< Spanische Sprichwörter >

No es lo mismo hacerlo que decirlo.

No es lo mismo oír decir 'moros vienen', que verlos venir.

No es lo mismo predicar que dar ejemplo.

No es lo mismo predicar que dar trigo.

No es lo mismo predicar y dar trigo.

No es lo mismo prometer las cosas que hacerlas.

No es lo mismo vencer que convencer.

No es macho quien tiene muchas mujeres, macho es el que se aguanta con una sola.

No es mal sastre el que conoce el paño.

No es mala la muerte cuando se lleva a quien debe.

No es más feliz el que más tiene, sino el que con menos se conforma.

No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia.

No es más rico el que más tiene sino el que menos necesita.

No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita.

No es más sabio el que más sabe, sino el que lo oportuno sabe.

No es mujer bonita lo que un hombre necesita.

No es nada lo del ojo, y lo llevaba en la mano.

No es ni chicha ni limonada.

No es noble quien lo es, sino quien lo sabe ser.

No es orégano todo el monte.

No es oro todo lo que brilla.

No es oro todo lo que reluce, ni harina lo que blanquea.

No es oro todo lo que reluce.

No es para cualquier chiflar a caballo.

No es perezoso el que nada hace, sino aquel que pudiendo hacer mejor las cosas, no las hace.

No es pobre el que tiene poco, sino el que codicia mucho.

No es por el huevo, sino por el fuero.

No es posible hacer marchar al buey mas rápido si el no lo cree necesario.

No es rico el que más ha, sino el que menos codicia.

No es sólo el hombre el que mea a la pared, porque el perro mea también.

No es solo saber sumar, sino que hay que saber restar.

No es tan fiero el león como lo pintan.

No es tan importante lo que se dice sino cómo se dice.

No es un hombre más que otros, si no hace más que otros.

No es villano el de la villa sino quien hace una villanía.

No está bien el fuego junto a las estopas.

No esta el horno para bollos.

No está el horno para bollos.

No esta hecha la miel para la boca del asno.

No está hecha la miel para la boca del asno.

No está siempre el agua clara, ni el palo para la cuchara.

No está toda la belleza, por fuera de la cabeza.

No estará muy triste, quien de rojo viste.

No estés al sol sin sombrero, ni en agosto ni en enero.

No estés al sol sin sombrero, ni en agosto, ni en enero.

No estreches la mano del hombre villano.

No existe culo honrado solo existe culo mal trabajado.

No existe hombre de mar que no se pueda ahogar.

No existe un tonto que no sea admirado por otro tonto.

No extiendas el brazo más que la manga.

No extiendas la pierna más de lo que alcanza la manta.

No falta un roto para un descosido.

No falte cebo al palomar, que las palomas ellas se vendrán.

No fíes de perro que cojea, ni de mujer que lloriquea.

No firmes carta que no leas ni bebas agua que no veas.

No gallina buena la que come en tu casa y pone en la ajena.

No gana uno para disgustos.

No gana uno para sustos.

No ganamos para disgustos.

No gusta del beso y estira el pescuezo.

No ha nacido aún quien cuide lo ajeno.

No hables mal del puente hasta haber cruzado el río.

No hables por boca ajena.

No habría palabra mala si no fuese mal tomada.

No hace el hábito al monje.

No hace plata quien más suda, si la suerte no le ayuda.

No hagas a los demás lo que no quieras para ti.

No hagas a tu prójimo lo que no quieras para ti mismo.

No hagas bien, sin mirar a quien.

No hagas caso a mediodía, habiendo todo el día.

No hagas castillos en el aire.

No hagas cosas buenas que parezcan malas, ni malas que parezcas buenas.

No hagas hoy a nadie lo que no quisieras que te hicieran a ti mañana.

No hagas leña del arbol caido.

No hagas mal y no habrás miedo.

No hagas una montaña de un grano de arena.

No hay año sin desengaño.

No hay abril que no sea vil, al principio, al medio o al fin.

No hay almohada mas blanda que una conciencia tranquila.

No hay amor como el primero.

No hay amor mi Linda Inés, sin su tasa de interés.

No hay anverso sin reverso.

No hay árbol que el viento no haya sacudido.

No hay asqueroso que no sea escrupuloso.

No hay atajo sin trabajo, ni rodeo sin deseo.

No hay atajo sin trabajo.

No hay barranco sin atranco.

No hay bestia fiera que no se huelgue con su compañera.

No hay bien ni mal que cien años dure.

No hay bien que dure, ni mal que no se acabe.

No hay borracho que coma lumbre.

No hay buen diestro sin banderillero.

No hay buen tesorero, con sueldo de portero.

No hay bueno que no pueda ser mejor, ni malo que no pueda ser peor.

No hay burro calvo, ni calabaza con pelo.

No hay caldo que no se enfríe.

No hay calvo que no haya tenido buen pelo.

No hay camino más seguro que el que acaban de robar.

No hay camino tan llano que no tenga algún barranco.

No hay carga más pesada que tener la conciencia cargada.

No hay carne sin hueso.

No hay casa do no haya chiticalla.

No hay cerradura donde es oro la ganzúa.

No hay cerradura si de oro es la ganzúa.

No hay como amigo viejo para tratar y leña vieja para quemar.

No hay como la mama de uno, que da dos platos por uno.

No hay como quitarse de en medio para dejar de ser imprescindible.

No hay conveniencia sin inconveniencia.

No hay cosa cierta en la vida, sino que será finida.

No hay cosa escondida que al cabo del tiempo no sea sabida.

No hay cosa más afilada que una lengua de mujer.

No hay cosa más cara que la que se compra por ruegos.

No hay cosa más pesada que una deuda recordada.

No hay cosa que no tenga algo bueno.

No hay cosa tan baladí que para algo no pueda servir.

No hay cosa tan chica que sea en que no quepa virtud.

No hay cosa tan secreta que tarde o temprano no sea descubierta.

No hay cuesta arriba sin cuesta abajo.

No hay daño que no tenga apaño.

No hay derecho contra derecho.

No hay día sin acedía.

No hay día sin amargura.

