< Spanische Sprichwörter >

Dinero que volando vino, se va por igual camino.

Dinero, ¿a dónde vas? A donde hay más.

Dineros de avaro dos veces van al mercado.

Dineros de sacristán, vienen cantando y cantando se van.

Dineros son calidad.

Dineros y amores, diablos y locuras, mal se disimulan.

Dineros y no consejos.

Dineros y pecados, cada cual los tiene callados.

Dinge, die sich bessern, sind gut.

Dios aprieta pero no ahoga.

Dios ayuda a los que se ayudan.

Dios carga a quien tiene buenas espaldas.

Dios castiga sin palo ni piedra.

Dios castiga sin piedra ni palo.

Dios castiga sin vara y sin fuete.

Dios castiga y sin palo.

Dios da el frío conforme la ropa.

Dios da nueces al que no tiene muelas y muelas al que no tiene nueces.

Dios da pan a quien no tiene dientes.

Dios da y Dios quita según su sabiduría infinita. [Job, 1,21]

Dios dice ayúdate que yo te ayudaré.

Dios es bueno, y el diablo no es malo.

Dios es que sana y el médico lleva la plata.

Dios escribe derecho con renglones torcidos.

Dios escribe derecho en trazos torcidos.

Dios hace salir el sol para buenos y malos.

Dios le da legañas al que no tiene pestañas.

Dios le da mocos a quien no tiene pañuelo.

Dios le da pañuelos al que no tiene mocos.

Dios le da pan al que no tiene dientes.

Dios los cría y ellos se juntan.

Dios me guarde de mis amigos que de mis enemigos ya me cuido yo.

Dios me libre de las buenas personas, que de las malas me libro yo.

Dios me libre de mis amigos, que de mis enemigos ya me libro yo.

Dios me proteja de mis amigos, que de mis enemigos me protegeré yo.

Dios me proteja de mis amigos, que de mis enemigos me protejo yo.

Dios no paga al contado, pero todo lo que debe queda pagado.

Dios no se queda con nada de nadie.

Dios nos libre de las heladas de mayo.

Dios nos libre de todo mal.

Dios que da el mal, da su remedio cabal.

Dios que da la llaga, da la medicina.

Dios que da la llaga, dé la medicina.

Dios retarda su justicia, pero no la olvida.

Dios sabe lo que hace.

Dios se lo pague en trigo en agosto.

Dios sufre a los malos, mas no para siempre.

Dios tarda pero no olvida.

Dios te libre del día de las alabanzas.

Dios y qué buen vasallo

Dios, qué buen vasallo si hubiese buen señor!

Dios, si da nieve, también da lana.

Dirán si eres limpio o guarro, las costeras de tu carro.

Discípulo con cuidado, y el maestro bien pagado.

Discreción es saber disimular lo que no se puede remediar.

Disfruta, come y bebe que la vida es breve.

Divide y vencerás Doce gallinas y un gallo comen tanto como un caballo.

Divide y vencerás.

Do más fondo el río hace menos ruido.

Dolor de cabeza quiere yantar, dolor de cuerpo quiere cagar.

Dolor de mujer muerta dura hasta la puerta.

Dominarse a sí mismo vale más que ganar batallas.

Domingo de Ramos, el que no estrena no tiene manos.

Domingo sucio, semana puerca.

Domingo, domingo, día de pingo.

Don sin Din, gilipollas en latín.

Donde abunda la tonina, no hay tiburón.

Donde acaba el novio, empieza el marido.

Donde acaba la pereza, la prosperidad empieza.

Donde bien te quieren irás pocas veces; donde mal, nunca irás.

Donde buena olla se quiebra, buena cobertera queda.

Donde castañas se asaron, cenizas quedaron.

Donde comen dos comen tres.

Donde comen dos, comen tres.

Donde dije digo, digo Diego.

Donde el necio se arruinó, el cuerdo prosperó.

Donde el oro habla, la lengua calla.

Donde el oro hable, la lengua calla.

Donde entra el beber, sale el saber.

Donde entra el mucho vino, sale el tino.

Donde entra tajada no entra rebanada.

Donde fuego se hace, humo sale.

Donde fueres, haz lo que vieres.

Donde fuerza hay, derecho se pierde.

Donde fuerza viene, el derecho se pierde.

Donde fuerzas no bastan, baste la maña.

Donde hablen, habla; donde ladren, ladra.

Donde hay ajos, vino habrá.

Donde hay amor hay dolor.

Donde hay amor, hay dolor.

Donde hay capitán, no gobierna marinero.

Donde hay cariño, allí va el niño.

Donde hay chorizos colgando, no faltan gatos husmeando.

Donde hay confianza da asco.

Donde hay dolencia, haya paciencia.

Donde hay gana, hay maña.

Donde hay hambre no hay pan duro.

Donde hay hambre, las tripas cantan.

Donde hay juncos, agua hay junto.

Donde hay más doctores, hay más dolores.

Donde hay más riesgo, hay más provecho.

Donde hay matrimonio sin amor, habrá amor sin matrimonio.

Donde hay números, callan barbas.

Donde hay patrón, no manda marinero.

Donde hay querer todo se hace bien.

Donde hay saca y nunca pon, presto se acaba el bolsón.

Donde hay yeguas, potros nacen.

Donde hubo fuego cenizas quedan.

Donde hubo fuego quedan brasas.

Donde hubo fuego quedan rescoldos.

Donde hubo panes, quedan migajas.

Donde la fuerza oprime, la ley se quiebra.

Donde la malicia sobra, falta el entendimiento.

Donde la puerta te abren, honra te hacen.

Donde las dan las toman, y callar es bueno.

Donde las dan las toman.

Donde las leyes flaquean, los pillos se pavonean.

Donde le pica.» (Canción popular)'

Donde manda capitán no manda marinero.

Donde manda capitán, no gobierna marinero.

Donde manda patrón, no manda marinero.

Donde más hondo el río, hace menos ruido.

Donde menos se espera salta la liebre.

Donde menos se piensa salta la liebre.

Donde menos se piensa, salta la liebre.

Donde mujer no hay, el diablo la trae.

Donde no está su dueño, ahí está su duelo.

