< Spanische Sprichwörter >

Pendejo que al cielo va, lo joden también allá.

Pensabas que eras melón y te volviste calabaza.

Pensando a dónde vas se te olvida de dónde vienes.

Pensé cantar, y lloré.

Peor es la moza de casar que de criar.

Peor es lo roto que lo descosido.

Peor es meneallo.

Peor que el ciego el idiota que mira pero no nota.

Peores nalgas tiene mi suegra.

Pequeña causa, grandes efectos.

Pequeña hacha derriba un roble.

Pequeñas astillas el fuego encienden y los grandes maderos lo sostienen.

Pequeñas causas, grandes efectos.

Perder por probar al socio, nunca ha sido mal negocio.

Perdido es quien tras perdido anda.

Perdiendo aprendí, más vale lo que aprendí que lo que perdí.

Perdiendo aprendí; más vale lo que aprendí que lo que perdí.

Perdiendo se aprende.

Perdiz, o no comerla.

Perdona al ofensor y saldrás vencedor.

Perdona una vez; pero nunca tres.

Perdones hacen ladrones.

Perdono al que me ha ofendido pero la ofensa no la olvido.

Perejil de mayo, perejil de todo el año.

Pereza no alza cabeza.

Pereza no es pobreza; pero por ahí se empieza.

Perfume bueno viene en frasco pequeño.

Periquillo con mando! ya estoy temblando.

Perra ahorrada, perra ganada.

Perrillo de muchas bodas no come en ninguna por comer en todas.

Perro de buena raza, hasta la muerte caza.

Perro de muchas bodas, no come en ninguna por comer en todas.

Perro en barbecho ladra sin provecho.

Perro en tierra barbechada, no guarda nada.

Perro flaco soñando con longaniza.

Perro ladrador poco mordedor.

Perro ladrador, nunca (buen) mordedor.

Perro ladrador, poco mordedor.

Perro menos, torta más.

Perro muerto no muerde.

Perro que anda, hueso encuentra.

Perro que ladra no muerde.

Perro que ladra, guarda la casa.

Perro que muchas liebres levanta pocas mata.

Perro que mucho ladra, bien guarda la casa.

Perro que mucho ladra, poco muerde pero bien guarda.

Perros y gatos, distintos platos.

Persigue la buena suerte, no esperes que venga a verte.

Persona que es curiosa, tiene un refrán para cada cosa.

Pesadumbres no pagan deudas.

Pescador que pesca un pez, pescador es.

Pescar en río revuelto.

Peseta guardada, dos veces ganada.

Pezuña sobre agua, no deja huella.

Piano, piano, va lontano.

Pídele a Dios que muera si quieres que dure mucho.

Pídeles consejos a los viejos y a los jóvenes, pero sigue tu propio sentido común.

Piedra movediza no cría moho.

Piedra movediza nunca cría moho.

Piedra movediza nunca moho cobija.

Piedra movediza, nunca moho la cobija.

Piedra que rueda no cría moho.

Piedra sin agua, no afila en la fragua.

Piedra sobre piedra, a las nubes llega.

Piensa el avariento que gana por uno y gasta por ciento.

Piensa el fraile que todos son de su aire.

Piensa el ladrón que todos son de su condición

Piensa el ladrón que todos son de su condición.

Piensa el ladrón que todos tales son.

Piensa el mentiroso que así es el otro.

Piensa mal y acertarás, aunque alguna vez te equivocarás.

Piensa mal y acertarás.

Piensan los enamorados que los otros tienen los ojos vendados.

Piérdase el hombre y no su buen nombre.

Pierde el lobo los dientes y no las mientes.

Pies fríos, corazón caliente.

Pies, ¿para qué os quiero?.

Pimiento, sal, cebolla, cuando se pone la olla.

Planta eucaliptos para ti, pinos para tus hijos y robles para tus nietos.

Planta muchas veces traspuesta ni crece ni medra.

Plata de cura, ni luce ni dura.

Pleito y orinal llevan al hombre al hospital.

Pluma a pluma se pela la grulla.

Pluma a pluma se queda el gallo sin ninguna.

Pobre con rica casado, marido de noche y de día criado.

Pobre con rica casado, más que marido es criado.

Pobre pero honrado.

Pobre porfiado saca bocado.

Pobreza no es vileza.

Pobreza nunca alza cabeza.

Poca carne y mucha pluma, nada en suma.

Pocas cosas son como parecen.

Poco a poco el pájaro hace su nido.

Poco a poco hila la vieja el copo.

Poco a poco llegaremos antes.

Poco a poco se anda todo.

Poco a poco va a mucho.

Poco es algo; menos es nada.

Poco freno basta, para la mujer casta.

Poco os duelen, Don Jimeno, estocadas en cuerpo ajeno.

Poco puede dar el que nada tiene.

Poco sembrar y mucho coger, no puede ser.

Poco sol, poca cena y poca pena, y tendrás salud buena.

Poco vino, vende vino; mucho vino, guarda vino.

Poco y en paz, mucho se me haz.

Poco, y en paz, mucho se me haz.

Pocos llevan al santo y muchos lo arrastran.

Pocos pelos pero bien peinados.

Poda en enero y cava en febrero, y conseguirás un racimo entero.

Poda para los Santos aunque sea con un canto.

Poda tarde y siembra temprano, si errares un año acertarás cuatro.

Poda tardío, siembra temprano y recogerás vino y grano.

Poderoso caballero es don dinero.

Pollo nuevo y vino anejo, hacen mozo al hombre viejo.

Polvo de ladrillo malo para el bolsillo.

Pólvora y tiempo se vuelan como viento.

Pon el burro delante, para que no se espante.

Pon lo tuyo en consejo, y unos dirán que es blanco y otros que es negro.

Pon tu culo en concejo; uno te dirá que es blanco, otro que es bermejo.

Pon y más pon, y llenarás el bolsón.

Pon y te llamaran gallina.

Ponerle el cascabel al gato.

Ponte al sol y harás sombra.

Ponte buen nombre, Isabel, si quieres casar bien.

Poquito a poco hilaba la vieja el copo.

Poquito a poquito se hace un muchito.

Poquito a poquito viene el apetito.

Por año nuevo, trigo, vino y tocino nuevo ya es viejo.

Por abril corta un cardo y te saldrán mil.

Por abril duérmese el mozo ruin, y por mayo el mozo y el amo.