No hay día sin disgusto.

No hay doctrina como la de la hormiga.

No hay don sin din.

No hay dos justicias.

No hay dos sin tres.

No hay efecto sin causa.

No hay encubierta que a mal no revierta.

No hay enemigo pequeño.

No hay estómago que sea un palmo mayor que otro.

No hay fecha que no sellegue ni plazo que no se cumpla.

No hay fraude que a mal no revierta.

No hay gallina gorda por poco dinero.

No hay gallina ponedora, que ponga un huevo cada hora.

No hay garrafa sin tapón ni mujer de quita y pon.

No hay gran hombre para su ayuda de cámara.

No hay gratitud en el mundo.

No hay gusto sin disgusto.

No hay hacienda sin contienda.

No hay herida que no sane que no sea de otra manera que con el tiempo.

No hay hierro tan mohoso que no pueda dorarse.

No hay hombre sin pero.

No hay hombre tan bravo que el tiempo no haga manso.

No hay hombres pobres, sino pobres hombres.

No hay ladrón sin encubridor.

No hay ladrón sin su encubridor.

No hay largo que no se incline, ni enano que no se empine.

No hay ley sin trampa.

No hay lluvia como la de mayo.

No hay luna como la de enero, ni amor como el primero.

No hay luna más clara que la de enero, ni amor más querido que el primero.

No hay luz que no dé sombra.

No hay mal que cien años dure, ni cuerpo que los resista.

No hay mal que cien años dure.

No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista.

No hay mal que dure cien años, ni tonto que lo resista.

No hay mal que por bien no venga.

No hay mal tiempo sino mal abrigo.

No hay mal tiempo sino ropa inadecuada. [refrán alemán]

No hay malos maestros sino malos alumnos.

No hay manjar que no empalague ni vicio que no enfade.

No hay manjar que no empalague, ni vicio que no enfade.

No hay más amigo que Dios y el duro en la faltriquera.

No hay mas araña que la que teje.

No hay mas cera que la que arde.

No hay más cera que la que arde.

No hay más sordo que el que no quiere oír.

No hay mayor ciego que el que no quiere ver.

No hay mayor desprecio que no hacer aprecio.

No hay mayor dificultad que la mala voluntad.

No hay mayor dificultad que la poca voluntad.

No hay medalla sin reverso.

No hay medicina para el miedo.

No hay medio ruin si conduce a buen fin.

No hay mejor bocado que el hurtado.

No hay mejor cuña que la de la misma madera.

No hay mejor defensa que un buen ataque.

No hay mejor desprecio que no hacer aprecio.

No hay mejor doctrina que la de la hormiga.

No hay mejor espejo que el amigo viejo.

No hay mejor maestra que necesidad y pobreza.

No hay mejor maestro que la necesidad.

No hay mejor manera de defenderse que atacando.

No hay mejor medicina que el trabajo.

No hay mejor red que la que coje el pez.

No hay mejor remiendo que el de la misma tela.

No hay mejor salsa que el hambre.

No hay merluza grande que pese poco.

No hay miel sin hiel. [hiel = Galle]

No hay mirlo blanco, ni septiembre que no sea malo.

No hay moros en la costa.

No hay moza fea ni moneda de oro que tosca sea.

No hay mujer más buena, que la mujer ajena.

No hay mujer que no lo de sino hombre que no lo sepa pedir.

No hay mula sin tacha.

No hay nación que se escape de algún original defecto.

No hay nada como empezar de jovencito.

No hay nada como la propia casa.

No hay nada como resolver las cosas por uno mismo.

No hay nada como valerse por su cuenta.

No hay nada mal dicho si no es mal tomado.

No hay nada más atrevido que la ignorancia.

No hay nada nuevo bajo el sol.

No hay nada nuevo bajo la capa del cielo.

No hay nada peor que un año sin siembra.

No hay nada peor que un pobre harto de pan.

No hay nadie que se contente, con el olor solamente.

No hay ningún necio que no encuentre su compañero.

No hay ningún rico que entienda a un pobre.

No hay ocultación que a mal no revierta.

No hay oficio malo.

No hay olla fea que no halle cobertura.

No hay olla sin ningún garbanzo negro.

No hay olla sin tocino.

No hay olla tan fea que no encuentre su cobertera.

No hay oveja mal pelada que a los ocho días no esté igualada.

No hay oveja mal rapada que a los ocho días no esté igualada.

No hay paño sin raza.

No hay pecado sin remisión.

No hay peor ciego que el que no quiere ver.

No hay peor cosa que la venganza ciega.

No hay peor cuña que la de la misma madera.

No hay peor desentendido que el que no quiere entender.

No hay peor error que el no reconocerlo.

No hay peor gestión que la que no se hace.

No hay peor mal que el descontento de cada cual.

No hay peor saber que no querer.

No hay peor sordo que el que no quiere oír.

No hay pero que valga.

No hay plazo que no cumpla, ni deuda que no se pague.

No hay plazo que no llegue ni deuda que no se pague.

No hay predicador más persuasivo que San Ejemplo.

No hay provecho propio sin daño para otro.

No hay que arrear ganado flaco.

No hay que buscarle tres patas al gato, sabiendo que tiene cuatro.

No hay que cantar victoria antes de tiempo.

No hay que comer con los ojos.

No hay que comprar el collar antes que el galgo.

No hay que confundir el hambre con las ganas de comer.

No hay que confundir el tocino con la velocidad.

No hay que confundir la gordura, con la hinchazón.

No hay que correr dos liebres a la vez.

No hay que echar margaritas a los cerdos. [Mateo 7,6]

No hay que echar margaritas a los puercos.

No hay que echar perlas a los cerdos.

No hay que echar todo en el mismo saco.

No hay que empezar la casa por el tejado.

No hay que estirar las piernas más de lo que alcanza la sábana.

No hay que exagerar.

No hay que fiarse de las apariencias.

No hay que fiarse del agua mansa.

No hay que hablar mal de los muertos.

No hay que jugar con el fuego.

No hay que juzgar a la gente por lo que dice sino por lo que hace.

No hay que juzgar un libro por su tapa.