Donde no hay amor, pon amor y sacarás amor.

Donde no hay demandante, no hay juez.

Donde no hay ganancia, cerca está la pérdida.

Donde no hay harina, todo es mohína.

Donde no hay honor, no cabe ofensa.

Donde no hay honor, no hay dolor.

Donde no hay regla, la necesidad inventa.

Donde no hay riesgo, no se gana mérito.

Donde no hay vergüenza no hay virtud.

Donde no hay, los ladrones no roban.

Donde no hay, no hay.

Donde no valen cuñas, aprovechan uñas.

Donde otro mete el pico, mete tú el hocico.

Donde pone el ojo, pone la bala.

Donde quiera que fueres, haz lo que vieres.

Donde reina la mujer, el diablo es primer ministro.

Donde ruge el tigre no rebuzna burro.

Donde se ha visto que los patos le tiren a las escopetas.

Donde tengas la olla no metas la polla.

Dónde tiene mi niño lo feo, que no lo veo?

Donde todo el mundo opina, no hay orden ni disciplina.

Donde todos mandan, nadie obedece.

Donde todos salen llorando, no puedo yo ir cantando.

Donde una puerta se cierra, otra se abre.

Donde va la soga va el caldero.

Dónde va Vicente? Donde va la gente.

Dónde va Vicente?, donde va la gente.

Donde vayas, de los tuyos hallas.

Donde veas a todos cojear, debes a lo menos renquear.

Donde veas a todos cojear, debes, a lo menos, renquear.

Dondequiera que fueres, haz como vieres.

Dormiréis con ello y tomaréis acuerdo.

Dos andares tiene el dinero, viene despacio y se va ligero.

Dos aves de rapiña no mantienen compañía.

Dos buenos callos me han nacido, el uno en la boca, el otro en el oído.

Dos cabezas piensan mejor que una.

Dos cojos nunca se miran con buenos ojos; y dos vizcos, con más motivo.

Dos en pelea, el tercero se alegra.

Dos gorriones en una espiga hacen mala miga.

Dos hambrientos a un pan, mal trato le dan.

Dos no discuten si uno no quiere.

Dos no riñen si uno no quiere.

Dos no se pelean si uno no quiere.

Dos por el conejo pelean, y llega el tercero y se lo lleva.

Dos que duermen en el mismo colchón, son de la misma opinión.

Dos son compañía, tres son multitud.

Dos tetas tienen mas fuerza que una yunta de bueyes.

Dos tocas en un hogar mal se puede concertar.

Duelen llagas, mas no tanto untadas.

Duerme con el pensamiento de la muerte y levántate con el pensamiento de que la vida es corta.

Dulce es la entrada, mas amarga la estada.

Dulce es la venganza.

Durar menos que un caramelo a la puerta de una escuela.

Echa cuentas, y te saldrán rosarios..

Échale guindas al pavo.

Echar a uno la pulga detrás de la oreja.

Echar confites a un cochino, es desatino.

Echar en saco roto.

Echar margaritas a los cerdos.

Echar margaritas a los puercos.

Echar pelillos a la mar para nunca desquitar.

Echar por el atajo no siempre ahorra trabajo.

Echar por la calle de en medio.

Echar sapos y culebras por la boca.

Echar sopas y sorber, no puede todo ser.

Echar sopas y sorber, todo no puede ser.

Echarle ayudas a un muerto.

Echarse una cana al aire.

Echate a enfermar y verás quien te quiere bien o quien te quiere mal..

Échate a enfermar, verás quién te quiere bien y quién te quiere mal.

Échate al cuello un cencerro y te seguirá todo el pueblo.

Ejercitando se aprende.

El (hombre) que avisa no es traidor.

El (hombre) que avisa, no es traidor.

El año bueno, el grano es heno; el año malo, la paja es grano.

El año nuevo nos viene anunciando cuando diciembre se va tiritando.

El año que es de leche, hasta los machos la dan.

El abad, de lo que canta, yanta.

El abad, donde canta, ende yanta.

El abismo atrae al abismo.

El aceite de oliva todo mal quita.

El aceite es: armero, relojero y curandero.

El aceite todo lo suaviza.

El agosto es poco y el que no lo gana es loco.

El agradecimiento trae segundo merecimiento.

El agua agostera destroza la era, pero apaña la rastrojera.

El agua blanca, y la piedra dura, gota a gota hace cavadura.

El agua clara y corriente, no contamina a la gente.

El agua cría ranas.

El agua de agostera destroza la era, pero apaña la rastrojera.

El agua de san Marcelino, es buena para el pan y buena para el vino.

El agua es blanda, la piedra dura; pero gota a gota hace cavadura.

El agua es para los bueyes, el vino para los hombres.

El agua ni embeoda ni endeoda (= endeuda).

El agua ni envejece ni empobrece.

El agua para el pollino, para el hombre el vino.

El agua para un susto y el vino para un gusto.

El agua que corre nunca se corrompe.

El agua, vaya por el río.

El agujero llama al ladrón.

El ahorro es la mejor renta.

El aire de Madrid es tan sutil que mata a un buey y no apaga un candil.

El ajo fino, por san Martino.

El alma cruelmente herida, perdona pero no olvida.

El amante, en lo que ama, imperfecciones no halla.

El amigo verdadero ni contra tu honra ni contra tu dinero.

El amo imprudente hace al mozo negligente.

El amo va a los toros, vámonos todos.

El amor bate en piedra dura hasta que la horada.

El amor bate en piedra dura hasta que la perfora.

El amor con amor se paga.

El amor de asnos hace sabios, y de sabios hace asnos.

El Amor de los gatos, a voces y por los tejados.

El amor entra con cantos y sale con llantos.

El amor entra por el estómago. [proverbio alemán]

El amor es caprichoso.

El amor es ciego.

El Amor es el vino que más pronto se avinagra.

El amor es estupendo, pero dando y recibiendo.

El amor es eterno, mientras dura.

El Amor es loco, pero a muchos vuelvo tontos.

El Amor es una ratonera; entra el ratón, cuando quiere, pero no saldrá cuando quiera.

El Amor hace iguales a los que no lo son.

El Amor la tos y el fuego no pueden estar encubiertos.