Por abril, aguas mil.

Por agosto, ni es vino ni es mosto, por san Andrés vino es.

Por ajuar colgado no viene hado.

Por algo se empieza.

Por amor al buey, el lobo al arado lame.

Por amor del caballero, besa la dama al escudero.

Por boca cerrada, no entran las moscas.

Por bueno que sea un caballo, necesita espuelas.

Por carne, vino y pan, deja cuantos manjares han.

Por charlatán y pedante, se destaca el ignorante.

Por decirse verdades se pierden las amistades.

Por diciembre, la tierra duerme.

Por diferente camino, se llega al mismo destino.

Por dinero baila el perro.

Por donde pasa la aguja, pasa el hilo.

Por el amor de una rosa el jardinero es servidor de mil espinas.

Por el cabillo se saca el ovillo.

Por el canto se conoce al pájaro.

Por el Carmen, todo el mundo come carne.

Por el dinero se mueve el mundo entero.

Por el hilo sacarás el ovillo.

Por el hilo se saca el ovillo.

Por el humo se sabe donde está el fuego.

Por el humo se sabe dónde está el fuego.

Por el interés, hasta lo feo hermoso es.

Por el mes de mayo sí siembres el mazo.

Por el pan baila el can.

Por el rastro se da con la liebre.

Por el son se conoce el esquilón.

Por el traje se conoce el personaje.

Por enero florece el romero.

Por fas o por nefas, nunca al hombre le faltan quejas.

Por grande que sea el barco, se lo traga el charco.

Por gustos o pareceres, no discutas ni te alteres.

Por hacer rico a mi yerno, por poco me fui al infierno.

Por hondo que el diablo cague, todo se sabe.

Por huir del fuego di en las brasas.

Por interés lo más feo hermoso es.

Por ir mirando la luna, me caí en la laguna.

Por junio el mucho calor, nunca asusta al labrador.

Por la adversidad se prueban y conocen los amigos.

Por la barriga y la ubre, la que es vaca se descubre.

Por la boca muere el pez.

Por la calle del ya voy se va a la casa del nunca.

Por la calle 'luego' irás a la calle 'nunca jamás'.

Por la Candelaria pone la gallina buena y la mala.

Por la catadura se conoce a la criatura.

Por la ciega santa Lucia, si sembraras, no cogerías.

Por la confianza se nos entra el engaño.

Por la Encarnación los últimos hielos son.

Por la Encarnación, los últimos hielos son.

Por la facha y por el traje, se conoce al personaje.

Por la fiesta de san Clemente cuanto trigo siembres pierdes.

Por la firma se conoce al que firma.

Por la muestra se conoce el paño.

Por la noche todos los gatos son pardos.

Por la práctica a la regla.

Por la prueba se conoce al amigo.

Por la puerta se va a la calle.

Por la sotana del vicario sube la moza al campanario.

Por la Virgen de a las siete ya está fosco.

Por la Virgen de Agosto a las siete y está fosco.

Por la virgen de agosto pintan las uvas y por san Judas ya están maduras.

Por la Virgen de Lorena, verano fuera.

Por la Virgen melonera, verano fuera.

Por las faldas se sube a las montañas.

Por las haldas del vicario sube el diablo al campanario.

Por las obras, no por el vestido, el hipócrita es conocido.

Por las vísperas se conocen los santos.

Por lo que de él espero, a mi amigo quiero.

Por lo que uno tira, otro suspira.

Por los ojos entran los antojos.

Por los raras son las perlas caras.

Por los Reyes los días y frío crecen.

Por los santos nieve en los altos.

Por los Todos los Santos nieve en los altos, por san Andrés nieve en los pies.

Por más bonita que sea, también suda, caga y mea.

Por más buena la vacada, no da leche condensada.

Por más que el amor se encubra, mal se disimula.

Por más que se desmiente cada cual, siempre vuelve al natural.

Por más que se desmiente el cada cual, siempre vuelve al natural.

Por más vueltas que des, el culo siempre te queda atrás.

Por mi dinero, papá le quiero.

Por miedo de pajarillos, no dejes de sembrar mijo.

Por mucho hablar me llevan a callar.

Por mucho pan nunca es mal año.

Por mucho que quiera ser, julio poco ha de llover.

Por mucho que se madrugue no amanece más temprano.

Por mucho que un hombre se afane, siempre hay quien le gane.

Por muy fina la pistola, no apunta bien ella sola.

Por muy manso que sea el oso, sigue siendo peligroso.

Por Navidad, sol, por Pascua, carbón.

Por octubre, rescoldito de lumbre.

Por oír misa y dar cebada no se pierde jornada.

Por poco se empieza y a mucho se llega.

Por preguntar, nada se pierde.

Por prestar, el enemigo muchas veces es amigo y el amigo enemigo.

Por probar, nada se pierde.

Por puerta abierta ladrones entran.

Por pulido que sea, no hay culo que no pea.

Por qué va al baño la negra si negra se queda?

Por rico se puede tener el que con pobreza se aviene.

Por robar la carne el gato, se colgó en el garabato.

Por san Andrés el vino nuevo viejo es.

Por san Andrés el vino viejo nuevo es.

Por san Andrés la nieve en los pies.

Por san Andrés la nieve en los pies. [1 de diciembre]

Por san Andrés mata tu res, gorda, flaca o como esté.

Por san Andrés nevadicas tres.

Por san Andrés todo el día noche es. [1 de diciembre]

Por san Andrés todo el tiempo de noche es.

Por San Andrés, el vino nuevo añejo es.

Por San Andrés, la nieve en los pies.

Por San Andrés, todo el tiempo noche es.

Por san Antolín el verano toca a su fin.

Por san Antón echa cueros el lechón.

Por san Antón gallinita pon.

Por san Antón gallinita pon; y por la Candelaria, la buena y la mala.

Por san Antón huevos a montón.

Por san Antón media hora más de sol.

Por san Antón no hay niebla que llegue a las dos.

Por San Antón, la gallina pon.

Por san Antonio de enero, la mitad del pajar y la mitad del granero.

Por san Antonio hace un frío de todos los demonios.

Por san Antonio nublado y por san Juan despejado.

Por san Augusto, el labrador pasa el susto.

Por san Bartolomé brama el ciervo por primera vez.

Por san Bartolomé tormentas ha de haber.

Por san Blas el besugo atrás.