No hay que llegar primero pero hay que saber llegar.

No hay que mentar la soga en casa del ahorcado.

No hay que morder la mano que da de comer.

No hay que ofender al cocodrilo antes de pasar el río.

No hay que pasarse de rosca.

No hay que pedir peras al olmo.

No hay que pedirle peras al olmo.

No hay que precipitar las cosas.

No hay que sacar las cosas de quicio.

No hay que ser caballo para saber de carreras.

No hay que ser más papista que el papa.

No hay que ser rencoroso.

No hay que ser tonto.

No hay que tentar al diablo.

No hay que vender la piel del oso antes de haberlo matado.

No hay quien haga mal que después no lo venga a pagar.

No hay quinto malo.

No hay refrán que no sea verdadero.

No hay regla sin excepción.

No hay rosa sin espina.

No hay rosa sin espinas.

No hay rosas sin espinas.

No hay sábado sin sol ni doncella sin amor.

No hay sábado sin sol, ni mocita sin amor, ni viejo sin dolor.

No hay sabor tal como el de la sal.

No hay secreto que tarde o temprano no sea descubierto.

No hay sol sin sombra.

No hay tal caldo como el jugo del guijarro.

No hay tal como amigo viejo para tratar y leña vieja para quemar.

No hay tal maestro como fray Ejemplo.

No hay tal razón como da el bastón.

No hay tal razón como el bastón.

No hay tal señal de agua como oír cantar las ranas.

No hay tal vencedor como el tiempo.

No hay tan buen compañero como el dinero.

No hay tan buen pagador como Dios.

No hay tela sin falta.

No hay tonto que no se tenga por listo.

No hay toro que resista dos garrochas.

No hay un mes de agosto que se parezca a otro.

No hay urraca sin mancha blanca.

No hay vasija que mida los gustos.

No hay zorra con dos rabos.

No hay zurdo bueno.

No importa cuantas veces hayas caído, lo importante es cuantas te puedas levantar.

No importa cuanto vivamos sino como lo hagamos.

No importa el color del gato, lo importante es que se coma a los ratones.

No importa que digan 'Martín', sino el retintín.

No importa que en el valle haya sombras, si en la montaña brilla el sol

No importa que nazcan chatos nomás que respiren bien.

No insulta el que quiere, sino el que puede.

No invoques derecho humano, si violas los de tu hermano.

No juzguéis y no seréis juzgados, porque con el juicio con que juzgareis seréis juzgados y con la medida con que midiereis se os medirá. (Mt 7,2)

No la hagas y no la temas.

No le busques las cinco patas al gato.

No le busques mangas al chaleco.

No le hagas a nadie lo que no quieras que te hagan a ti.

No le pidas peras al olmo.

No le pidas trigo a la tierra que no riegues a diario.

No le pido a Dios que me dé, sino que me ponga donde hay.

No le pido pan al hambre, ni chocolate a la muerte.

No le pongas tanto huevo a la harina; porque se te amarilla el pan.

No le trata de animal, pero le muestra el ronzal.

No llegará la sangre al río.

No lleva ya vida honesta, la que con varios se acuesta.

No lo hurta, lo hereda.

No los que tienen poco son pobres, mas los que mucho desean.

No mantengas más gatos, que los que cazan ratones.

No me castigues con el látigo de tu desprecio.

No me gusta el chisme pero me entretiene.

No me importa que me llames Martín, sino el retintín.

No me llega pero ni a la suela de los zapatos.

No me tientes Satanás No merma el daño el ser muchos a llorarlo.

No mezcles dos vinos; que harías veneno.

No mires a la obra, sino a la voluntad con que se hace la cosa.

No muerdas la mano que te da de comer.

No muestres, ni al más amigo, los lunares de tu ombligo.

No nació quien no erró.

No nada mas de pan vive el hombre.

No ofende quien quiere, sino quien puede.

No oigo, soy de palo.

No olvide su cuna quien haga fortuna.

No padece quien no conoce.

No paga los platos rotos, pero arma los alborotos.

No pasa seguro quien corre por el muro.

No perdió su mano Ernesto, pero las lleva en un cesto!.

No perdona el vulgo tacha de ninguno.

No pica la abeja a quien en paz la deja.

No pidas a quien pidió, ni sirvas a quien sirvió.

No pidas al olmo la pera, pues no la tiene.

No pidas que otro haga lo que tú puedes hacer.

No pongas todos los huevos en la misma canasta.

No por madrugar amanece mas temprano.

No por mucho madrugar amanece más temprano.

No por ponerse a rezar, deja el cielo de tronar.

No por ser el último es el menos importante.

No por tener mucho se es más feliz.

No porque ande pa delante, deja de ser ignorante.

No prediques en desierto, ni machuques hierro yerto.

No preguntes que el tiempo te lo dira, que no hay cosa más bonita que el saber sin preguntar.

No presuma de tener ciencia quien no tenga experiencia.

No puede el cura a la par, decir misa y confesar.

No puede impedirse el viento. Pero pueden construirse molinos.

No puede ser precavida, quien no sabe de la vida.

No puedes evitar que el pájaro de la tristeza vuele sobre tu cabeza, pero sí puedes evitar que anide en tu cabellera.

No puedes tapar el cielo con la mano.

No quieras correr cuando apenas aprendes a caminar.

No quieras para los demás lo que no quieras para ti.

No quieras para nadie lo que no quieres para ti.

No quieras tapar el sol con un dedo.

No quiere música Roque, ni hay tampoco quien la toque.

No quieres caldo, toma tres tazas.

No quiero queso sino salir de la ratonera.

No quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor.

No rías tanto que la mucha risa acaba en llanto.

No sabe lo que es descanso quien no sabe lo que es trabajo.

No salgas de puerto si las nubes no corren con el viento.

No se acaba nunca de aprender.

No se acuerda el cura de cuando fue sacristán.

No se acuerda el sacristán de cuando fue monaguillo.

No se acuerda la suegra que fue nuera.

No se aprende de machucho, sino de muchacho.

No se cogen truchas a bragas enjutas.

No se cree nunca al que mintió una vez.

