiene y llega a tener loco se quiere volver.

El que paga descansa, pero el que cobra aún más.

El que paga descansa.

El que paga intereses es el burro que jala la carreta de quien le presto.

El que paga lo que debe tiene derecho a pedir mas.

El que paga manda y el que no se aguanta.

El que paga, manda.

El que parte y bien reparte se lleva la mejor parte.

El que parte y reparte siempre se lleva la mejor parte.

El que parte y reparte,

El que parte y reparte, toma la mejor parte.

El que pasa por romero y no lo coge, si le viene algún mal que no se enoje.

El que pega primero, pega dos veces.

El que pestañea pierde.

El que pierde jugará si el otro quiere.

El que poco pide, poco merece.

El que poco tiene a poco aspira.

El que por los codos miente, a la postre se resiente.

El que por su Gusto Corre, Nunca se Cansa.

El que por su gusto es buey, hasta la coyunta lame.

El que por su gusto muere hasta la muerte le sabe.

El que por su gusto muere ni camposanto merece.

El que porfía mata venado.

El que presta a un amigo pierde la plata y pierde el amigo.

El que presta no mejora.

El que primero da, da dos veces.

El que primero llega, ése la calza.

El que puede, puede, y el que no puede, aplaude.

El que quiera azul celeste que le cueste.

El que quiera comer la nuez, tiene que romper la cascara.

El que quiera conquistar, tiene que luchar.

El que quiera de primera que consulte su cartera.

El que quiera la fruta tendrá que trepar al árbol.

El que quiera peces que se moje el culo.

El que quiera saber lo que vale un potro, que venda el suyo y compre otro.

El que quiera saber, que vaya a Salamanca.

El que quiera ser líder debe ser puente.

El que quiera truchas que se moje el culo.

El que quiera ver abril bueno, deberá vivir cien años.

El que quiere a la col, quiere a las hojas de alrededor.

El que quiere a la col, quiere las hojas de alrededor.

El que quiere besar, busca la boca.

El que quiere en esta vida todas las cosas a su gusto tendrá en la vida muchos disgusto.

El que recibe todas las pedradas se pone el escudo.

El que regala bien vende si el que recibe lo entiende.

El que regala, no vende; pero sorprende.

El que reparte la herencia antes de la muerte, se merece que le den con una piedra en la frente.

El que reparte y comparte se lleva la mejor parte.

El que ríe de lo que desconoce esta en el camino de ser un ignorante.

El que ríe el último ríe dos veces.

El que ríe el último ríe mejor.

El que roba a un ladrón tiene cien años de perdón.

El que rompe paga y se lleva los tiestos.

El que rompe, paga.

El que ropa tiene pronto se viste.

El que sabe sabe y el que no es empleado publico.

El que sabe sabe y el que no lo inventa.

El que sabe y no sabe que sabe, no sabe; el que no sabe y no sabe que no sabe, no sabe; el que sabe que no sabe y sabe que no sabe, sabe.

El que sabe y sabe que sabe, sabe.

El que sabe, sabe y el que no aprende.

El que sabe, sabe.

El que se acuesta con niños, amanece mojado.

El que se acuesta con perros, amanece con pulgas.

El que se acuesta en dos sillas, da de costillas.

El que se afloja se aflige.

El que se alegra del mal del vecino, el suyo le viene de camino.

El que se alegre del mal de su vecino, el suyo le viene de camino.

El que se apura, poco dura.

El que se brinda se sobra.

El que se casa con una chica de teatro es como el que tiene hambre y toma bicarbonato.

El que se casa con una mujer guapa, hasta los cuarenta años el miedo no se le escapa.

El que se casa con vieja, fea y sin dote, es tonto de capirote.

El que se casa, por todo pasa.

El que se casa, quiere casa.

El que se coma la carne que se coma también el hueso.

El que se enoja pierde.

El que se ensalza será humillado.

El que se escusa se acusa.

El que se esquila en enero, está esquilado el año entero.

El que se excusa, se acusa.

El que se fue a Sevilla perdió su silla.

El que se fue y regreso, su nido ocupado hallo.