Por san Blas la cigüeña verás y si no la vieres, año de nieves.

Por san Blas la cigüeña verás y si no la vieres, mal año esperes.

Por san Blas la cigüeña verás, y si no la ves mal año es. [san Blas, 3 de febrero]

Por San Blas la cigüeña veras, y si no la vieres año de nieves.

Por san Blas si ya no lo has sembrado, siembra tu ajar.

Por san Blas tus ajos sembraras.

Por san Blas una hora más. [san Blas, 3 de febrero]

Por san Blas, planta higos y comerás.

Por San Blas, una hora más.

Por San Clemente, alza la tierra y tapa la simiente.

Por san Eloy, coge el rebaño y di me voy.

Por San Eugenio, la leña en el hogar y las ovejas a encerrar.

Por san Fermín el calor no tiene fin.

Por San Fermín, el calor no tiene fin.

Por san Gil enciende tu candil.

Por san Gil, corta el helecho tranquilo.

Por San Isidro labrador, se va el frío y viene el sol.

Por san José, los sapos empiezan a ver.

Por san Juan brevas comerás.

Por san Juan los días comienzan a acortar.

Por San Juan quemó la vieja el telar.

Por San Justo y Pastor, entran la nueces en sabor, y las mozas en amor.

Por san Lucas bien saben las uvas.

Por san Lucas el azafran a pellucas.

Por san Lucas mata tus puercos y tapa tus cubas.

Por San Lucas, mata tus puercos, tapa tus cubas y prepara tus yuntas.

Por san Marcos, tu garbanzal, ni nacido ni por sembrar.

Por san Martin deja el puerco de gruñir.

Por San Martín siembra el ruin.

Por san Martín, sólo siembra el ruin.

Por san Martino el invierno está en camino, si le dicen detente, llega por san Clemente, y aunque venga retrasado, por san Andrés ya ha llegado.

Por san Martino mata el pobre su cochino.

Por San Martino, se prueba el vino y se mata el cochino.

Por San Martino, todo mosto es buen vino.

Por san Mateo tanto veo como no veo.

Por San Mateo, la vendimia arreo.

Por san Matías cantan los pájaros sus gallardías.

Por San Matías igualan las noches con los días y pega el sol en la umbrías.

Por san Matías se igualan las noches y los días.

Por san Matías, canta las totovías y entra el sol por las umbrías.

Por san Matías, se igualan la noche y el día.

Por san Miguel el calor ya no pide parasol.

Por san Miguel el gran calor ser de mucho valor.

Por san Miguel gran calor, será de mucho valor.

Por san Miguel los higos saben a miel.

Por san Miguel primero la nuez, la castaña después.

Por San Miguel, quita el riego a tu vergel.

Por san Nicolás la tolva henchirás.

Por san Pablo, el invierno vuelve atrás o alarga el paso.

Por san planta higos y comerás.

Por san Raimundo viene la golondrina del otro mundo.

Por san Raimundo, trae la golondrina del otro mundo.

Por San Raimundo, viene la golondrina del otro mundo.

Por san Simón cada mosca vale un doblón.

Por san Simón siembra el buen labrador.

Por san Simón y Judas cogidas son las uvas, también las verdes como las maduras.

Por san Simón y Judas saben más ricas las uvas.

Por San Simón y San Judas cogidas las uvas, lo mismo las verdes que las maduras.

Por san Simón y san Judas se cogen las uvas, tanto las verdes como las maduras.

Por san Sixte busca las uvas donde las viste.

Por San Urbano, el trigo ha hecho grano.

Por san Valentín los almendros floridos.

Por san Vicente castañetean los dientes.

Por san Vicente el invierno pierde un diente.

Por san Vicente el sol entra por las torrenteras.

Por san Vicente está el romero más fuerte.

Por san Vicente helada o corriente.

Por san Vicente toda el agua es simiente.

Por san Vicente, abre la mano a la simiente.

Por San Vicente, alza la mano de la simiente.

Por Santa Ana no hay borrica mala y por Santiago no hay mal caballo.

Por santa Ana no hay nabiza mala.

Por Santa Catalina coge tu oliva, la vieja que lo sabía cogida la tenía.

Por santa Catalina la berza es gallina.

Por Santa Catalina la nieve en la cocina.

Por Santa Catalina la nieve se avecina.

Por Santa Catalina mata la cochina, por san Andrés mata tu res, y si no tienes que matar, mata a tu mujer.

Por santa Catalina todo su aceite tiene la oliva.

Por Santa Catalina, la nieve se avecina.

Por santa Cecilia la nieve a la rodilla.

Por santa Cruz la viña reluz.

Por Santa Cruz, toda vida reluz.

Por santa Eulalia siempre el tiempo cambia.

Por Santa Lucía mengua la noche y crece el día.

Por Santa Lucía se igualan las noches con los días.

Por santa Lucía, acorta la noche y alarga el día.

Por Santa Lucía, mengua la noche y crece el día.

Por santa Lucía, un paso de pulga Por Reyes magos, burro quien no lo aprecia, y por san Antonio un paso de demonio.

Por santa Magdalena la avellana está llena.

Por santa Margarita la lluvia más que dar quita.

Por santa Marina da una vuelta por tu viña, cual la hallares, tal la vendimia.

Por santa Marina siembra tu nabina.

Por Santa Marina siembra tu nabina; yo que lo sé, por San Bartolomé.

Por santa Rita el agua da más que quita.

Por santa Teresa las nubes traen agua a la presa.

Por santa Teresa ya verás la cebolla tiesa.

Por Santiago el buen nabo ha de estar sembrado.

Por Santiago esconde el conejo el rabo; y por san Miguel, se le vuelve a ver.

Por Santiago pinta el pavo y la uva que ya está madura.

Por Santiago y Santa Ana pintan las uvas y por Nuestra Señora ya están maduras.

Por Santiago y Santa Ana pintan las uvas, y para la Virgen de agosto ya están maduras.

Por santo Tomás mochila delante y mochila atrás.

Por septiembre, come y vende, pero no sea tanto tu comer, que no tengas que vender.

Por septiembre, quien tenga trigo que siembre.

Por ser leal padezco mal.

Por sol que en diciembre haga, no sueltes la capa.

Por sombrerada no se pierde nada.

Por su facha y alharaca, el nuevo rico se saca.

Por su mal le nacieron alas a la hormiga.

Por su mejoría, cualquiera su casa dejaría.