No se debe cantar victoria hasta el final.

No se debe decir de esa agua no beberé.

No se debe pagar siempre con la misma moneda.

No se encuentra muy a salvo, piojo en cabeza de calvo.

No se escarmienta, mi viejo, sino en el propio pellejo.

No se fundó Roma en una hora.

No se gana para disgustos.

No se ganó Toledo en un credo.

No se ganó Zamora en una hora.

No se ha de mentar la soga en casa del ahorcado.

No sé hablar, y me mandas predicar.

No se hacen tortillas sin romper huevos.

No se hizo la miel para la boca del asno.

No se le puede encender una vela a Dios y otra al diablo.

No se le puede poner una vela a Dios y otra al diablo.

No se le puede poner una vela a San Miguel y otra al diablo.

No se le pueden poner puertas al campo.

No se me olvidará mientras me acuerde.

No se merece la vida, quien no paga su comida.

No se pescan truchas a bragas enjutas.

No se presta más que a los ricos.

No se puede agradar a todos.

No se puede atar la burra y dejarla suelta.

No se puede bailar con todos a la vez.

No se puede cambiar de caballo a mitad del río.

No se puede cambiar el rumbo de las cosas.

No se puede decir de esta agua no beberé ni este cura no es mi padre.

No se puede desandar lo andado.

No se puede deshacer lo hecho.

No se puede estar a la sopa y a las tajadas.

No se puede estar al plato y a las tajadas.

No se puede estar bien con todo el mundo.

No se puede estar en dos sitios a la vez.

No se puede estar en misa y repicando.

No se puede estar en todas partes.

No se puede estar en todo.

No se puede hacer el jarro sin pisar el barro.

No se puede hacer una tortilla sin romper (los) huevos.

No se puede mamar y protestar.

No se puede medir a todo el mundo por el mismo rasero.

No se puede nadar y guardar la ropa.

No se puede obligar a nadie a hacer aquello que no quiera.

No se puede obligar a nadie a ser feliz.

No se puede pedir leche a las cabrillas.

No se puede pedir peras al olmo.

No se puede predicar y andar en la procesión.

No se puede recoger la cosecha, antes de la siembra.

No se puede repicar y andar en la procesión.

No se puede repicar y conducir la procesión.

No se puede repicar y estar en la procesión.

No se puede repicar y estar en misa.

No se puede sacar agua de las rocas.

No se puede satisfacer y agradar a todos.

No se puede servir a dos señores a un mismo tiempo.

No se puede servir a dos señores. [Mateo 6,24 / Lucas 16,13]

No se puede tañer las campanas y asistir a la procesión.

No se puede tener todo.

No se puede tocar las campanas y asistir a la procesión.

No se puede vivir aislado.

No se puede vivir sin trabajar.

No se puede voltear las campanas y asistir a la procesión.

No se pueden pedir peras al olmo.

No se pueden pedir peras.

No se pueden poner puertas al campo.

No se sabe todo lo que hay en un minué.

No se siente el burro mal, libre de enjalma y pretal.

No se van los días en balde.

No se vive de lo que se ingiere sino de lo que se digiere.

No se vive más que una vez.

No serán novillas, si tienen criadillas.

No siempre llega primero, quien camina más ligero.

No siento que me llames Martín, sino el retintín.

No sirvas a quien sirvió ni pidas a quien pidió.

No sirvas a quien sirvió, ni pidas a quien pidió.

No Sólo de pan vive el hombre.

No sólo hay que ser bueno sino demostrarlo.

No son hombres todos los que mean en pared.

No son todos los que están, ni están todos los que son.

No son todos ruiseñores los que cantan entre las flores.

No soy ninguna perita en dulce.

No soy pila de agua bendita.

No sufras por calenturas ajenas.

No te acompañes ni de amigo lisonjero ni de fraile callejero.

No te acostarás sin saber una cosa más.

No te alegres de mi duelo, que cuando el mío fuere viejo el tuyo será nuevo.

No te alegres del mal de otras personas,

No te alegres del mal de tu vecino que el tuyo te viene por el camino.

No te alegres del mal del vecino porque el tuyo viene de camino.

No te alegres del mal del vecino, que el tuyo viene de camino.

No te arrugués cuero viejo, que te quiero para tambor!.

No te cases con mujer de manos grandes porque todo lo que le des le parecerá chico.

No te duermas entre las pajas.

No te fies de la fortuna, que es mudable como la luna.

No te fíes del amor ni de la baranda del corredor.

No te metas en camisa de once varas.

No te metas en camisas de once varas.

No te metas en el seno, sabandija con veneno.

No te mofes de los viejos, que de ellos no estamos lejos.

No te rías de un cojo sin saber como andas tú.

No te salgas por la tangente.

No te vallas a morder la lengua.

No tengan miedo que yo estoy temblando.

No tengo gato, ni perro, ni velas en ese entierro.

No tiene el corazón amor postrero, siempre el último amor es el primero.

No tiene madre, ni padre, ni perro que le ladre.

No tiene un pelo de tonto.

No tires piedras al vecino si tu techo es de cristal.

No toda pregunta quiere respuesta.

No todo el monte es orégano.

No todo el que chifla es arriero.

No todo el que llora, de pena llora.

No todo el que ronca duerme.

No todo es miel sobre hojuelas.

No todo lo grande es bueno, mas todo lo bueno es grande.

No todo lo grande es bueno, pero todo lo bueno es grande.

No todo lo que brilla es oro.

No todo se compra con dinero.

No todos los días son iguales.

No vale la pena dar lanzadas al moro muerto.

No valer ya, es mas doloroso que no haber valido nunca.

No van lejos los de adelante si los de atrás corren bien.

No vas a morir de parto ni de cornada de burro.

No vence, quien es valiente, si peca por imprudente.

No vendas la piel del oso antes de haberlo cazado.

No vendas la piel del oso antes de haberlo matado.

No vendas la piel del oso antes de haberlo muerto.

No vengas a asustar con el petate del muerto.

No vengo a descubrir el hilo negro.

No vive más el leal de cuanto quiere el traidor.

No voy a misa porque estoy cojo, pero a la taberna me voy poquito a poco.