El amor lo perdona todo.

El amor lo puede todo.

El amor lo vence todo.

El Amor muere de mal ausencia.

El amor no dura.

El amor no es eterno.

El Amor no quiere consejo.

El amor no se compra con dinero.

El amor no tiene edad.

El Amor nunca hizo ningún cobarde.

El Amor poco, nunca es loco; pero si mucho es, con todo obstáculo da al través.

El Amor presencia quiere, y sin ella, pronto muere.

El amor puro es mejor con algo de puro amor.

El amor que se lleva el viento, que te sirva de escarmiento.

El amor se acaba luego, nunca la necesidad. [J. Rojas Zorrilla]

El Amor tira más que una yunta de bueyes.

El Amor todo lo iguala.

El amor todo lo puede.

El Amor todo lo vence.

El amor vence todo.

El Amor vive en presencia y muere en ausencia.

El Amor y el buñuelo han de comerse en caliente.

El amor y el interés se fueron al campo un día y más pudo el interés que el amor que te tenía.

El Amor y el reinar, nunca admiten compañía.

El Amor y el reloj locos son.

El Amor y el vino sacan al hombre de tino.

El amor y la fe, en las obras se han de ver.

El Amor y la fe, en las obras se ve.

El amor y la fe, en las obras se ven.

El amor y la guadaña quieren fuerza y quieren maña.

El Amor y la luna se parecen: menguan cuando no crecen.

El amor y la tos no pueden ocultarse.

El amor y los celos, hermanos gemelos.

El amor, el dinero y las penas no se pueden ocultar. [Proverbio alemán]

El apetito viene comiendo.

El aprendizaje cuesta caro, y siempre se paga.

El aragonés fino después de comer tiene frío.

El árbol con fronda amiga, buena sombra nos prodiga.

El árbol que no da frutos, da leña.

El arco quiebra si mucho se estira la cuerda.

El arroz, el pez y el pepino nacen en agua y mueren en vino.

El asesor financiero, no es quien arriesga el dinero.

El asno cargado de oro tiene el rebuzno más sonoro.

El asno enamorado, muéstralo a coces y a bocados.

El asno no quiere espuela, sino vara con aguijón que le duela.

El asno sólo en la muerte halla descanso.

El asunto de la jodienda no tiene enmienda.

El ataque es la mejor defensa.

El avariento, donde tiene el tesoro tiene el entendimiento.

El avaro es como el cerdo, esta bueno muerto.

El avaro, cuanto más tiene, está más menguado.

El ave de rama en rama, y el numérito a la cama.

El barbecho de enero hace a su amo caballero.

El barbecho de enero, hace a su amo caballero Y él antes, caballero con guantes.

El barbecho, después de san Millán y antes de san Crispín, has de sembrar. Pero, si no acompaña su tempero, ruega que san Andrés ponga remedio.

El barco de las promesas ya zarpó.

El barril vacío hace gran ruido.

El beber es el placer, y el pagar es el pesar.

El Beso lo inventó Dios y el diablo lo que viene en pos.

El bien anda y el mal vuela.

El bien buscarlo y el mal esperando.

El bien mal adquirido no fructifica.

El bien no es conocido hasta que es perdido. (Don Quijote, p. 2, Cap. LIV)

El bien no es conocido hasta que es perdido. [Don Quijote, p. 2, Cap. LIV]

El bien o el mal a la cara sal.

El Bien que se venga a pesar de Menga, y si se viene el mal, sea para la manceba del abad.

El bien viene andando y el mal volando.

El bien viene andando, pero el mal volando.

El bizcocho de monja, fanega de trigo.

El bobo José Mamerto, tras de jetón, boquiabierto.

El bobo si es callado, por sesudo es reputado.

El bobo todo lo sabe hacer cuando no es menester.

El bobo, si es callado, por sesudo es reputado.

El borracho valiente se pasa del vino al aguardiente.

El bosque tiene oídos y él lo escucha todo.

El brasero, llega mejor a los primeros.

El brazo a trabajar, la cabeza a gobernar.

El buen barbecho, para marzo que esté hecho.

El buen bebedor bien sabe. Cuanta cerveza le cabe.

El buen caballo de ladridos no hace caso.

El buen calamar en todos los mares sabe nadar.

El buen cirujano. opera temprano.

El buen gallo en todo gallinero canta.

El buen gallo, en todo gallinero canta.

El buen garbanzo y el buen ladrón de Fuentesauco son.

El buen labrador en el camino, no en el casino.

El buen libro de las penas es alivio.

El buen madero, para mayo lo quiero.

El buen mosto sale al rostro.

El buen paño dentro del arca se vende.

El buen paño en el arca se vende.

El buen paño, en el arca se vende.

El buen pan se hace con trigo, y con franqueza el amigo.

El buen saber es callar, hasta ser tiempo de hablar.

El buen tiempo hay que meterlo en casa.

El buen traje encubre el mal linaje.

El buen vecino, arregla el camino.

El buen vestido y el buen semblante son poderosos recomendantes.

El buen vino en cristal fino; el peleón en el jarro o en el porrón.

El buen vino en vaso chico.

El buen vino no ha menester pregonero.

El buen vino para el catador fino.

El buen vino resucita al peregrino.

El buey conoce a su dueño y el burro el pesebre de su señor.

El buey harto no es comedor.

El buey huertero se caga en la entrada o se caga a la salida.

El buey lerdo bebe el agua turbia.

El buey no es de donde nace, sino de donde pace.

El buey pace donde yace.

El buey para arar, el pájaro para volar, el pez para nadar y el hombre para trabajar.

El buey ruin pereceando se descuerna.

El buey solo bien se lame.

El buey suelto bien se lame.

El buey tira del arado, mas no de su agrado.

El buey viejo da mayor patada en el suelo.

El buey, arando en la loma, trabaja pa' que otro coma.

El burro adelante y la carga atrás.

El burro bueno, aunque sea la quijada encaja.

El burro cayendo y el amo perdiendo los dos se van entendiendo.

El burro cuando está alegre, rebuzna y pee.

El burro de San Vicente carga la carga y no la siente.

El burro delante para que no se espante.