El que se levanta tarde, ni oye misa, ni come carne.

El que se mete a loro debe saber dar la pata.

El que se mete a redentor sale crucificado.

El que se pica, ajos come.

El que se pone de puntillas no puede sostenerse derecho.

El que se queja sus males aleja.

El que se quemo con leche hasta las cuajadas sopla.

El que se rezaga se lo lleva la chingada.

El que se ríe a solas de su maldad se acuerda.

El que se traga un hueso, confianza tiene en su pescuezo.

El que se va de la villa, pierde su silla.

El que se va no hace falta.

El que se va para Aguadilla pierde su silla. Y el que de Aguadilla viene su silla tiene.

El que se viste de ajeno en la calle lo desnudan.

El que siembra con mezquindad, cosechará también con mezquindad.

El que siembra en tierra ajena hasta la semilla pierde.

El que siembra espinas que no espere cosechar flores.

El que siembra perejil en mayo, tiene perejil para todo el año.

El que siembra temprano, tiene.

El que siembra vientos cosecha tempestades.

El que siembra vientos recoge tempestades.

El que siembra y cría, tanto gana de noche como de día.

El que siembra, cosecha.

El que siembra, recoge.

El que sigue la caza la mata.

El que sigue la liebre la mata.

El que sólito se ríe de sus picardías se acuerda.

El que solo come su gallo, solo ensilla su caballo.

El que su nariz corta, su cara afea.

El que tarda en dar lo que promete, de lo prometido se arrepiente.

El que tarde trilla, la lluvia le pilla.

El que te acaricia más que lo que suele, es que te ha engañado o engañarte quiere.

El que teme padecer padece ya lo que teme.

El que teme sufrir ya sufre el temor.

El que temprano se moja tiempo tiene de secarce.

El que tenga culo de paja, que no se acerque a la candela.

El que tenga hijo varón, no llame a otro ladrón.

El que tenga oídos para oír, que escuche.

El que Tenga sus Gallinas, que las Cuide del Coyote.

El que termina primero, le ayuda a su compañero.

El que tiene a un juez como acusador, necesita a Dios como abogado.

El que tiene bien y su mal escoge, de lo que venga no se enoje.

El que tiene boca se equivoca.

El que tiene boca, se equivoca, y el que tiene culo, sopla.

El que tiene buena comida en su casa no necesita comer en casa ajena.

El que tiene capa, escapa.

El que tiene cola de paja no debe acercarse al fuego.

El que tiene culo de paja, no se arrima a la candela.

El que tiene el culo alquilado, no puede sentarse en él.

El que tiene higuera en camino real, si quiere comer higos, tiene que madrugar.

El que tiene la cabeza de manteca no debe acercarse al horno.

El que tiene las llaves tiene que ser el primero en llegar para abrir, y el último en irse para cerrar.

El que tiene los pies torcidos no llega a donde quiere.

El que tiene oficio, tiene beneficio.

El que tiene ovejas, tiene pellejas.

El que tiene padrino se bautiza.

El que tiene padrinos se bautiza.

El que tiene poco y gasta menos, será rico sin parecerlo.

El que tiene tejado de vidrio no tira piedras al de su vecino.

El que tiene tejado de vidrio no tire piedras al de su vecino.

El que tiene tienda que la atienda, o si no que la venda.

El que tiene tienda, que la atienda.

El que tiene un vicio, si no se mea en la puerta se mea en el quicio.

El que tiene una higuera en el camino real, si quiere comer higos, tiene que madrugar.

El que tiene vergüenza ni come ni almuerza.

El que tiene, tiene.

El que tira la piedra a lo alto, se expone a que le caiga en la cabeza.

El que todo lo quiere todo lo pierde.

El que todo lo quiere vender, presto quiere acabar.

El que todo lo quiere, todo lo pierde.

El que toma el nombre de la madre, por ruin deja a su padre.

El que tonto nace, tonto muere.

El que tonto se fue a la guerra, tonto volvió de ella.

El que trabaja en el río, es trabajo "perdío".

El que trabaja honrado, se vuelve jorobado.