Por su nueva silla y freno, el caballo no es más bueno.

Por su pico, se pierde el pajarico.

Por sus frutos los conoceréis. [Evangelio]

Por sus frutos los conoceréis. [N. Testamento]

Por sus hechos, los conoceréis.

Por temor no pierdas honor.

Por todas partes se va a Roma.

Por Todos los Santos a más tardar, el trigo has de sembrar.

Por Todos los Santos anda el campo blanco.

Por Todos los Santos bellotas, nísperos y níscalos.

Por Todos los Santos campos verdes y montes blancos.

Por Todos los Santos hielo en lo alto.

Por Todos los Santos la nieve en los altos.

Por Todos los Santos la nieve en los campos.

Por todos los Santos los trigos sembrados y todos los frutos en casa encerrados.

Por Todos los Santos nieve en los altos Por san Andrés, nieve en los píes.

Por Todos los Santos siembra con dos manos.

Por Todos los Santos siembra trigo y coge cardos.

Por Todos los Santos siembra tu trigo y prueba tu vino.

Por Todos los Santos siembra tus campos.

Por Todos los Santos, la nieve en los altos.

Por Todos los Santos, siembra trigo y coge cardos.

Por un clavo se pierde la herradura.

Por un clavo se pierde una herradura.

Por un garbanzo más o menos no se rompe la olla.

Por un garbanzo no se corrompe la olla.

Por un grano no se desgrana la mazorca.

Por un mal chiste, un buen amigo perdiste.

Por un moro que maté me pusieron matamoros.

Por un oído le entra y por el otro le sale.

Por un perro que maté, mataperros me llamaron.

Por una fruta maltrecha, se daña toda la cosecha.

Por una mosca que mató, matamoscas le llamaron.

Por una oreja entra y por otra sale.

Por una senda escarpada, la maleta es más pesada.

Por una vez que maté un gato, matagatos me llamaron.

Por unas saludes, no te desnudes.

Por uno se conoce a los demás.

Porfía mata venado, que no venablo.

Porque lo que no puede ser, no puede ser.

Porque no puede ser lo que no puede ser.

Porque te quiero te aporreo.

Porque un borrico te dio una coz, ¿Vas tú a darle dos?.

Porrazo no es desconsuelo, sino quedarse en el suelo.

Predícame cura, predícame fraile, por un oído me entra y por el otro me sale.

Predícame, fraile; por un oído me entra y por el otro me sale.

Predícame, padre; que por un oído me entra y por el otro me sale.

Predicar con el ejemplo es el mejor argumento.

Predicar en desierto, sermón perdido.

Predico, predico, y yo soy el más borrico.

Prefiero burro que me cargue y no caballo que me tumbe.

Prefiero libertad con pobreza, que prisión con riquezas.

Prefiero mujer fea para mi sólito y no bonita para todo el mundo.

Prefiero vestir santos que desvestir borrachos.

Pregunta más el necio que puede contestar el sabio.

Preguntando aquí y allá, a todas partes se va.

Preguntando es como se aprende.

Preguntando se aprende mucho más.

Preguntando se aprende.

Preguntando se llega a Roma.

Preguntando se va a Roma.

Pregúntaselo a tu padre, que tu abuelo no lo sabe.

Preso por mil, preso por mil quinientos.

Preso por uno, preso por ciento.

Prestar a nunca cobrar, llámale dar.

Pretextos quiere la muerte para llevarse al enfermo.

Primavera fría, cosecha tardía.

Primer día de agosto, primer día de invierno.

Primer día de mayo, corre el lobo y el verano.

Primero (es) la obligación y luego la devoción.

Primero el marido, y después el querido.

Primero es la camisa que el sayo.

Primero es la obligación que la devoción.

Primero fui yo puta que tu rufián.

Primero las cubas que las uvas.

Primero pan y después can.

Primero son mis dientes que mis parientes.

Probieren geht über studieren.

Procura lo mejor, espera lo peor y toma lo que viniere.

Profesor que usa estaca, malos alumnos saca.

Prometer y no cumplir, mil veces lo vi.

Prometer y no dar es un ruin engañar.

Pronto y bien no hay quien.

Pronto y bien raras veces se ven.

Proyecta como si fueras a vivir 100 años, pero vive como si fueras a morir mañana.

Prudente espera es mejor, que cometer un error.

Pueblo que canta no morirá.

Pueblos unidos, jamas serán vencidos.

Pueblos vecinos, mal avenidos.

Puede llamarse hombre honrado, quien es y lo ha demostrado.

Puede más el necio que el mezquino.

Puede usar quien tenga en gana, su culo de palangana.

Puerco fiado gruñe todo el año.

Puercos con frío y hombres con vino hacen mucho ruido.

Puerta abierta al santo tienta.

Puesto en el burro, buen palo.

Pünktlichkeit ist die Höflichkeit der Könige.

Puntada a tiempo ahorra remiendo.

Puso pies en polvorosa.

Puta en ventana, mala mañana.

Puta la madre, puta la hija y puta la manta que las cobija.

Puta la madre, puta la hija, puta la manta que las cobija.

Puta primaveral, alcahueta otoñal y beata invernal.

Putas y disputas son malas frutas.

Putas y toreros, a la vejez los espero.

Putas, dados y camino de odre, matan al hombre.

Putas, galgos y toreros, los tres años primeros.

Qué asco de vida!

Que bien que mal, mantecados y polvorones, por Navidad.

Qué bien sabe la venganza!

Que bien se trilla fuera de la parva.

Qué bonita es la vergüenza, mucho vale y poco cuesta.

Que bonito es ver llover y no mojarse.

Qué buen culo, si fuera suyo!.

Qué buen hombre y qué mal sastre.

Qué buen vasallo si hubiese buen señor!

Qué buenas sois mis vecinas!, pero me faltan tres gallinas.

Que bueno es comerse el grano sin tener que trillar la paja.

Que cada palo aguante su vela.

Que cada quien se rasque con sus propias uñas.

Que cada sacristán, doble por su difunto.

Que con su pan se lo coman.

Que Dios bendiga lo que caiga en la barriga.

Qué dulce queda la mano al que da!. Señala el placer de dar a los demás.

Que el agua es mejor que el vino, lo dice sólo el pollino.

Qué grande será la madre, que hasta Dios quiso tener una.

Qué haces, hacedor? Trabajar para el que duerme, y está al sol.