El burro es de donde pace y no de donde nace.

El burro hablando de orejas.

El caballero disfruta y calla.

El caballero y la dama, también lo son en la cama.

El caballo conoce por la brida al que lo guía.

El caballo grande, ande o no ande.

El caballo la pistola y la mujer nunca se prestan.

El caballo malo hay que venderlo lejos.

El Caballo que mucho anda, nunca falta quien le bata.

El caballo y la mujer a ninguno has de ceder.

El caballo y la mujer a ninguno has de ofrecer.

El caballo y la mujer al ojo se han de tener.

El caballo y la mujer no se han de ceder.

El caballo y la mujer, al ojo se han de tener.

El calor de marzo, temprano es para el campo.

El camarón que se duerme se lo lleva la corriente.

El camino del infierno está empedrado de buenas intenciones.

El camino mejor, el recto.

El camino trillado es el más seguro.

El can en agosto, a su amo, vuelve el rostro.

El canal del Manzanares pocos barcos saca a mares.

El capitán verdadero embarca el primero y desembarca el postrero.

El caracol, por quitarse de enojos, por los cuernos dio los ojos.

El cardo ha de picar, luego nace con espinas.

El cariño todo lo puede.

El casado casa quiere.

El casado descontento siempre vive con tormento.

El Casado por amor vive vida con dolor.

El casado quiere casa, y costal para la plaza.

El casamiento y el melón pura aventura son.

El casamiento y la mortaja del cielo bajan.

El castigo de uno advierte a muchos.

El cebo es el que engaña, que no el pescador ni la caña.

El cebo es el que engaña, que no la caña.

El cebo oculta el anzuelo.

El celoso no puede ser jocoso.

El cerdo no sueña con rosas, sino con bellotas.

El cerdo siempre busca el fango.

El chisme agrada, pero el chismoso enfada.

El chisme que gira, no siempre es mentira.

El chocolate excelente, para poderse beber, tres cosas ha menester: espeso, dulce y caliente.

El chocolate, muy movido y poco hervido.

El chofer que no es perito, no maneja sino el pito.

El ciego que ha tropezado le echa la culpa al empedrado.

El ciego y el ignorante, tienen el mismo talante.

El clérigo y el fraile al que han de menester, llamanlo compadre.

El cobarde, de su sombra ha miedo.

El coche y la mujer no se prestan.

El codicioso lo mucho tiene por poco.

El comal le dijo a la olla...

El comer no admite espera, el pagar, la que se quiera.

El comer y el cagar, con reposo se han de tomar.

El comer y el rascar no quieren más que empezar.

El comer, como el rascar, todo es empezar.

El conejo ido, el consejo venido.

El conejo y el ruin, donde nace quiere morir.

El consejo de la mujer es poco, y el que no lo toma es loco.

El consejo del viejo frailuco, hay que ser cuco.

El consejo no es bien recibido donde no es pedido.

El consejo sin remedio, ¿para qué lo quiero?

El corazón del codicioso nunca tiene reposo.

El corazón en paz ve una fiesta en todas las aldeas.

El corazón es un niño: espera lo que desea.

El corazón no envejece es el cuero el que se arruga.

El corazón no es traidor.

El corazón no habla, mas adivina aunque calla.

El corcovado no ve su corcova, sino la ajena.

El corcovado no ve su corcova, y ve la de su compañero.

El cordonazo de san Francisco por tierra y notar se ha de notar.

El creído majadero, pierde más que el consejero.

El cuando y el pero es la herencia de los tontos.

El cuchillo no conoce a su dueño.

El cuchillo que no corta, si se pierde poco importa.

El cuco que no canta en abril, o está malo, o se quiere morir.

El cuervo no puede ser más negro que las alas.

El culo caliente y la bolsa fría.

El cura y el nogal, lejos del corral.

El cura y el que cura, no tienen hora segura.

El Daño hecho no tiene remedio.

El danzante tiene cuatro chiquitillos y todos son danzantillos.

El dar es honor, y el pedir dolor.

El dar es honor; el pedir, dolor.

El Dar limosna nunca mengua la bolsa.

El dar va con el tomar.

El Dar y el tener, seso ha menester.

El deber y no pagar es tan antiguo como el mear.

El demonio los trae y Dios se los lleva.

El demonio no duerme.

El demonio nunca duerme.

El demonio son los hombres,

El desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento.

El desdén, con el desdén (se paga).

El deseo hace hermoso lo feo.

El deseo vence al miedo.

El desgraciado, va a por agua al río, y encuentra el cauce vacío.

El deudor del usurero está con el dogal al cuello.

El deudor no muere, que la deuda en pie se queda.

El día de San Bernabé dijo el sol: aquí estaré.

El día de San Brando, no tiene cuando.

El día de San Matías, entra el sol por la umbría.

El día de Santo Tomás, ni creció ni menguó, hasta que el niño nació.

El día dos de febrero, cayó la rata en el puchero.

El día en que la mierda tenga algún valor, los pobres nacerán sin culo.

El día que arda la enramada, se verá la llamarada.

El día que cae el Quemado, cae todo el apostolado.

El día que no escobé, vino quien no pensé.

El día que no me afeité, vino a mi casa quien no pensé.

El diablo a otro alcanza.

El diablo da trabajo a las manos ociosas.

El diablo es gran amigo del hombre rico.

El diablo harto de carne, se metió fraile.

El diablo nunca duerme

El diablo sólo tienta a aquel con quien ya cuenta.

El diablo, cuando no tiene nada que hacer, con el rabo mata moscas.

El diablo, harto de carne, se metió a fraile.

El diablo, harto de carne, se metió fraile predicador.

El dinero abre todas las puertas.

El dinero al ignorante, lo hace necio y petulante.

El dinero bien huele, salga de donde saliere.

El dinero como el chisme, se hicieron para contarlo.

El dinero corrompe el carácter.

El dinero del mezquino anda dos veces el camino.

El dinero del pobre dos veces se gasta.

El dinero diario, es necesario El dinero hace al hombre entero.

El dinero es buen servidor, pero como amo, no lo hay peor.

El dinero es causa de todos los males.

El dinero es tan mal amo como buen criado.