No voy a misa porque estoy cojo, pero a la taberna poquito a poco.

Nobleza obliga.

Nobleza y cariño, los hereda el niño.

Nombrando el rey de Roma, cátale que ahí asoma.

Nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena.

Nos por lo ajeno y el diablo por lo nuestro.

Novia llorosa, sonriente esposa, novia sonriente, llorosa esposa

Noviembre acabado, invierno empezado.

Noviembre es del estío, la puerta del frío.

Noviembre húmedo, te harás rico.

Noviembre lluvioso, año de trigo.

Noviembre tronado, malo para el pasto y malo para el ganado.

Noviembre y enero, tienen un tempero.

Noviembre, a mucho llover, cruzarse de brazos y verlas caer.

Noviembre, el mes de castañas, batatas y nueces.

Noviembre, mes de batatas, castañas y nueces.

Noviembre, si las flores dan, coge el azafrán.

Nuestro gozo en un pozo.

Nuestros padres a pulgadas y nosotros a brazadas.

Nuevo rey, nueva ley.

Nuevos reyes, nuevas leyes.

Nunca amarga el manjar por mucho azúcar echar.

Nunca choveo que nun espallara. [Proverbio gallego]

Nunca compres a cierra ojos.

Nunca con menores, entables amores.

Nunca creas que lo evidente es la verdad.

Nunca digas ¡zape! hasta que pase el último gato.

Nunca digas de este agua no beberé ni este cura no es mi padre.

Nunca digas de este agua no beberé.

Nunca digas: "nunca jamás".

Nunca el juglar de la tierra tañe bien la fiesta.

Nunca es demasiado tarde para enmendar.

Nunca es lo mismo una comida recalentada ni una amistad reconciliada.

Nunca es mal año por mucho pan.

Nunca es persona caída, quien se levanta enseguida.

Nunca es tarde para aprender.

Nunca es tarde si la dicha es buena.

Nunca es tarde si la dicha llega.

Nunca falta quien dé un duro, para un apuro.

Nunca falta tapadera, para cubrir la gotera.

Nunca falta un pelo en la sopa.

Nunca falta un roto para un descosido.

Nunca ha de faltar algún Judas.

Nunca hagas las cosas a medias.

Nunca le falta el que hacer, ni al diablo ni al cura ni a la mujer.

Nunca llovió tanto que no escampara.

Nunca llueve a gusto de todos.

Nunca llueve al gusto de todos.

Nunca más perro al molino.

Nunca mejor está el árbol que en la tierra donde se cría.

Nunca mires de donde vienes sino adonde vas.

Nunca mucho costó poco, ni poco mucho.

Nunca pares en donde hay perros flacos.

Nunca peca por estulto, quien sabe escurrir el bulto.

Nunca pidas a quien tiene, sino a quien sabes que te quiere.

Nunca se debe tirar piedras arriba cuando se tiene techo de cristal.

Nunca se pierden los años que se quita una mujer, van a parar a cualquiera de sus amigas.

Nunca se puede decir de esta agua no beberé ni este cura no es mi padre.

Nunca se supo de dos agostos iguales.

Nunca se termina de aprender.

Nunca segundas partes fueron buenas.

Nunca te acostarás sin saber una cosa más.

Nunca te arrepientas de lo que has hecho, arrepiéntete de lo que has dejado de hacer.

Nunca tengas miedo del día que no has visto.

Nunca tomar es malo, como no sean palos.

Nunca viene sino lo que Dios quiere.

Nunca vivas pobre para morir rico.

O ayunar o comer trucha.

O bien casada, o bien quedada.

O bien o mal, junta caudal.

O bien o mal, va a lo suyo cada cual.

O calza como vistes, o viste como calzas.

O César o nada.

O comed y no gimáis, o gemid y no comáis.

O crudo o asado por el fuego ha pasado.

O dentro o fuera es mejor que ni dentro ni fuera.

O en la oreja, o en el rabo, la mula parece al asno.

O errar o quitar el banco.

O jugamos todos o rompemos la baraja.

O jugamos todos, o se rompe la baraja.

O la bebes o la derramas.

O llueve o apedrea, o nuestra moza se mea.

O se tira de la cuerda para todos, o para ninguno.

O todos en la cama, o todos en el suelo.

O todos hijos de Dios o todos hijos del diablo.

O todos moros o todos cristianos.

Obediencia es noble ciencia.

Obra a destajo, no vale un ajo.

Obra acabada, maestro al pozo.

Obra bien empezada, medio acabada.

Obra bien terminada, a su autor alaba.

Obra común obra de ningún.

Obra con amores y no con buenas razones.

Obra de común, obra de ningún.

Obra de mal cimiento, la derriba el viento.

Obra empezada, medio acabada.

Obra en común, obra de ningún.

Obra saca obra.

Obrar mucho, y hablar poco; que lo demás es de loco.

Obras son amores que no buenas razones.

Obras son amores y no buenas razones.

Obras son amores, que no buenas razones.

Obras son querencias y no palabras huecas.

Obras y palabras, lo uno es mucho y lo otro es nada.

Obremos a no ver, dineros a perder.

Ocasión perdida, no vuelve más en la vida.

Ocasión que se pasó, pájaro que voló.

Ocasión y tentación una misma cosa son.

Ocasión y tentación, madre e hija son.

Ochavo a ochavo se junta el ducado.

Ocio, ni para descansar.

Ocioso y lagarto, no mueren de infarto.

Octubre es un buen mes de historia y deja malas memorias.

Octubre lluvioso, año copioso.

Octubre que termina claro, favorece lo sembrado.

Octubre vinatero, padre del buen cuero.

Octubre, corto en ramos y largo en caldos.

Octubre, echa pan y cubre.

Octubre, en el soto y fuera del soto.

Octubre, las mejores frutas pudre.

Odia el pecado y compadece al pecador.

Odios de mortales no deben ser inmortales.

Ofensa hace a los buenos el que a los malos perdona.

Oficial de mucho, maestro de nada.

Oficio bueno o malo, da de comer a su amo.

Oficio de albardero, mete paja y saca dinero.