Que la Candelaria plore o deje de plorar, la mitad del invierno queda por pasar.

Qué linda mata de romero, y era un cardo borriquero.

Que llueva en abril y mayo, aunque no llueva en todo el año.

Que lo mate Dios que lo crió.

Que los muertos entierren a sus muertos.

Que mañana hay misa para los sordos.

Qué mayor riqueza que vivir contento con la pobreza?

Qué mayor riqueza que vivir contento en la pobreza?

Que me quiten lo bailado.

Que mi capa sea larga o corta, ¿Qué te importa?.

Que mi Dios nos dé un varón, aunque resulte bribón.

Que nadie diga de esta agua no beberé por turbia que esté.

Que nadie le diga lo que tiene que hacer a alguien que ya ha decidido cuál debe ser su destino.

Que no llegue la medicina cuando el enfermo ya se murió.

Que no llegue la sangre al río.

Que no me busquen porque me encuentran.

Que no se coma el gusano, lo que se hizo para el cristiano.

Que por arriba, que por abajo, siempre tienen un pero las sopas de ajo.

Que quiera, que no quiera, el asno ha de ir a la feria.

Que quieres que de el encino sino bellotas.

Qué sabe el burro del canto del ruiseñor.

Qué sabrá un gorrino cuando es fiesta!.

Que salga el sol por donde saliere, pero que salga.

Que se calle Doña Chepa, y mejor que hable quien lo sepa.

Qué se ha de hacer, si la escobita no quiere barrer.

Que si fue, que si vino, que si calabaza, que si pepino.

Que tal era su dolor!

Que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha.

Que uno fume y otro escupa, no es cosa justa.

Qué ve el ciego, aunque se le ponga una lámpara en la mano?.

Qué verdad tan verdadera!

Quebreme el pie, quizás por bien.

Quedarse como el gallo de Morón, sin plumas y cacareando.

Quede al revés o al derecho, lo que se hizo ya está hecho.

Quédese pobre el rico, y verá claro que no tenía amigos.

Querer a quien no me quiere, mal haya quien tal hiciere.

Querer es poder.

Querer hacer de tripas corazón.

Querer y no querer no está en un ser.

Querer y no ser querido, trabajo perdido.

Querer y poder, hermanos vienen a ser.

Quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija.

Quien a buen árbol se arrima, va un perro y se le mea encima.

Quien a burros favorece, coces merece.

Quien a comer de gorra se mete, come por siete.

Quien a Dios escupe, en la cara le cae.

Quien a dos amos ha de servir, a uno ha de mentir.

Quien a dos señores ha de servir, al uno ha de mentir.

Quien a estudiantes da amor, no es esposa de Doctor.

Quien a hierro mata a hierro muere.

Quien a hierro mata, a hierro muere.

Quien a mí me trasquiló, con las tijeras se quedó.

Quien a muchos amores sirve, a algunos ha de hacer falta.

Quien a nosotros trasquiló, las tijeras le quedan en la mano.

Quien a otro hospeda, dos veces se alegra.

Quien a otro sirve no es libre.

Quien a sí mismo alaba, no convence a nadie.

Quien a su carro unta, a sus bueyes ayuda.

Quien a su enemigo popa, a sus manos muere.

Quien a todos cree, yerra; quien a ninguno, no acierta.

Quien a una bestia hace mal, es más bestia que el animal.

Quien a uno castiga, a ciento hostiga.

Quien a vil sirve con devoción, vileza saca por galardón.

Quien abierta su arca deja, si le roban de que se queja.

Quien abierta su arca deja, si le roban, ¿de qué se queja?

Quien abrojos siembra, espinas coge.

Quien acecha por el agujero, ve su duelo.

Quien aceite mesura, las manos se unta.

Quien adelante no mira, atrás se queda.

Quien administra hacienda ajena, no se acuesta sin cena.

Quien aflige más al afligido, tendrá su castigo.

Quien agua ha tragado, ya no muere ahogado.

Quien al cielo escupe, en la cara le cae.

Quien al cielo escupe, en su cara repercute.

Quien al diablo ha de engañar muy de mañana ha de levantar.

Quien al escoger, mucho titubea, lo peor se lleva.

Quien al mal árbol se arrima, mal palo le cae encima.

Quien al molino va, enharinado se queda.

Quien algo apetece, algo arriesgue.

Quien algo quiere, algo le cuesta.

Quien ama el peligro en él perecerá.

Quien ama el peligro, en él perece.

Quien amaga y no da, miedo ha.

Quien amigo es del vino, enemigo es de sí mismo.

Quien anda con buenos, parece uno de ellos.

Quien anda con lobos a aullar aprende.

Quien anda con pez se manchará los dedos.

Quien anda descalzo sueña con buenos zapatos.

Quien anda entre el fuego, quémase luego.

Quien anda entre la miel algo se le pega.

Quien anda entre la miel, algo se le pega.

Quien anda mal, acaba mal.

Quien antes nace, antes pace.

Quien apurado vive, apurado muere.

Quien avisa no es traidor.

Quien avisa, no es traidor.

Quien ayer peleaba sus doblones hoy se ve en la calle y sin calzones.

Quien baila en julio, llora en diciembre.

Quien baila y canta, su pena espanta.

Quien bebe vinagre teniendo buen vino, ¿qué no haría conmigo?.

Quien bien ama, bien castiga.

Quien bien ama, bien desama.

Quien bien ama, nunca olvida.

Quien bien ama, tarde olvida.

Quien bien ata, bien desata.

Quien bien baila, de boda en boda se anda.

Quien bien conoce el camino, llega sano a su destino.

Quien bien empieza bien acaba.

Quien bien empieza, bien acaba.

Quien bien oye, bien responde.

Quien bien quiere a Beltrán, bien quiere a su can.

Quien bien quiere a Beltrán, quiere a su can.

Quien bien quiere, tarde olvida.

Quien bien reparte y comparte, se lleva la mejor parte.

Quien bien siembra, bien recoge.

Quien bien te hará, o se te muere o se te va.

Quien bien te quiere te hará llorar.

Quien bien te quiere, te hará llorar.

Quien bien tiene y mal escoge del mal que le venga que no se enoje.

Quien bien tiene y mal escoge, del mal que le venga no se enoje.

Quien bien trabajó, mejor descansó.

Quien boca lleva, a Roma llega.