El dinero es un buen servidor, pero como amo, no lo hay peor.

El dinero es voladero.

El dinero hace al hombre entero.

El dinero hace hombre.

El dinero hace lo malo bueno.

El dinero hace milagros.

El dinero le dijo a la muerte: ¡detente! y la muerte le dijo al dinero: ¡no quiero!

El dinero llama al dinero.

El dinero lo puede todo en la vida.

El dinero manda.

El dinero no da la felicidad, pero ayuda a superar el complejo de no tenerlo.

El dinero no da la felicidad, pero ayuda a superar el complejo de su ausencia.

El dinero no da la felicidad, pero ayuda.

El dinero no da la felicidad, pero da un gran consuelo.

El dinero no da la felicidad, pero soluciona muchos problemas.

El dinero no da la felicidad; pero como calma los nervios.

El dinero no es Dios; pero hace milagros.

El dinero no es medicina; pero quita muchos dolores de cabeza.

El dinero no hace la felicidad (pero da un gran consuelo).

El dinero no lo es todo, según dicen los que lo tienen.

El dinero no lo es todo.

El dinero no tiene olor.

El dinero tiene más de un gozar, saberlo ganar y saberlo gastar.

El dinero y el amor son dos cosas que no se pueden ocultar.

El dinero y los pendejos, siempre acaban separados.

El dolor físico....solo el que lo siente El dueño de la vaca es el dueño del ternero.

El duro del casado vale dos cincuenta.

El ejemplo es el idioma más persuasivo.

El ejercicio hace maestro al novicio.

El ejercicio hace maestro.

El empezar es el comienzo del acabar.

El enano ve gigantes por todas partes.

El encanto de las cosas es que siendo tan hermosas no conocen que lo son.

El encubridor hace al ladrón.

El enemigo de mi enemigo es mi amigo.

El enemigo no se duerme.

El enemigo no vale por testigo.

El envidioso es de tal ser, que no se le indigesta lo que come, sino lo que ve comer.

El envidioso nunca es dichoso.

El errar es maestro del acertar.

El escarmentado huye del vado.

El espantajo sólo dos días engaña a los pájaros; a los tres, se cagan en él.

El espejo no hace bonito lo feo.

El espejo no sabe mentir; lo que le dijeron ha de decir.

El espino en flor, el milano clueco. Vaya tiempo para sembrar maíz.

El espíritu es fuerte, pero la carne es flaca.

El espíritu es fuerte; pero la carne es débil.

El espíritu sopla donde le viene en gana.

El esposo de María hace la noche igual al día.

El estiércol no es santo, pero donde cae hace milagros.

El estreñido muere de cursos.

El estudio y la experiencia, son los padres de la ciencia.

El éxito consiste en obtener lo que se desea, la felicidad en disfrutar lo que se tiene.

El éxito o el fracaso, los forja uno paso a paso.

El éxito sin honor es un fracaso.

El fatuo y el ignorante, se denuncian al instante.

El fin corona la obra.

El fin de una desgracia suele ser el principio de otra mayor.

El fin justifica los medios.

El flaco cuando no es hambre, es resistente como un alambre.

El flojo y el mendigo, caminan dos veces el mismo camino.

El follo del santo, no hiede tanto.

El fracasado promete, el triunfador se compromete.

El fraile que pide pan, carne toma si se la dan.

El fruto prohibido es el más dulce / el fruto prohibido es el más deseado.

El fuego y el amor no dicen vete a tu labor.

El funcionario más ducho, mejor maneja el serrucho.

El gallo bueno canta igual en su corral que en el ajeno.

El gallo desde que es chico, busca el grano con el pico.

El gallo donde canta come.

El gallo que ya no canta, está mal de la garganta.

El ganar es ventura y el conservar, cordura.

El gandul es un cadáver con apetito.

El garbanzo para San Marcos, ni nacido ni en el saco.

El gato escaldado del agua fría corre.

El gato escaldado del agua fría huye.

El gato escaldado, del agua fría huye.

El gato gruñón, no caza ratón.

El gato maullador nunca buen cazador.

El gato y el ratón nunca son de la misma opinión.

El golpe de la sartén, aunque no duela, tizna.

El golpe de la sartén, siempre tizna y no hace bien.

El gorrino y la mujer, acertar y no escoger.

El gorrón tiene que ser sufrido.

El gozo comunicado crece.

El gozo en el pozo.

El guayabo más le asienta, a aquel que paga la cuenta.

El gusto dañado, muchas veces juzga lo dulce por agrio.

El gusto de la alabanza a todos alcanza.

El gusto de la alabanza a todos nos alcanza.

El gusto de la alabanza, a todos alcanza.

El hábito hace al monje.

El hábito no hace al fraile.

El hábito no hace al monje, pero ayuda a reconocerlo.

El hábito no hace al monje.

El hablar bien, poco cuesta.

El hablar del Escorial, es muy largo de contar.

El hacer bien a un bellaco es guardar agua en un saco.

El hacer bien a villanos es echar agua en el mar.

El hambre aguza el ingenio.

El hambre arroja al lobo al bosque.

El hambre despierta el ingenio.

El hambre echa al lobo al monte.

El hambre es mala consejera.

El hambre es tan maestra que hasta a los animales adiestra.

El hambre no espera.

El hambre y la suerte esquiva, son fuentes de la inventiva.

El hambriento sueña con pan.

El hambriento, por sorber algo, sorbe el viento.

El haragán es hermano del mendigo.

El harto no se acuerda del "farto".

El harto no se acuerda del ayuno.

El heno corto o largo, por junio ha de estar segado.

El hijo borde y la mula cada día se mudan.

El hijo de la cabra, cabrito ha de ser.

El hijo de la cabra, de una a otra hora bala.

El hijo de la gata, ratones mata.

El hijo de tu vecino, cásalo con tu hija.

El hijo de tu vecino, límpiale las narices y métele en tu casa.

El hijo del asno, dos veces rebuzna al día.

El hijo del bueno, pasa malo y bueno.

El hijo mal enseñado no será muy honrado.

El hijo muerto, y el apio al huerto.

El hijo prodigo, siempre vuelve a casa.

El hijo que sale al padre, saca de duda a la madre.