Oficio no mancha linaje.

Oficio quita vicio.

Oficio, bueno o malo, da de comer al amo.

Ofrecer el oro y el moro.

Ofrecer mucho es una especie es de negar.

Oh! Virgen del buen consejo, ayúdale al más pendejo.

Oigamos, pero no creamos hasta que lo veamos.

Oir a todos, creer a pocos.

Oír al gallo cantar y no saber en que muladar.

Oír campanas y no saber donde.

Oir cantar el gallo y no saber en que gallinero.

Oír como quien oye llover.

Oír es precioso para el que escucha.

Oír, ver y callar, recias cosas ha de obrar.

Oír, ver y callar, recias cosas son de obrar.

Oír, ver y callar, son cosas de gran preciar.

Ojalá cuando vengas otra vez, tengas que golpear la puerta con el pie y empujarla con el codo.

Ojo al Cristo que es de plata.

Ojo al dinero , que es el amor verdadero.

Ojo al dinero que es el amor verdadero.

Ojo al parche.

Ojo alerta con la moza y con la puerta.

Ojo alerta con la mujer y la puerta!

Ojo con el can que no ladra.

Ojo por ojo y diente por diente.

Ojo, que la vista engaña!

Ojo, que la vista engaña!.

Ojo, que la vista engaña.

Ojos de extraños no alcanzan a ver los daños.

Ojos de lindo color, no por eso ven mejor.

Ojos dulces y apacibles, pero hay cosas más tangibles.

Ojos hay que de legañas se enamoran.

Ojos que bien se quieren, desde lejos se saludan.

Ojos que los vieron ir, no los verán volver.

Ojos que no miran, corazón que no suspira.

Ojos que no pueden ver, de vidrio tienen que ser.

Ojos que no ven corazón que no siente.

Ojos que no ven, corazón que no llora.

Ojos que no ven, corazón que no quiebra.

Ojos que no ven, corazón que no siente.

Ojos que no ven, ladrillazo que te pego.

Ojos que ven, no envejecen.

Olerse la tostada.

Olivo y aceituno, todo es uno.

Olivo, oliva y aceituno, todo es uno.

Olla ¿por qué no cociste? porque no me removiste.

Olla cada día, aun siendo buena hastía.

Olla cada día, aun siendo buena, hastía.

Olla chica hace la bolsa grande.

Olla grande, testamento chico.

Olla que mucho hierve, sabor pierde.

Olla reposada no la come toda barba.

Olla sin sal, haz cuenta que no tienes manjar.

Olla todos los días, a un santo cansaría.

Olvidado y nunca sabido, viene a ser lo mismo.

Ora como si todo dependiera de Dios; pero trabaja como si todo dependiera del hombre.

Oración breve sube al cielo.

Oración de perro no va al cielo.

Orange: ist in der Früh Gold, mittags ist sie Silber und am Abend ist sie tödlich.

Orden y dedicación dan gran satisfacción.

Órdenes son órdenes.

Orejas curiosas, noticias dolorosas.

Orejas de burro.

Oro del que cagó el moro.

Oro en manos de pobre, parece cobre.

Oro es lo que oro vale.

Oros son triunfos.

Ortiga me quemó y mastranzo me sanó.

Otoñada buena, por San Bartolomé comienza.

Otoñada de San Mateo, puerca vendimia y gordos borregos.

Otoñada segura san Francisco la procura.

Otoño entrante barriga tirante.

Otoño entrante, barriga tirante.

Otoño lluvioso año copioso.

Otra mancha más al tigre, no hace la diferencia.

Otra pata que le nace al cojo.

Otro día amanecerá y buen tiempo hará.

Otro gallo cantara si buen consejo tomara.

Otro tiempo vendrá, y el que hoy no puede, podrá.

Otro vendrá que bueno me hará.

Otro vendrá que bueno te hará.

Otro vendrá, que bueno me hará.

Otros más lerdos mandaron regimientos.

Otros países, otras costumbres.

Oveja chiquita siempre es corderita.

Oveja cornuda y vaca barriguda, no la trueques por ninguna.

Oveja de todos, cómenla lobos.

Oveja harta de su rabo se espanta.

Oveja que anda...bocado halla.

Oveja que bala, bocado que pierde.

Ovejas bobas, donde va una, van todas.

Ovejas bobas, por do va una van todas.

Ovejas y abejas en tus dehesas.

Ovejita de Dios, el diablo te trasquile.

Oye los consejos la vieja como el gotear de las tejas.

Oye, ve y calla, y con nadie tendrás batalla.

Oyendo toma, ¿quién no se asoma?.

Oyó al gallo cantar y no supo en qué muladar.

Oyó campanas y no sabe dónde.

Paciencia hermanos y moriremos ancianos.

Paciencia muchas veces ofendida, trastorna el juicio.

Paciencia ofendida sale de madre enseguida.

Paciencia piojo que la noche es larga.

Paciencia y a barajar, que dicen que llueve.

Paciencia y barajar!

Paciencia y barajar, hasta el rabo todo es toro y hasta el segar todo es hierba.

Paciencia, piojos, que la noche es larga.

Padecer por amar, no es padecer, que es gozar.

Padre arriero, hijo caballero, nieto pordiosero.

Padre con dinero, hijo caballero, nieto pordiosero.

Padre diestro, el mejor maestro.

Padre lo puede ser cualquiera, lo difícil es ejercer de padre.

Padre no tuviste, madre no temiste; hijo, diablo te hiciste.

Padre, hijo y abuela, tres cucharas y una cazuela.

Paga adelantada, paga viciada.

Paga el puerco lo que hizo el perro.

Paga lo que debes y sabrás lo que tienes.

Paga lo que debes, sabrás lo que tienes.

Paga lo que debes, sanarás del mal que tienes.

Pagan a las veces justos por pecadores.

Pagan justos por pecadores.

Pagan los justos por pecadores.

Pagar en tres pagas: tarde, mal y nunca.

Pagar justos por pecadores.

Paja al pajar y barberos a rapar.

Paja triga hace medida.

Pajarico que escucha el reclamo escucha su daño.