El que trabaja principia bien, el que ahorra termina mejor.

El que trabajando se hizo rico, vivió pobre y murió rico.

El que tropieza y no cae, adelanta terreno.

El que tuvo retuvo y guardó para la vejez.

El que tuvo y retuvo, guardó para la vejez.

El que tuvo, retuvo, y guardó para la vejez.

El que tuvo, retuvo.

El que una vez mintió, nunca se le creyó.

El que va a un entierro y no bebe vino, el suyo le viene de camino.

El que va despacio llega lejos.

El que va para viejo va para pendejo.

El que vale para trasnochar no vale para madrugar.

El que ve la mota en el ojo ajeno, vea la vida en el suyo.

El que veló, sondó y desconfió, jamas se perdió.

El que vende siempre se arrepiente el que compra nunca.

El que venga atrás que arree.

El que venga detrás que arree.

El que venga detrás, que arree.

El que viejo se casa, mal lo pasa.

El que vive de ilusiones muere de desengaños.

El que vive prevenido, nunca sufre decepciones.

El querer y no poder es más antiguo que el peer.

El queso pesado y el pan liviano.

El queso y el barbecho en mayo se han hecho.

El queso y el barbecho, para mayo estén hechos.

El rábano tierno de cualquier tamaño es bueno.

El rábano, malo para el diente y peor para el vientre.

El recurso mas eficaz para ahorrar dinero es el trabajo.

El reír del llorar poco puede distar.

El remedio fue peor que la enfermedad.

El respeto al derecha ajeno es la paz.

El respeto de la ley comienza por el rey.

El respeto es el triunfo de la virtud.

El rico con la fama casa al hijo.

El río pasado, el santo olvidado.

El río pasado, el voto olvidado.

El río por donde suena se vadea.

El roble como nace y el pino como cae.

El rocín, para polvo; la mula, para lodo; el mulo, para todo.

El rosario al cuello, y el diablo en el cuerpo.

El ruin buey holgando se descuerna.

El ruin de Roma, en mentándolo asoma.

El sabe y no sabe que sabe, no sabe.

El saber es señor y ayudador.

El saber lo es todo.

El saber no estorba.

El saber no ocupa lugar.

El sabio muda consejo, el necio no.

El sabio muda el consejo, el necio no.

El sabio no dice lo que sabe, y el necio no sabe lo que dice.

El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él.

El sabor de la venganza es dulce.

El santo ausente, vela no tiene.

El santo que no está presente no tiene vela.

El sastre de fama, conoce la trama.

El sastre, corte y cosa, y no se meta en otra cosa.

El sentido común es el menos común de los sentidos.

El sentido común es, el menos común que ves.

El siguiente vicio es la mentira, si el primero son las deudas.

El silencio es más disiente, que la palabra imprudente.

El silencio hiere más, que la palabra procaz.

El silencio y la prudencia, mil bienes agencia.

El sol de agosto cría aceite y mosto.

El sol de agosto, endulza el mosto.

El sol de agosto, hace aceite y hace mosto.

El sol de marzo conmueve y no resuelve.

El sol de marzo de riego le sirve al campo.

El sol de marzo, pesa como un mazo.

El sol de septiembre madura el membrillo.

El sol sale para todos.

El sólo decir te quiero, no logra amor duradero.

El solo olor de un buen frito, no nos sacia el apetito.

El sordo no oye pero compone.

El sueño es alimento de los pobres.

El tal por el tal debe ser igual al tanto por el tanto, que es otro tanto.

El tejero y el labrador no viven al mismo son.

El terco que se empecina, al fin descubre la mina.

El tesoro y el pecado nunca están bien enterrados.

El tiempo aclara las cosas.

El tiempo corre que es un primor, y sobre todo para el amor.

El tiempo corre que se las pela.

El tiempo corre que vuela.

El tiempo cura al enfermo que no el ungüento.

El tiempo cura las cosas y trae las rosas.

El tiempo cura las cosas.

El tiempo cura las heridas.

El tiempo cura todas las heridas.

El tiempo es el gran ungüento.

El tiempo es el mejor consejero.