El hijo sabe que conoce a su padre.

El hilo se revienta por lo más delgado.

El hipo, en el niño para vivir, en el viejo para morir.

El hogar del Ingles es su castillo.

El holgazán tiene en vano sus cinco dedos en la mano.

El hombre a tirar el mocho y la mujer al sancocho.

El hombre acusioso y fuerte. No confía Sólo en la suerte.

El hombre astuto hasta de los males, saca buen fruto.

El hombre cuando es celoso se acuesta pero no duerme.

El hombre descalzo no debe andar entre espinos.

El hombre donde nace, el buey donde pace.

El hombre en la plaza, y la mujer en casa.

El hombre es como el oso, mientras más feo más hermoso.

El hombre es el arquitecto de su propio destino.

El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra.

El hombre es esclavo de lo que dice y dueño de lo que calla.

El hombre es fuego y la mujer estopa, viene el diablo y sopla.

El hombre es fuego, la mujer estopa, viene el diablo y sopla.

El hombre es un animal de costumbres.

El hombre es un lobo para el hombre.

El hombre gana la plata, la mujer la desbarata.

El hombre guapo ha de oler a vino y a tabaco.

El hombre ha de ser hombre; y la mujer, mujer.

El hombre honrado a las diez acostado.

El hombre honrado, antes muerto que injuriado.

El hombre lo pide, y la mujer decide.

El hombre mal hablado, tendrá un hijo desvergonzado.

El hombre necio habla recio.

El hombre no es más viejo de lo que se siente y la mujer es tan joven como parece.

El hombre no está hecho para el trabajo: la prueba es que se cansa.

El Hombre No ha de Ser de Dichos sino de Hechos.

El hombre no puede saltar fuera de su sombra.

El hombre no vale por lo que tiene sino por lo que es.

El hombre por las buenas entra hasta en el infierno, por las malas ni al cielo.

El hombre propone y Dios dispone.

El hombre propone, Dios dispone y la mujer lo descompone.

El hombre propone, y Dios dispone.

El hombre que desea estar tranquilo ha de ser sordo, mudo y ciego.

El hombre que el bien no agradece, solo desprecio merece.

El hombre que hace su fortuna en un año debería ser ahorcado doce meses antes.

El hombre que se respeta, no besa sino en la jeta.

El hombre reina y la mujer gobierna.

El hombre se complace en enumerar sus pesares; pero no enumera sus alegrías.

El hombre soltero es un animal incompleto; pero el hombre casado es un completo animal.

El hombre y el oso cuanto más feo más hermoso.

El honor y la gloria a quien se lo merece.

El hoy está aquí; mañana quién lo verá.

El huésped dos alegrías da, cuando viene y cuando se va.

El huésped y el pez a los tres días hieden.

El huésped y el pez, a los tres días hieden.

El huésped y la pesca, a los tres días apestan.

El humo al suelo, agua en el cielo.

El ignorante, al ciego es semejante.

El ignorante, es poco tolerante.

El ignorante, y el ciego, caminan a tiento.

El infierno está empedrado de buenas intenciones.

El infierno está lleno de buenas intenciones y el cielo de buenas obras.

El infierno está lleno de buenas intenciones.

El infierno está lleno de buenos deseos; y el cielo, de buenas obras.

El infierno no sirve para quemar paja.

El infortunio pone a prueba a los amigos y descubre a los enemigos.

El ingenio, obvia dificultades,.

El ingrato, por un favor, coces cuatro.

El ingrato, volver mal por bien tiene por trato.

El injustamente alabado, entienda que es engañado.

El interés dueño del mundo es.

El interés tiene patas.

El invierno no ha pasado hasta que abril no ha pasado.

El invierno no ha pasado, mientras abril no es terminado.

El invierno, a veintiuno de diciembre entra con lluvias y nieves.

El jardín del vecino es mejor que el mío.

El jornal del pobrete, por la puerta entra y se va por el retrete.

El jornal entra por la puerta, y se va por la chimenea.

El jorobado no ve su chepa y se burla de la ajena.

El jorobado no ve su joroba, sino la ajena.

El joven armado y el viejo arrugado.

El joven puede morir, pero el viejo no puede vivir.

El juego de la correhuela, cátale dentro y cátale fuera.

El juego destruye más que el fuego.

El juego la mujer y el vino, sacan al hombre de tino.

El juego lo conozco yo; pero el jugador no.

El juego y la muerte en no distinguir de categorías se parecen.

El Juez infiel impide que la balanza esté en su fiel.

El Juez injusto, colgado de un saúco.

El Juez perverso, condena a la paloma y libra al cuervo.

El Juez que toma, presto es tomado.

El Juez, derecho como la viga del techo.

El labrador para octubre sus deudas cubre.

El ladrillo mal regado y bien barrido, y el empedrado, mal barrido y bien regado.

El ladrón cree que todos son de su condición.

El ladrón en la horca y el santo en el altar para bien estar.

El ladrón juzga por su condición.

El leal amigo, al bien y al mal se para.

El lechón de un mes y el pato de tres.

El lechón que siendo lechón no lo matan, muere marrano.

El lenguaje de la verdad es sencillo.

El leon no es tan bravo como lo pintan.

El levante las mueve y el poniente las llueve.

El llanto alivia el quebranto.

El llanto es el privilegio del hombre.

El llanto sobre el difunto.

El lobo donde halla un cordero busca otro.

El lobo está en la conseja.

El lobo muda los dientes, pero no las mientes.

El lobo y la oveja, nunca hacen pareja.

El lobo y la vulpeja, ambos son de una conseja.

El lobo, harto de carne, métese a fraile.

El lobo, harto de carne, se mete a fraile.

El lobo, harto de carne, se metió fraile.

El loco no fue el culpable, sino quien le diera el sable.

El loco por la pena, es cuerdo.

El maestro Ciruela, que no sabe leer y quiere poner escuela.

El maestro ciruela, que no sabía leer y puso escuela.

El maestro Quiñones, que no sabe para él y quiere dar lecciones.

El maíz que se coge en esa tierra se puede dejar pilar en el culo de una aguja de arria.

El maíz se recoge en el mes de octubre.