Quien borracho se acuesta, con agua se desayuna.

Quien briega y se esmera, al fin se supera.

Quien buen ajo planta, buen ajo arranca.

Quien burla al burlador cien días gana de perdón.

Quien burro nace, burro muere.

Quien busca el peligro en él perecerá.

Quien busca el peligro, en él perecerá.

Quien busca mucho, al fin topa, aunque sea una muda de ropa.

Quien busca, halla.

Quien cabras cría, va a juicio cada día.

Quien calla, otorga.

Quien canta sus males espanta.

Quien canta, su mal espanta.

Quien carece de camisa, no está obligado a ir a misa.

Quien carece de talento, echa siempre el mismo cuento.

Quien casa por amores, malos días ha y buenas noches.

Quien casa por amores, vive vida con dolores.

Quien casa por interés, de su mujer criado es.

Quien come mucho se empacha, y quien bebe se emborracha.

Quien comenta, inventa.

Quien comió las maduras, que coma las duras.

Quien comparte su comida, no pasa solo la vida.

Quien compra al amigo o al pariente, compra caro y queda doliente.

Quien compra ha de tener cien ojos; a quien vende le basta uno solo.

Quien compra lo que no puede, vende lo que le duele.

Quien compra lo superfluo, tiene que vender lo necesario.

Quien con fe sabe esperar, ve al fin la suerte llegar.

Quien con hambre se acuesta, con pan sueña.

Quien con hembras no fornica, o es cacorro o es marica.

Quien con lobos anda, a aullar le enseñan.

Quien con lobos anda, a aullar se enseña.

Quien con lobos anda, al año aúlla.

Quien con los perros se trata, aprende hasta alzar la pata.

Quien con muchachos se acuesta, cagado amanece.

Quien con niños se acuesta, cagado amanece.

Quien con niños se acuesta, meado se levanta.

Quien con niños se acuesta, por la mañana apesta.

Quien con niños se acuestan, cagado se levanta.

Quien con perros se acuesta, por la mañana apesta.

Quien con perros se echa, con pulgas se levanta.

Quien con pícaros se amaña, es de la misma calaña.

Quien con toros anda, a torear aprende.

Quien con tosco ha de entender, mucho seso ha de tener.

Quien con un cojo pasea, al año cojea.

Quien con un cojo va, al cabo del año cojo saldrá.

Quien con verde se atreve, por guapa se tiene.

Quien conmigo no está, contra mí está. [Mateo 12,30]

Quien contra el viento mea, mojado queda.

Quien corre cae.

Quien corre con más alarde, o no llega, o llega tarde.

Quien corre mucho, pronto para.

Quien corta la rama coge la grana.

Quien cree al hombre jurando quiebra sus ojos llorando.

Quien cuando puede no quiere, cuando quiere no puede.

Quien da luego da dos veces.

Quien da pan a perro ajeno pierde el pan y pierde el perro.

Quien da pan a perro ajeno, pierde el pan y pierde el perro.

Quien da pan a perro ajeno, pierde pan y pierde perro.

Quien da primero da dos veces.

Quien da primero, da dos veces.

Quien de joven bailó, de viejo le da un aire.

Quien de juez huye, contra sí arguye.

Quien de locura enferma, tarde o nunca sana.

Quien de nada sabe, de nada duda.

Quien de otro mal hable, a escuchar se prepare.

Quien de otro se fía, ya llorará algún día.

Quien de otros habla mal, a otros de ti lo hará.

Quien de todos es amigo, de ninguno es amigo.

Quien de todos es amigo, o es muy pobre o muy rico.

Quien de traidores se fía, lo sentirá algún día.

Quien de valor hace alarde, tiene mucho de cobarde.

Quien debajo de la hoja se posa, dos veces se moja.

Quien debe y paga no debe nada.

Quien debe y paga, descansa.

Quien deja camino por vereda, atrás se queda.

Quien del alacrán es picado, la sombra le espanta.

Quien del alacrán está picado, la sombra le espanta.

Quien demande pan y abrigo, va a saber quien es su amigo.

Quien desdeña la pera, comer quiere della.

Quien desea aprender, pronto llegará a saber.

Quien desprecia, comprar quiere.

Quien destaja, no baraja.

Quien destruye un hormiguero, no es hombre bueno.

Quien destruye una colmena, no espere una cosa buena.

Quien dice adiós, sin marcharse, ganas tiene de quedarse.

Quien dice la verdad cobra odio.

Quien dice las verdades pierde las amistades.

Quien dice lo que quiere, oye lo que no quiere.

Quien dice lo suyo, mal callará lo ajeno.

Quien dice lo verdadero, no peca por embustero.

Quien dice mal de la mercancía, la quiere.

Quien dice mal de la yegua, ése la merca.

Quien dice mal, peor oye.

Quien dinero tiene logra lo que quiere.

Quien dinero tiene pinta panderos.

Quien dispuso mal su cama no tendrá noche reposada.

Quien domina su ira, vence a su enemigo mayor.

Quien duda está perdido.

Quien duerme no coge liebre.

Quien duerme, no peca.

Quien el aceite mesura, las manos se unta.

Quien el incendio busca, o se quema o se chamusca.

Quien el primer golpe encaja, va ganando una ventaja.

Quien empieza ganando, acaba llorando.

Quien en agosto ara, riqueza prepara.

Quien en Dios confía, será feliz algún día.

Quien en febrero no escarda, ¿ a qué aguarda?.

Quien en febrero no escarda, ¿a qué aguarda?

Quien en febrero no escarda, ¿a qué aguarda?.

Quien en marzo no poda su viña, pierde su vendimia.

Quien en mucho hablar se empeña a menudo se despeña.

Quien en prometer es muy ligero, es quien despacio se arrepiente.

Quien en sí confía yerra cada día.

Quien en ti se fía, no le engañes.

Quien en tiempo huye, en tiempo acude.

Quien en un año quiere ser rico, al medio le ahorcan.

Quien en una piedra dos veces tropieza, justo es que se rompa la cabeza.

Quien encuentra un amigo, encuentra un tesoro.

Quien engaña al engañador, cien días de perdón.

Quien engaña al ladrón, cien años ha de perdón.

Quien entre perros camina, fornica en cualquier esquina.

Quien es amigo del vino, enemigo es de sí mismo.

Quien es más escogedor, se va siempre a lo peor.