El tiempo es oro, la salud tesoro.

El tiempo es oro.

El tiempo es padre de la verdad y a relucir la sacará.

El tiempo huye.

El tiempo lo borra todo.

El tiempo lo cura todo.

El tiempo lo dirá.

El tiempo no pasa en balde.

El tiempo no perdona a nadie.

El tiempo no se para.

El tiempo pasa para todos.

El tiempo pasa volando.

El tiempo que pasa uno riendo es tiempo que pasa con los dioses.

El tiempo que una vez se pierde nunca más vuelve.

El tiempo serena las cosas.

El tiempo todo cura, menos vejez y locura.

El tiempo todo lo alcanza, a la corta o a la larga.

El tiempo todo lo borra.

El tiempo todo lo cura y todo lo muda.

El tiempo todo lo cura.

El tiempo todo lo descubre.

El tiempo vuela.

El tiempo y la marea ni se paran ni esperan.

El tonel vacío mete más ruido.

El toro y el melón, como salen son.

El toro y el vergonzoso poco duran en el coso.

El toro, a las cinco, y el torero, a los veinticinco.

El torpe caminador, anda mal y acaba peor.

El trabajo del pensamiento se parece a la perforación de un pozo: el agua es turbia al principio, mas luego se clarifica.

El trabajo disciplina las pasiones.

El trabajo ennoblece a quien lo hace.

El trabajo es bendito; por eso ni se toca.

El trabajo es el encanto de la vida.

El trabajo es la mejor medicina.

El trabajo es sagrado.

El trabajo es salud.

El trabajo es sano.

El trabajo es tan feo que hasta pagan por hacerlo.

El trabajo mata al asno, pero no mata al amo.

El trabajo no mata a nadie.

El trabajo sin reposo, convierte a Juan en un soso.

El trabajo y la economía son la mejor lotería.

El traidor y el incapaz, siempre asechan por detrás.

El tramposo presto engaña al codicioso.

El traspié no se da contra la montaña sino contra la pequeña piedra del camino.

El trigo tardío no alcanza al temprano, ni en paja ni en grano.

El trigo y la mujer a la candela parecen bien.

El tronco de enero no lo pongas en el humero.

El trueno de marzo, trae invierno cuarenta días.

El ultimo en saberlo es siempre el interesado.

El último es el que se ríe bien.

El último mono es el que se ahoga.

El último que ríe, ríe mejor.

El último se lo lleva la chingada. [Mex.]

El uniforme no hace al mandarín.

El uno por el otro la casa sin barrer.

El vago trabaja doble.

El Valiente de Palabras es muy Ligero de Pies.

El valiente que huye, en tiempo otra vez pelea.

El valiente vive hasta que el cobarde quiere.

El veinte de enero San Sebastián el primero.

El vencido, vencido, y el vencedor, perdido.

El veneno como el perfume vienen siempre en frasco pequeño.

El venido es preferido, que el ausentado pronto es olvidado.

El verano en la montaña empieza en Santiago y se acaba en.

El vestido del criado desnuda al amo.

El vestido hace al hombre.

El viajero que sed siente, se agacha y besa la fuente.

El viejo desvergonzado, hace al niño mal educado.

El viejo muda el consejo, el mozo persevera.

El viejo pierde el diente, pero no la simiente.

El viejo pone la viña y el mozo la vendimia.

El viejo por no poder y el mozo por no saber, dejan las cosas perder.

El viejo que se cura, cien años dura.

El viejo y el horno por la boca se enciende.

El viento de san Matías dura cuarenta días.

El viento que anda en san Martín dura hasta el fin.

El viento que corra por san Juan todo el año correrá.

El viento que corre muda la veleta, mas no la torre.

El vientre lleno aunque sea de heno.

El vientre no tiene orejas.

El vino abre el camino.

El vino alegra el corazón de los hombres.

El vino alegra el corazón del hombre. [Salmo 104,15]

El vino alegra el ojo, limpia el diente y sana el vientre.

El vino de cepas viejas calienta hasta las orejas.

El vino desata las lenguas.

El vino en jarro cura el catarro.