El mal año entra nadando.

El mal ajeno no cura el mío.

El mal calderero abre diez para tapar un agujero.

El mal caldo, hirviendo y soplando.

El mal cobrador hace mal pagador.

El mal crece con callar.

El mal de muerte no hay médico que acierte.

El mal de tonto, no tiene cura.

El mal de vientre no se cura con agua caliente.

El mal del amor, no lo cura el doctor.

El mal del milano, las alas quebradas y el pico sano.

El mal encantador con la mano ajena saca la culebra.

El mal entra a brazadas y sale a pulgaradas.

El mal entra como loco, y sale poco a poco.

El mal entra como un loco y sale poco a poco.

El mal letrado, enredador y caro.

El mal llama al mal.

El mal oficial le echa la culpa a la herramienta.

El mal pajarillo, la lengua tiene por cuchillo.

El mal para quien lo fuere a buscar.

El mal que a muchos azota, consuelo es para el idiota.

El mal que de tu boca sale, en tu seno se cae.

El mal que no es durable, es tolerable.

El mal que no tiene cura es la locura.

El mal que no tiene remedio olvidarle es el mejor remedio.

El mal que se vaya y el bien se nos venga.

El mal sale poco a poco y entra como un loco.

El mal trae bien consigo, que espanta a las moscas y a los malos amigos.

El mal trago, pasarlo pronto.

El mal vecino ve lo que entra y no lo que sale.

El malo al bueno enoja, que al malo no osa.

El malo para mal hacer, achaques no ha menester.

El malo siempre piensa engaño.

El mandamiento del pobre, primero reventar que sobre.

El mandar no quiere par.

El mandar no tiene par.

El mando engorda.

El mar es hospedería de los ríos.

El marido a su Rosario, le da "pa' lo necesario".

El marido celoso no tiene reposo.

El más abusado se ahoga en el vado.

El más cristiano se alegra, si se le muere la suegra.

El más cruel fastidio, no vale un suicidio.

El más diestro la yerra más presto.

El más eficaz remedio, contra el guache: guache y medio.

El más feliz parto, tiene algo de "jarto".

El más fuerte lleva siempre las de ganar.

El más gallardo señor, también peé de mal olor.

El mas grande placer de la vida es hacer algo que los demás dicen que no se puede hacer.

El más piadoso se alegra, al ver su rival en quiebra.

El más prudente da su brazo a torcer.

El más roto y descosido le pone faltas al bien vestido.

El más vistoso color, nunca anuncia lo mejor.

El matrimonio como los injertos o prende bien o prende mal.

El matrimonio es al amor lo que el vinagre al vino: el tiempo hace que pierda su primer sabor.

El matrimonio es como el flamboyán, empieza con flores y termina con bainas.

El matrimonio es el único error que no debemos dejar de cometer.

El matrimonio es un lazo que soca el demonio.

El mayor aborrecimiento en el amor tiene su cimiento.

El mayor de los pesares es arar con borrico los olivares.

El mayor desprecio es no hacer aprecio.

El mayor enemigo de uno mismo es uno mismo.

El mayor enemigo del hombre es el hombre.

El mejor adorno es, la modesta sencillez.

El mejor alcalde, el rey.

El mejor amigo es la bolsa y el bolsillo.

El mejor amigo, un perro.

El mejor caminar es no salir de casa.

El mejor camino, el recto.

El mejor escribano echa un borrón.

El mejor hombre...es el que gusta a todas las mujeres.

El mejor lance de los dados es no tirarlos.

El mejor médico es el carnicero.

El mejor plumón es una buena conciencia.

El mejor tuero para mayo lo quiero y el mejor costal para San Juan.

El mejor vino se puede tornar vinagre.

El melón y el casamiento ha de ser acertamiento.

El melón y el casamiento han de ser acertamiento.

El melón y el casamiento, acertamiento.

El melón y la mujer son malos de conocer.

El melón, largo, pesado, escrito y borrado.

El menor yerro que podría hacer, es casarse la mujer.

El mentir pide memoria.

El mentiroso se cae por sí mismo.

El mentiroso se cae por su propio peso.

El merecimiento trae segundo merecimiento.

El mes de diciembre, se hielan las cañas y se asan las castañas.

El mes de mayo es el mes más largo que tiene el año.

El mes de Pascua, pásalo junto al ascua.

El mico no ve su rabo, pero ve el del compañero.

El miedo abulta las cosas.

El miedo agranda los objetos.

El miedo ajeno ayuda siempre a superar el propio.

El miedo es mal consejero.

El miedo guarda la viña, que no el vinatero.

El miedo guarda la viña.

El miedo no anda en burro.

El miedo no monta en burro

El miedo pone espuelas.

El mismo cuchillo me parte el pan y me corta el dedo.

El momento elegido por el azar vale siempre más que el momento elegido por nosotros mismos.

El mono sabe el palo al que trepa.

El montañés, por defender una necedad dice tres.

El motín no se debela, metiéndole más candela.

El movimiento se demuestra andando.

El mozo bellaco, tres barbas o cuatro.

El mozo bien criado, no habla si no es preguntado.

El mozo perezoso por no dar un paso da ocho.

El mozo perezoso, por no dar un paso da ocho.

El muchacho que es llorón y tu que me lo pellizcas.

El mucho dulce empalaga.

El mucho joder "excompone" el cuerpo.

El mucho saber hace locos.

El mucho saber hace sabios, pero no dichosos.

El muerto a la fosa y el vivo a la olla.

El muerto a la sepultura y el vivo a la travesura.

El muerto al hoyo y el vivo al bollo.

El muerto en el cementerio, y el fraile en el monasterio.

El muerto es del mar cuando la tierra lejos está.

El muerto y el arrimado a los tres días apesta.

El muerto y el ausente no son gente; muertos y ausentados, casi nunca recordados.

El mugido de un buey tirando la carreta, presagia la muerte de un vecino.

El mundo da muchas vueltas.

El mundo es de los audaces.

El mundo es un pañuelo.

El mundo paga con ingratitud.

El mundo promete y no da, y si algo te da, caro te lo cobrará.

El mundo y sus atractivos, son botín de los más vivos.