Pájaro de la ultima cría, ni come ni pía.

Pájaro durmiente, tarde hincha el vientre.

Pájaro mal nacido el que se ensucia en el nido.

Pájaro mal nacido es el que ensucia en su nido.

Pájaro que comió, pájaro que voló.

Pájaro que de dos tiros no cayó, voló.

Pájaro que vuela, a la cazuela.

Pájaro triguero, no entra en mi granero.

Pájaro viejo no entra en jaula.

Pájaro viejo no entra en la jaula.

Pájaro y flor, en abril buscan su amor.

Pájaros de agosto, gordos como tordos.

Pájaros del mismo plumaje vuelan juntos.

Palabra al aire fenece; pero escrita prevalece.

Palabra dada, palabra sagrada.

Palabra de boca, piedra de honda.

Palabra de cortesano, humo vano.

Palabra y piedra suelta no tiene vuelta.

Palabra y piedra suelta no tienen vuelta.

Palabra y piedra suelta, no tienen vuelta.

Palabras blandas te pondrán en andas

Palabras confitadas, entrañitas dañadas.

Palabras de cortesía suenan bien y no obligan.

Palabras señaladas no quieren testigo.

Palabras sin obras se venden baratas.

Palabras son cosa fría para el que aun de las obras no fía.

Palabras y plumas el viento las lleva.

Palabras y plumas las lleva el viento.

Palabras y plumas, el viento las lleva.

Palo compuesto no parece palo.

Palo de madera dura aguanta la rajadura.

Palo de nogal, quiebra costilla, no hace señal.

Palo que nace doblao jamás su tronco endereza.

Paloma que va volando no dice a dónde ni cuando.

Pan ajeno nunca es tierno.

Pan caliente y uvas, a las mozas ponen mudas y a las viejas quitan las arrugas.

Pan candeal y vino tintillo ponen al hombre gordillo.

Pan casero, de ese quiero.

Pan con ojos y queso sin ellos.

Pan con pan comida de tontos.

Pan con pan, comida de bobos.

Pan con pan, comida de tontos.

Pan con queso sabe a beso.

Pan con sudor, sabe mejor.

Pan con vino no emborracha, pero alegra a la muchacha.

Pan de ayer carne de hoy y vino de antaño, salud para todo el año.

Pan de ayer, carne de hoy y vino de antaño, salud para todo el año.

Pan de centeno y agua de navazo ensancha las tripas y estrecha el espinazo.

Pan de trigo, aceite de olivo y de la parra el vino.

Pan para hoy y hambre para mañana.

Pan para hoy, hambre para mañana.

Pan que sobre, carne que harte y vino que falte.

Pan tierno y leña verde, la casa pierde.

Pan y navaja poco alimento es para el que trabaja.

Pan y toros queremos; y si falta algo, que sea lo primero.

Pan y vino andan camino, que no mozo garrido.

Pan y vino andan camino.

Pan, pan; muchos lo toman y pocos lo dan.

Papier ist geduldig.

Para abaratar la vida, producir mucha comida.

Para abril, de un grano salen mil.

Para acertar mejor, echarlo a lo peor.

Para afilar el formón, hay que darle al mollejón.

Para alcanzar dicha plena, nos toca perder la pena.

Para amigo, cualquiera; para enemigo, quien quiera.

Para amigos, todos; para enemigos, uno solo.

Para aprender a caminar, primero hay que gatear.

Para aprender a nadar, meterse al pozo o al mar.

Para aprender a rezar no hay como viajar por mar.

Para aprender es menester padecer.

Para aprender nunca es tarde.

Para aprender y tomar consejo, nunca es tarde.

Para atrás ni para cojer impulso.

Para bien creer no hay cosa como ver.

Para bien estar, mucho hay que andar Para bruto no se estudia, se nace.

Para buena vida, orden y medida.

Para cada gusto se pintó un color.

Para cajón de muerto, cualquier palo es bueno Para cerdos, buenas son bellotas.

Para coger peces, hay que mojarse el culo.

Para colmo de males, tratar con animales.

Para comer tortilla, hay que romper huevos.

Para conservar la amistad, pared en medio.

Para creer, ver.

Para cruzar un río y dar dinero, nunca seas el primero.

Para cura de mis males, me vinieron más pesares.

Para curar el mordisco, babitas del mismo "pizco".

Para dar y tener, seso es menester.

Para darse importancia dice que viene de Francia.

Para darse importancia, dice que viene de Francia.

Para decir la verdad, poca elocuencia basta.

Para Dios nada es imposible.
Lucas 1,37

Para echar un trago, cualquier bota es buena.

Para el amor y la muerte no hay cosa fuerte.

Para el culo de una mujer y la mano de un barbero, siempre es Enero.

Para el día de san Bernabé la siega de prados está bien.

Para el gordo, poca cama, poco plato y mucha suela de zapato.

Para el gusto se hicieron los colores.

Para el hierro ablandar, machacar y machacar.

Para el mal peón, no hay buen azadón.

Para el mal que hoy mata, no es remedio el de mañana.

Para el postrero no hay cuchara.

Para el que no quiere tengo yo bastante.

Para el que no tiene capa, tan bueno es el Rey como el Papa.

Para el solano, agua en mano Para el tiempo que me queda en el convento, me cago dentro.

Para el último no hay cuchara.

Para el verano te espero, pollo tomatero.

Para enero vale más una gorra que un sombrero.

Para enero, oliva en el brasero.

Para enfermedad de años no hay medicina.

Para ese viaje no se necesitan alforjas.

Para este viaje no hacían falta alforjas.

Para fastidiar al patrón, no como lentejas.

Para febrero, guarda leña en tu leñero

Para fines de este mes, el grano en tu casa ten.

Para gustos se hicieron colores.

Para hacer buen apetito, hay que aguantar un poquito.

Para hacer poco y malo no hace falta salir temprano.

Para hacerse especialista, hay que quemarse la vista.

Para la Candelaria, la mayor nevada Para san Blas un palmo más Para santa Águeda nieve hasta la bragueta.

Para la virtud somos de piedra, y para el vicio somos de cera.