El vino hace reír, hace dormir y los colores al rostro salir.

El vino para los reyes y el agua para los bueyes.

El vino peleón, tomarlo en jarro o en porrón.

El vino por el color, el pan por el olor y todo por el sabor.

El vino que es bueno no ha menester pregonero.

El vino y la mujer se burlan del saber.

El vino y la mujer, el juicio hace perder.

El vino, comido mejor que bebido.

El vino, de la verdad es amigo.

El vivo se embriaga; y el pendejo paga.

El vulgar ignorante, a todos reprende y habla más de lo que menos entiende.

El yerro del médico, la tierra lo tapa; el del letrado, el dinero lo sana; el del teólogo, el fuego lo apaga.

El zapato malo malo, más vale en el pie que no en la mano.

El zapato más bonito puede lastimar el pie.

El zumo de una mora con otra verde se quita..

Él, por vía de compadres, quiere hacerme a la hija madre.

Elegir es sufrir.

Embustes y cuentos, de uno nacen cientos.

Empezado el queso hay que comerlo.

Empezar como grande y acabar como chico, corrida de caballo y parada de borrico.

Empezar con buen pie.

Empezar mal y terminar bien, pocos ojos lo ven.

Emplearse en cualquier bobada, es mejor que no hacer nada.

En 13 y martes ni te cases ni te embarques.

En año bueno, el grano es heno; y en año malo, la paja es grano.

En año caro, harnero espeso y cedazo claro En años pares, a abrir costales, en años nones, pocos montones.

En abril aguas mil Si no al principio, al medio es al fin.

En abril aguas mil.

En abril cada gota vale por mil.

En abril corta un cardo y salen mil.

En abril la flor empieza a lucir.

En abril la helada, sigue la granizada.

En abril pone la perdiz.

En abril sale la espiga del cascabil.

En abril sale la espiga del cubil.

En abril setas y en mayo metas.

En abril setas, en mayo malluetas y en agosto moretas.

En abril y mayo haz harina para todo el año.

En abril y mayo, de sueño me cayo.

En abril yerbal mil

En abril, dos horas de siesta es dormir.

En abril, florece el jardín.

En abril, poda el ruin; el bueno, en marzo o febrero.

En acabándose la plata, el amor se desbarata.

En achaque de pagamento, menos cumplimientos y más cumplimiento.

En agosto a las siete, sombra en rostro.

En agosto el melón, por la mañana oro, por la tarde plata y por la noche mata.

En agosto frío en rostro.

En agosto llueve miel y mosto.

En agosto prepara el agua y el costo.

En agosto prepara la tinaja para el mosto.

En agosto relente y agua corriente.

En Agosto y en Enero, no tomes el sol sin sombrero.

En agosto, aunque sea poco, quien no goza de él es loco.

En agosto, beber y sudar, es en verano la sombra buscar.

En agosto, beber y sudar; es en verano la sombra buscar.

En agosto, frío en rostro.

En agosto, higos y mosto.

En agosto, prepara la tinaja para el mosto.

En agosto, se hincha la uva de mosto.

En aguas donde hay piraña, muy pendejo quien se baña.

En amores o en dinero, no existe amigo sincero.

En apagando el candil, guapas y feas van por el mismo carril.

En apurada situación, haz de tripas corazón.

En arca abierta el justo peca.

En arca abierta, el justo peca.

En arca abierta, hasta el justo peca.

En ausencia de la bella, sus encantos van con ella.

En ausencia del gato bailan los ratones.

En ausencia del gato se divierten los ratones.

En ayudando Dios, lo más malo se vuelve lo mejor.

En boca cerrada no entran moscas.

En boca de mentiroso, lo cierto se hace dudoso.

En boca del mentiroso lo cierto se hace dudoso.

En buen año o en malo, no dejes la harina en el salvado.

En buen tiempo no faltan pilotos.

En cabeza limpia, nunca piojos ha de haber.

En cabeza loca no dura toca.

En cada casa cuecen habas, y en la nuestra a calderas.

En cada corral un solo gallo y en cada casa un solo amo.