Quien es reo de su conciencia, cada día oye su sentencia.

Quién es tu enemigo? Hombre de tu oficio.

Quien escucha, su mal oye.

Quien escurre el bulto, se evita el insulto.

Quien espera, desespera.

Quien está ahíto, no tiene el apetito.

Quien esté limpio de pecado, que tire la primera piedra.

Quien estiércol echa, tendrá buena cosecha.

Quien fosa cava, en ella caerá.

Quien fracasa con frecuencia, va ganando en experiencia.

Quien fue a Sevilla perdió la silla.

Quien fue a Sevilla, perdió su silla. [España]

Quien fue primero, la gallina o el huevo.

Quien gasta todo lo que gana, nunca engorda la marrana.

Quien gasta y miente, su bolsa lo siente.

Quien gasta y no gana, ¿de qué comerá mañana?.

Quien guarda bien su dinero, no peca por cicatero.

Quien guarda el manjar que tiene, se le va, o se le reviene.

Quien guarda valores, padece temores.

Quien guarda, halla.

Quien ha oficio, ha beneficio.

Quien ha probado un buen pez, quiere comerlo otra vez.

Quien habla con argumentos, no grita ni hace aspavientos.

Quien habla de lo que no debe, escucha lo que no quiere.

Quien habla de lo que no debe, oye lo que no quiere.

Quien habla lo que no debe, escucha lo que no quiere.

Quién habló que la casa honró!

Quien hace lo que quiere, no hace lo que debe.

Quien hace malas, barrunta largas.

Quien hace un cesto hace ciento, si le dan mimbres y tiempo.

Quien hace un cesto hace ciento.

Quien hace un cesto hará ciento, si le dan mimbres y tiempo.

Quien hace un cesto hará ciento.

Quien haga mal, que espere otro tal.

Quien halla a tiempo la sisa, no se queda sin camisa.

Quien hierra la campana, se expone a oír el sonido.

Quien hizo el cohombro que lo lleve al hombro.

Quien hurta al ladrón, ha cien años de perdón.

Quien hurta la onza, hurta la arroba.

Quien ignora lo que no debe, paga lo que no quiere.

Quien ignora no duda.

Quien inventa la ley, inventa la trampa.

Quien invierte en cosa vana, pronto acaba con la lana.

Quien juega con fuego se acaba quemando.

Quien juega con fuego se quema los dedos.

Quien juega con fuego termina quemándose.

Quien juega con fuego, se acaba quemando.

Quien la fama ha perdido, muerto anda en la vida.

Quien la hace la paga.

Quien la hace, la teme.

Quien la inmortalidad logró, hace tiempos que se murió.

Quien la junta preside, casi siempre es quien decide.

Quien la justicia reparte, no puede ser juez y parte.

Quien la ley establece, guardarla debe.

Quien la sigue la consigue.

Quien la sigue la mata.

Quien la verdad dice, ni peca, ni miente.

Quien langosta y caviar quiera, que afloje la billetera.

Quien las hace las paga.

Quien lazo me armó, en él cayó.

Quien le quita un pelo a un gato, no le hace ningún maltrato.

Quien lee despacito, comprende el escrito.

Quien lee y escribe, nunca pide pan.

Quien lejos va a casar o va engañado, o va a engañar.

Quien lengua ha, a Roma va.

Quien llega tarde a la fiesta, no logra cena ni orquesta.

Quien llega tarde ni oye misa ni come carne.

Quien lleva toda su vida a su mujer sobre la espalda, cuando la deja en el suelo, ella dice: ¡Estoy fatigada!.

Quien lo acata, majadero, pierde más que el consejero.

Quien lo hereda no lo hurta.

Quien madruga halla en la fuente, agua fresca y transparente.

Quien mal anda, mal acaba.

Quien mal dice, peor oye.

Quien mal escupe dos veces se limpia.

Quien mal hace, aborrece la luz.

Quien mal monda, remonda.

Quien mal padece, mal parece.

Quien mal te quiera te hará reír, quien bien te quiera te hará llorar.

Quien mala cama se hace, en ella yace.

Quien mala maña ha, tarde o nunca la perderá.

Quien malas mañas ha, tarde o nunca las perderá.

Quien malos caminos anda, malos abrojos halla.

Quien manda, manda y cartuchea en el cañón.

Quien maneja aceite, las manos se unta.

Quien marcha sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen.

Quien más come y con más gana, no es quien paga la marrana.

Quien más duerme menos vive.

Quien más mira menos ve.

Quien más saliva tuviere, mucho más harina ingiere.

Quien más tiene, más quiere.

Quien mejor escarde sus sembrados cogerá en julio más puñados.

Quien menos sabe, menos sufre.

Quien mete el hocico en todo a veces se llena de lodo.

Quien mete la mano, lo pica el gusano.

Quien mezcla estudio y beber no llega ni a bachiller.

Quien miedo tiene, corre ligero.

Quien miente, pronto se arrepiente.

Quien milagros busca, con el diablo se topa.

Quien mucho abarca, poco aprieta.

Quien mucho corre, pronto cae.

Quien mucho corre, pronto para.

Quien mucho da, mucho recibe.

Quien mucho duerme jornada pierde.

Quien mucho duerme, legañas tiene.

Quien mucho duerme, poco aprende.

Quien mucho escucha su daño oye.

Quien mucho escucha su mal oye.

Quien mucho habla de sí mismo, mintiendo está con cinismo.

Quien mucho habla, en algo acierta.

Quien mucho habla, mucho yerra.

Quien mucho mira poco hila.

Quien mucho mucho duerme, poco aprende.

Quien mucho quiere saltar, de lejos ha de tomar.

Quien mucho se baja, el culo enseña.

Quien mucho se inclina, el culo enseña.

Quien mucho te alaba, te la clava.

Quien mucho vino bebe, a sí se daña y a los otros hiere.

Quien mucho vive, mucho ve.

Quien murió buscando gloria, no disfruto la victoria.

Quien muy a prisa quiere correr, no se excusa de caer.

Quien nace desgraciado, en la cama se descostilla.

Quien nace en el muladar, allí se querría morar.

Quien nació para el patíbulo no morirá ahogado.

Quien nada debe, nada teme.

Quien nada no se ahoga.

Quien nada pide, nada recibe.

Quien no adoba gotera hace casa entera.

Quien no anda despierto, lo toman por muerto.

Quien no aparece, perece.