Para las cuestas arriba quiero mi burro, que las cuestas abajo yo me las subo.

Para las ocasiones son los amigos.

Para las verrugas, saliva en ayunas.

Para llegar al destino, hay que iniciar el camino.

Para lo que el hombre no quiere hacer, achaque ha de poner.

Para lograr buen tocino, hay que engordar al cochino.

Para lograr fruto bueno, hay que abonar el terreno.

Para los hombres de mar, antes que letras nadar.

Para los ladroncillos hicieron cárceles, y presidios; para los grandes ladrones siempre hay cuenta de perdones.

Para los toros del jaral los caballos de ahí mesmo.

Para mañana no ayunar, hoy no hartar.

Para mal casar, mejor nunca maridar.

Para marzo a su mitad, golondrina viene y tordo se va.

Para medrar en la vida hay que moverse.

Para mejor pasar la vida, tener esposa y querida.

Para mentir nunca hay bula.

Para muerte repentina, mezclar trago y gasolina.

Para muestra basta (con) un botón.

Para muestra basta un botón.

Para nadar hay que tirarse al agua.

Para no hacer de marrano, culo en tierra y plata en mano.

Para otro perro ese hueso, tan descarnado y tan tieso.

Para pelear se necesitan dos.

Para poca salud, las cuatro velas y el ataúd.

Para poner el rejo flojo, hay que meterlo en remojo.

Para presumir hay que sufrir.

Para prosperar, madrugar.

Para que alcance siempre tiene que sobrar Para que ande bien la cosa, una vieja y otra moza.

Para que el botón sea cabal, hay que medirle el ojal.

Para que el chico se haga pillo, meterlo de monaguillo.

Para que la cuña apriete ha de ser del mismo palo.

Para que la otoñada sea buena, por san Bartolomé las aguas primeras.

Para que no se espante el borrico por delante.

Para que quiere cama el que no duerme Para que te miren bien, nunca mires con desdén.

Para quien es mi hija, basta mi yerno.

Para quien no quiere tengo yo bastante.

Para saber hablar, es preciso saber escuchar Para saber mandar es preciso saber obedecer.

Para saber, has de leer.

Para sabio Salomon Para salir del hoyo un buey solo no basta, se necesitan dos.

Para salir adelante en la vida hay que menearse.

Para salir adelante en la vida hay que moverse.

Para San Antón, busca la perdiz al perdigón.

Para San Matías se igualan las noches con los días.

Para San Matías se van los tordos y vienen las golondrinas.

Para San Vicente, enero pierde un diente.

Para san Wenceslao, el almendro cogío y escardao.

Para sana diversión no abuses de la ocasión.

Para Santa Catalina, el gallo con la gallina.

Para Santa Teresa, rosa en la mesa.

Para ser buen viejo hay que haber sido buen joven.

Para ser el presidente, nombramiento es suficiente.

Para su casa no hay burro flojo.

Para su madre no hay hijo feo.

Para todo hay remedio, menos para la muerte.

Para todo mal, un refrán, y para todo bien, también.

Para todo se necesita suerte.

Para torear y casarse hay que arrimarse.

Para tu mujer empreñar no debes otro buscar.

Para un buen banderillero hay toro en todas partes.

Para una vez que se bañó, hasta el culo se le vio.

Para uno que madruga, otro que no durmió.

Para ver la buena gente sólo un ojo es suficiente.

Para verdades el tiempo, y para justicia Dios.

Para volver a la buena senda siempre es tiempo.

Para vos me peo y para otro me afeito.

Parece barril sin fondo.

Parecer por parecer no es cosa rara de ver.

Parecer uña y carne.

Parecerse como un huevo a una castaña.

Pareces mula cargada, a cada paso un pedo.

Pared medianera, amistad conserva.

Parejo como las calles de León.

Parientes pobres y trastos viejos, pocos y lejos.

Parientes y señor, sin ellos se está mejor.

Parientes y trastos viejos, pocos y lejos.

Parte su tiempo abril entre llorar y reír.

Partidarios gente amiga, de llenar bolsa y barriga.

Partir es morir un poco.

Pasada la riña fiera, queda sangre en la gallera.

Pasado el peligro, olvidado lo prometido.

Pasado el tranco, olvidado el santo.

Pasando el tiempo, llegamos a viejos.

Pasar amargura para ganar hermosura.

Pasar amargura por ganar hermosura.

Pasar de largo te conviene en lo que ni te va ni te viene.

Pasar más hambre que un maestro de escuela.

Pascua con luna, cabras ninguna, ovejas tal y cual.

Pascua marzal, o por mucho bien o por mucho mal.

Pascuas largo tiempo deseadas son en un día presto pasadas.

Pascuas marzales, hambre y enfermedades.

Pase mayo, y pase pardo.

Pasión tapa los ojos a la razón.

Paso a paso se hace camino al andar.

Paso a paso, se va lejos.

Paso de oso, diente de lobo y de vez en cuando hacerse el bobo.

Pastor avariento, por una oveja pierde ciento.

Pato, ganso y ansarón, tres cosas son, y una son: cochino, puerco y lechón.

Patrimonio conjunto de bienes, matrimonio conjunto de males.

Peca igual el que mata la vaca, como el que le agarra la pata.

Pecado callado, medio perdonado.

Pecado confesado es medio perdonado.

Pecado de mucho bulto no puede estar siempre oculto.

Pecado de mucho bulto, no puede estar siempre oculto.

Pedid y se os dará. [Mateo 7,7]

Pedir al hombre veras es pedir al olmo peras.

Pedir con el puño en alto, no es súplica sino asalto.

Pedir peras al olmo.

Pedro se caso en mi pueblo, cojo, manco y jorobado; cómo seria la novia si fue engañado.

Peer en botica para retumbar.

Pelean los toros y mal para las ranas.

Peleándose dos, el tercero gana.

Pelillos a la mar y lo pasado olvidar.

Pelo mal cortado, a los quince días igualado.

Pelo que canea no calvea.

Pena de muerte tiene el que a viejo no llegue.

Penas amargas, son menos largas.

Penas encontradas, penas aliviadas.

< operone >