En cada corral un solo gallo, y en cada casa un solo amo.

En cada refrán tienes una verdad.

En cada sendero hay un atolladero.

En cada tierra, su uso (y en cada casa, su costumbre).

En cada tierra, su uso y en cada casa, su costumbre.

En caliente ni se siente En calma el mar no creas, por sereno que lo veas.

En camino largo, corto el paso.

En carnaval todo pasa, hasta los novios a las casas.

En casa de Amanda, ella es la que manda.

En casa de herrero cuchillo de palo.

En casa de la mujer rica, ella manda y ella grita.

En casa de la puta, el que la pilla la disfruta.

En casa de mi vecino, cuando no hay para pan, hay para vino.

En casa de moro no hables algarabía.

En casa de mujer ajena, no cenes en Nochebuena.

En casa de mujer rica, ella manda y ella grita.

En casa de tu enemigo, la mujer ten por amigo.

En casa del abad, comer y llevar.

En casa del ahorcado no se ha de nombrar la soga.

En casa del albañil, goteras mil.

En casa del ciego, el tuerto es el rey.

En casa del gaitero todos son danzantes.

En casa del herrero azadón de palo.

En casa del herrero, badil de palo.

En casa del herrero, cuchara de madera.

En casa del herrero, cuchillo de madero.

En casa del herrero, cuchillo de palo.

En casa del jabonero, el que no cae, resbala.

En casa del ladrón te roban hasta la respiración.

En casa del músico, todos saben cantar.

En casa del tañedor, cada cual es danzador.

En casa llena presto se guisa la cena.

En casa llena sienta bien la torta ajena.

En casa llena, presto se hace la cena.

En caso de duda, ten la lengua muda.

En chica cabeza caben grandes ideas.

En chica casa y en largo camino se conoce al buen amigo.

En cien años, todos calvos.

En claustros de locos, están los más pocos.

En cojera de perro y en lágrima de mujer no has de creer.

En cojera de perro y en llanto de mujer no hay que creer.

En cojera de perro y lágrimas de mujer, no hay que creer.

En cojera de perros y lágrimas de mujer no hay que creer.

En consejas, las paredes han orejas.

En corrillos de mucamas, se despelleja las damas.

En cosas de su provecho, hasta el más tonto es cuerdo.

En cualquier sitio se cuecen habas.

En cuestion de gustos, no hay nada escrito.

En cuestiones del amor no hay niveles ni color.

En diciembre cantan las niñas: Dios bendice la paz y prohíbe las riñas.

En diciembre hielo y nieve, si quieres un buen año el que viene.

En diciembre hielos y nieves, lebrillos de matanza y roscos de aguardiente.

En diciembre la tierra duerme.

En diciembre la tierra se duerme.

En diciembre sale el sol con tardura y poco dura.

En diciembre, del quince al veintidós, el nevar es una bendición.

En diciembre, diente con diente.

En diciembre, el pastor y el labriego descuidan las ovejas y atizan el fuego.

En diciembre, el que quiera comer pan, que siembre.

En diciembre, heladas y migas almorzadas.

En diciembre, hielos y nieves, lebrillos de matanza y rosca de aguardiente

En diciembre, leña y duerme.

En diciembre, no hay valiente que no tiemble.

En diciembre, se hielan las cañas y se asan las castañas.

En diciembre, siete galgos a una liebre, y ella vase por donde quiere.

En diciendo las verdades, se pierden las amistades.

En dimes y diretes, mal harás si te metes.

En dinero o en querer, mejor que mañana... ayer.

En dinero y en bondad, la mitad de la mitad.

En donde menos se espera, sale el conejo en carrera.

En el acto de varar, manda la maquina parar.

En el amor como en las armas la confianza pierde al hombre.

En el amor y la guerra todo hueco es trinchera.

En el andar y en el beber se conoce a la mujer.

En el arca abierta hasta el mas justo peca.

En el arca del avariento, el diablo yace dentro.

En el cargo está la carga.

En el centro está la virtud.

En el corro mucha fiesta y en el refectorio feria texta.

En el dalle y la mujer, acertar y no escoger. [dalle = guadaña]

En el juego y el licor, se reconoce al señor.