Quien no aprecia lo poco no merece lo mucho.

Quien no arriesga no gana.

Quien no arrisca, no aprisca.

Quien no atiende lo que tiene, es mejor que lo enajene.

Quien no canea, calvea.

Quien no cojea, renquea.

Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación.

Quien no cree en los santos, menos cree en espantos.

Quien no destaja no baraja.

Quien no diere de sus penas, que no espere de las ajenas.

Quien no es dueño de sí no es dueño de nada.

Quien no esta acostumbrado a los calzones se le pelan los cojones.

Quien no está conmigo está contra mí. [N. Testamento]

Quien no guarda leña en abril, no sabe vivir.

Quien no guarda no halla.

Quien no ha sudado la plata, la coge y la desbarata.

Quien no ha visto Sevilla, no ha visto maravilla.

Quien no hace nada cuando puede, tampoco lo hace cuando quiere.

Quien no llora, no mama.

Quien no madruga, no caza boruga.

Quien no miente no viene de buena gente.

Quien no mira el derrotero, es majadero.

Quien no oye consejo, no llega a viejo.

Quien no padece, no merece.

Quien no parece, perece.

Quien no pía no cría.

Quien no puede dar en el asno da en la albarda.

Quien no puede es quien más quiere.

Quien no puede segar, espiga.

Quien no quiere escuchar ruidos, que se tape los oídos.

Quien no quiere oír, no diga.

Quien no quiere por algo será.

Quien no quita gotera hace casa entera.

Quien no sabe bailar dice que los tambores no valen para nada.

Quien no sabe callar, no sabe hablar.

Quien no sabe de abuelo no sabe de bueno.

Quien no sabe disimular, no sabe reinar.

Quien no sabe fingir, no sabe vivir.

Quien no sabe obedecer no sabe mandar.

Quien no sabe sufrir no sabe regir.

Quien no se arriesga, no pasa la mar.

Quien no se arrisca, no aprisca.

Quien no se aventura no pasa la mar.

Quien no se aventura, no ha ventura.

Quien no se aventuró, ni perdió ni ganó.

Quien no se cansa, su ideal alcanza.

Quien no se casó de mil males se libró.

Quien no se escarmienta de una vez, no escarmienta de diez.

Quien no se osa aventurar, no pasa la mar.

Quien no siembra no cosecha.

Quien no sufrió una escasez, no guarda para después.

Quien no te conozca que te compre.

Quien no tenga memoria que tenga pies.

Quien no tiene cabeza ha de tener pies.

Quien no tiene cabeza, ha de tener pies.

Quien no tiene compadre no se bautiza.

Quien no tiene contento, no halla buen asiento.

Quien no tiene culpas, no pide disculpas.

Quien no tiene en que mear, se levanta y va al solar.

Quien no tiene más de un sayo no puede prestarlo.

Quien no tiene otro querer, se acuesta con su mujer.

Quien no tiene plata, no compra corbata.

Quien no tiene rentas, que no lleve cuentas.

Quien no tiene sal, ¿qué puede guisar?

Quien no tiene, no teme.

Quien no tiene, perder no puede.

Quien no trilla en agosto, trilla con mal rostro.

Quien no trilla en julio, no trilla a su gusto.

Quien no tuviera que hacer arme navío o tome mujer.

Quien nunca tuvo un apuro, no sabe lo que vale un duro.

Quien paga a otro en la misma moneda, saldado queda.

Quien paga con la misma moneda, saldado queda.

Quien paga descansa y quien cobra echa panza.

Quien paga, decide.

Quien paga, manda.

Quien para mear tiene prisa, acaba de mear en la camisa.

Quien parte y reparte se lleva siempre la mejor parte.

Quien pasa el mes de enero, pasa el año entero.

Quien pase a otra vida, se le olvida.

Quien peces quiere, el rabo se moja.

Quien peces quiere, que se moje el culo.

Quien perdona al malo, al bueno hace agravio.

Quien perdona pudiendo vengarse poco le falta para salvarse.

Quien perseveró, alcanzó.

Quien personas compara, a alguien agravia.

Quien pesca un pez pescador es.

Quien pide no escoge.

Quien pierde la buena fama nunca logra recobrarla.

Quien poco sabe no teme.

Quien poco sabe, poco teme.

Quien poco tiene, poco teme.

Quien poco tiene, pronto lo gasta.

Quien por mucho deja lo poco, suele perder lo uno y lo otro.

Quién por un gustazo no se lleva un trancazo?

Quien porfía, alcanza hoy u otro día.

Quien predica en desierto, pierde el sermón; y quien lava la cabeza al asno, pierde el jabón.

Quien pregunta lo que no debe, oye lo que no quiere.

Quien pregunta, no yerra.

Quien presta a un amigo, compra un enemigo.

Quien presta al amigo, cobra a un enemigo.

Quien presta no cobra, y si cobra, no todo, y si todo, no tal, y si tal enemigo mortal.

Quien presta, no cobra; si cobra, no todo, y si todo, no tal, y si tal enemigo mortal.

Quien presta, sus barbas mesa.

Quien presto da, dos veces da.

Quien prestó no cobró, y si cobró, mal enemigo se echó.

Quien prevé, provee.

Quien primero viene, primero muele.

Quien primero viene, primero tiene.

Quien promete en deuda se mete.

Quien quiera a la hija, halague a la madre.

Quien quiera peces que se moje el culo.

Quien quiera prosperar, que empiece por madrugar.

Quien quiera truchas que se moje el culo.

Quien quiera ver los higos nacer, madrugue la mañana de san Bernabé.

Quien quiere a Beltrán, bien quiere a su can.

Quien quiere a Pedro no hace mal a su perro.

Quien quiere bueno y barato, demora buscando un rato.

Quien quiere la rosa, aunque le punce, no se enoja.

Quien quiere peces, que se moje el culo.

Quien quiere presumir tiene que sufrir.

Quien quiere saber, que compre un viejo.

Quien quiere ser rico y no quiere trabajar, presto vendrá a hurtar.

Quien quiere tañer en muchas bodas, no puede cumplir con todas.

Quien quiere tomar conviénele dar.

Quien quiere, mucho puede.

Quien quiso, hizo.

Quien quita la ocasión quita el peligro.

Quien quita la ocasión, quita el pecado.

Quien ríe ahora, mañana llora.

Quien ríe el último, ríe mejor.

< operone >