El necio cree que todo lo sabe.

El necio es atrevido y el sabio comedido.

El necio hace al fin lo que el discreto al principio.

El necio que calla (y callando otorga), por sabio pasa.

El niño llorón y la china que lo pellizca.

El niño meón, que calaba siete mantas y un colchón.

El niño y el orate dicen las verdades.

El no hacer falta y el estorbar, juntos suelen andar.

El nombre rige al hombre.

El novio y el pez, frescos han de ser.

El número de tontos es infinito.

El ocio es la madre de todos los vicios.

El ocioso e incapaz, carga es para los demás.

El odio es mal consejero.

El odio no tiene ojos.

El oficial que no miente, sálgase de entre la gente.

El oficio hace maestro.

El ofrecer no empobrece, es el dar lo que aniquila.

El ojo del amo engorda el caballo.

El ojo del amo engorda el ganado.

El ojo del puente, el baratillo y el pan, como se estaban están.

El ojo es más grande que la barriga.

El ojo no se ve a sí, y ve a otro.

El ojo ventanero, del interior es mensajero.

El olor de la agena fama, al envidioso atafaga.

El optimista algo amasa, y el pesimista fracasa.

El orgullo precede a la destrucción y la soberbia es el prólogo de la caída. [Proverbios 16:18]

El oro abre todas las puertas.

El oro es la mejor ganzúa del diablo.

El oro lo puede todo.

El oro se prueba en el fuego y los amigos en las adversidades.

El padre ahorra, el hijo malogra y lo que queda del abuelo, derróchalo el nieto.

El padre para castigar y la madre para tapar.

El pajar no se hace sin paja.

El pájaro no se caga en el nido.

El pan aguza el ingenio.

El pan ajeno, hace al hijo bueno.

El pan bien escardado hinche la troja a su amo.

El pan caliente, mucho en la mano y poco en el vientre.

El pan comido, la compañía deshecha.

El pan con hartura y el vino con mesura.

El pan de viaje no hace bulto.

El papel aguanta todo lo que le pongan.

El papel escrito no tiene empacho.

El papel lo aguanta todo.

El papel puede con todo.

El papel que se rompa el.

El papel todo lo aguanta.

El pasado siempre acaba llamando a tu puerta.

El pasto en marzo es oro, en abril plata y en mayo hojalata.

El pasto que le ha sobrado, es el que engorda al ganado.

El pecado te acusa.

El peje que olió el señuelo, ya no se traga el anzuelo.

El peligro pasado, el santo olvidado.

El peligro pasado, el voto olvidado.

El pelo se pierde, la calvicie nunca.

El pensamiento no tiene barreras.

El pensamiento no tiene fronteras.

El pensamiento postrero es más sabio que el primero.

El peor de todos los temores, es el temor a vivir.

El pepino en el gazpacho, y los negocios en el despacho.

El pequeño mal espanta, el grande amansa.

El perdigón y el gallo, por mayo.

El perdón no excluye el castigo.

El perezoso siempre es menesteroso.

El perfume bueno siempre viene en potes pequeños.

El perico dice lo que sabe, pero no sabe lo que dice.

El perro con rabia a su dueño muerde.

El perro de buena raza, si hoy no, mañana caza.

El perro del hortelano ni come ni deja comer al amo.

El perro del hortelano, ni come, ni deja comer a su amo.

El perro del hortelano, que ni come ni deja comer.

El perro es el mejor amigo del hombre.

El perro hambriento no teme al león.

El perro no come perro, ni el gorgojo come fierro.

El perro que mucho lame, chupa sangre.

El perro que no es de raza, si no tiene hambre no caza.

El perro viejo cuando ladra da consejo.

El perro viejo no ladra en vano.

El perro viejo, si ladra, da consejo.

El perro y el niño, donde le dan cariño.

El Perro y el Niño, donde Ven Cariño.

El perro, a quien tiene inquina, alza la pata lo orina.

El pescado en mayo, a quien te lo pida dáselo.

El pescar con caña requiere paciencia y maña.

El pescar con caña, requiere paciencia y maña.

El pez en el agua y el herrero en la fragua.

El pez grande se come a los chicos.

El pez grande se come al chico.

El pez grande se come al chiquito.

El pez grande se come al pequeño.

El pez muere por la boca.

El pez por la boca muere.

El pez que busca anzuelo, busca su duelo.

El pez que busca el anzuelo, busca su duelo.

El pez y el cochino, la vida en agua y la muerte en vino.

El pícaro en el penal, se afila más en el mal.

El pícaro y el villano, la pagan tarde o temprano.

El pie del dueño es estiércol para la heredad.

El pienso "conocimiento", no es para todo jumento.

El placer no comunicado no es placer.

El pleito claro, no necesita abogado.

El pobre es un extranjero en su País.

El pobre que pide pan, toma carne si se le dan.

El pobre tozudo saca mendrugo.

El pobre y el cardenal todos va por un igual.

El pobre y el cardenal, todos mueren por igual.

El pobrecito no es loco, pero le falta muy poco.

El poco comer y el poco parlar no hizo nunca mal.

El poco hablar es oro, y el mucho es lodo.

El poder no es dicha plena, porque, a veces, envenena.

El poder y el esplendor, embriagan más que el licor.

El pollo de enero a San Juan es comedero.

El pollo de enero la pluma vale dinero.

El pollo del aldeano cuesta más que un marrano.

El porrazo da más ira, cuando la gente nos mira.

El primer año es el difícil, todos los demás ya son iguales.

El primer amor es como la camiseta, siempre va pegada al pecho.

El primer paso es el que cuesta.

El primer venido, primer servido.

El príncipe iletrado es un burro coronado.

El procurar no caer es mejor que el levantarse aunque sea con ayuda.

El prójimo bien entendido empieza por uno mismo.

El prójimo empieza por uno mismo.

El prometer no empobrece, es el dar lo que aniquila.

El pudor de la doncella la hace aparecer mas bella.

El puro y la mujer , acertar y no escoger.

El que a buen árbol se arrima buena sombra le cobija.

El que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija.

El que a buen árbol se arrima, nadie lo ve cuando orina.

El que a Cristo se mete termina crucificado.

< operone >