En el libro de la vida, lo aprendido no se olvida.

En el llano como quiere el amo, en la cuesta como quiere la bestias.

En el marido prudencia, en la mujer paciencia.

En el medio está la virtud.

En el mes de abril harás quesos mil, y en el de mayo tres o cuatro.

En el mes de abril toda el agua cabe en un barril. Pero si el barril está desfondado, todo el campo está anegado.

En el mes de enero el sol entra en cada reguero.

En el mes de san Juan al sol se cuece el pan.

En el mes de san Juan, al sol se cuece el pan.

En el modo de barrer se conoce si es limpia una mujer.

En el modo de escupir se conoce el que es baboso.

En el modo de partir el pan se conoce al que es tragón.

En el país de los ciegos el tuerto es el rey.

En el país de los ciegos, el tuerto es el rey.

En el pecado lleva la penitencia.

En el pecado se lleva la penitencia.

En el peligro se conoce al amigo.

En el peor aprieto, el mejor aliento.

En el río que no hay peces, por demás es echar redes.

En el sol de invierno, cojera de perro y lágrimas de mujer, no hay que creer.

En el término medio está la virtud.

En el último parche es cuando se cambia la cámara.

En el verano, unos tiran la paja y otros recogen el grano.

En el vino está la verdad.

En enero bufanda, capa y sombrero.

En enero busca la perdiz su compañero.

En enero con capa y sombrero.

En enero de día al sol y de tarde al brasero.

En enero el agua se hiela en el puchero, y la vieja en el lecho.

En enero el besugo es caballero y el chicharro compañero.

En enero enciende la abuela el brasero.

En enero entra el sol en el cuartero.

En enero frío o templado, pásalo arropado.

En enero hace la labor el caballero, y si es antes, con guantes.

En enero le sudan las narices al perro.

En enero los ajos, ni nacidos ni por sembrar.

En enero madruga ya el ajero. Y a últimos mejor es que a primeros.

En enero mueve la tierra el jardinero.

En enero ni paja en el pajar, ni grano en el granero.

En enero nieblas, en mayo nieblas ciertas.

En enero no hay galgo lebrero, ni buen carretero.

En enero no te separes del brasero.

En enero se hiela el agua en el puchero.

En enero se siembra el ajo y se saca el puerro.

En enero vale más la cabeza de un palmito que la de un cordero.

En enero y febrero, quien coja una vieja es un caballero.

En enero, bufanda, capa y sombrero.

En enero, cada oveja con su cordero.

En enero, cásate compañero, y da la vuelta al gallinero.

En enero, con capa y sombrero.

En enero, ni galgo lebrero ni halcón perdiguero.

En enero, no te separes del brasero.

En esta vida cada uno tiene lo que se merece.

En esta vida caduca, el que no trabaja, no manduca.

En esta vida insensata, ni al rico le sobra plata.

En esta vida tan loca, uno es el que baila y otro es el que toca.

En este mundo al revés, no hay amor sin interés.

En este mundo estupendo, todo es dando y recibiendo.

En este mundo jodido el hijo regaña al padre y la mujer al marido.

En este mundo traidor nada es verdad ni es mentira todo es según el color del cristal con que se mira.

En este mundo traidor,

En este mundo traidor, al mejor tratan peor.

En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira; todo es según el color del cristal con que se mira.

En este pícaro mundo, a quien habla claro todo le sale turbio.

En febrero busca la sombra el perro, en marzo el perro y el amo.

En febrero busca la sombra el perro, pero a últimos, no a primeros.

En febrero busca la sombra el perro.

En febrero busca obrero. Comerá, pero labor te hará.

En febrero la luna llena, de nieve llena.

En febrero loco, ningún día se parece a otro.

En febrero sale el lagarto del agujero.

En febrero sale la lagartija del agujero.

En febrero un día al sol y otro al brasero.

En febrero, busca la sombra el perro.

En febrero, el loco, ningún día se parece a otro.

En febrero, un día al sol y otro al brasero.

En febrero, un día malo y otro bueno.

En febrero, un rato al sol y otro al brasero.

En febrero, un rato al sol y otro al humero.

En febrero, ya tiene flor el almendro.

En francés: Ne me quittez pas, mais laisse-moi tranquille.

En gran aprieto, espera más del vecino que del nieto.

En guerra avisada no muere gente.

En gustos no hay nada escrito.

En gustos se rompen géneros.

En habiendo de por medio belleza, es raro el que no tropieza.

En habiendo vino, aceite y manteca de cerdo, media botica tenemos.

En hablando del rey de Roma, luego (se) asoma.

En hablando del rey de Roma, luego asoma.

En hablando del rey de Roma, por la puerta asoma.

En hombre nuevo no hay trampa vieja.

En inglés: Women you can't live with them; and you can't live without them.

En invierno el sol sale con tardura y poco dura.

En invierno y en verano ganaderos y hortelanos.

En invierno y en verano, ganadero y hortelano.

En julio a espigar y en agosto a rematar.

En julio beber y sudar, y el fresco en balde buscar.

En julio mi trigo, y en agosto el de mi amigo.

En julio, ¿dónde anda el mozo? En la acequia o en el pozo.

En julio, agua viene y toalla va, y el verano o invierno ya pasará.

En julio, de la uva empieza el zumo.

En julio, el sol da mucho calor, y si no lo diere, guárdate debes.

En Julio, hoz al puño, y en agosto, al rostro.

En Julio, mi trigo, y en agosto, el de mi amigo.

En julio, ver y sudar y el fresco en balde buscar.

En junio el día veintiuno, es largo como ninguno.

En junio hay días para casar, enviudar y volver a casar.

En junio la hoz en el puño.

En junio si pica el sol, ni mujer ni caracol.

En la abundancia bueno es, guardar para la escasez.

En la adversidad se conocen los amigos.

En la adversidad se prueban los amigos.

En la aldea, no hay melón malo ni mujer fea.

En la amistad no se mira la obra sino la voluntad.

En la batalla se conoce al soldado; pero en la Victoria se conoce al caballero.

En la boca del discreto, lo público es secreto.

En la boca del embustero lo cierto se hace dudoso.

En la boca del mentiroso, lo cierto se hace más que dudoso.

En la boda, quien menos come es la novia.

En la cárcel y en la cama se conoce a los amigos.

En la cárcel y en la cama, verás bien quien te ama.

En la casa del ahorcado, nombrar la soga es pecado.

En la casa del cura, siempre reina la ventura.

En la casa del músico, hasta los gatos maúllan por nota.

En la casa donde no hay gobierno, a pellizcos se va un pan tierno.

En la casa donde no hay pan, pocas cosas se dan.

En la casa que hay un viejo, no faltará consejo.

En la casa que no hay de comer, todos lloran y saben porqué.

En la confianza está el peligro.

En la cuesta de enero, sin dinero me quedo.

En la curtiembre todos los bueyes son vacas.

En la duda, ten la lengua muda.

En la fiesta del patrón, repiques, cohetes, música y sermón.

En la forma de coger la sartén se conoce al cocinero.

En la guerra y el amor el que vence tiene razón.

En la guerra y en el amor, el que vence tiene razón.

En la guerra, como en la guerra.

En la hacienda o el hogar, mejor atajar que arrear.

En la iglesia el primero que roba es el sacristán.

En la iglesia la oración, y en la cama la función.

En la iglesia manda Dios y en el campo los pastores.

En La juventud aprendemos en la vejez entendemos.

En la menguante de enero, corta tu madero.

En la mesa y en el juego se conoce al caballero.

En la moneda que pagues, te han de pagar.

En la mucha necesidad dice el amigo la verdad.

En la mucha necesidad, dice el amigo la verdad.

En la necesidad se conoce la amistad.

En la noche de San Juan, no quedan en casa ni los perros.

En la noche y sobre el muro, todo gato se ve oscuro.

En la playa un mes y en el campo tres.

En la puerta del horno se quema el pan.

En la siesta y en el juego se conoce al caballero.

En la tardanza está el peligro.

< operone >