Spanische Weisheiten 7


Con un mucho y dos poquitos se hacen los hombres ricos.

Con un pozo y un malvar, boticario de un lugar.

Con una buena media y un buen zapato, hace la madrileña pecar a un santo.

Con una mentira suele irse muy lejos, pero sin esperanzas de volver.

Con una misa y un marrano hay para todo el año.

Con vil dinero, tendrás vela y candelero; sin dinero vil, ni candil.

Con vino añejo y pan tierno se pasa el invierno.

Con zapato muy justo, nadie anda a gusto.

Condición es de mujer despreciar lo que le dieres y morir por lo que le niegues.

Conejo que bien corre, no lo asan.

Conejo, perdiz o pato, venga al plato.

Conejos y liebres vendo, porque los prendo.

Confesar a monjas, espulgar a perros y predicar a niños, tiempo perdido.

Confesión con vergüenza, cerca está de la inocencia.

Confesión hecha, penitencia espera.

Confesor que visitas hijas, desde aquí te marco por padre de familias.

Confianza sin tasa, empobrecerá tu casa.

Confianza, en Dios y en que sea gruesa la tabla.

Confiesa el delito el que huye del juicio.

Confiesa y restituye, que la vida se te huye.

Conforme es el árbol así es el fruto.

Conforme es el carnaval, es el cuaresmal.

Conforme ven el traje, tratan al paje.

Confunde el necio el valor con el precio.

Conócete a ti mismo.

Conocido el daño, el huirlo es sano.

Conocidos muchos; amigos, casi ninguno.

Conseguir una mujer bella es fácil, lo difícil es conservarla.

Consejo de padre guárdelo el hijo con siete llaves.

Consejo de quien bien te quiere, escríbelo aunque no lo apruebes.

Consejo es de sabios, perdonar injurias y olvidar agravios.

Consejo femenil, o muy bueno, o muy vil.

Consejo no pedido, consejo mal oído.

Consejo sin remedio es cuerpo sin alma.

Consejos sin ejemplo, letras sin aval.

Consejos vendo que para mí no tengo.

Consejos vendo y para mí no tengo.

Consejos vendo, y para mi no tengo.

Contestación sin pregunta, algo barrunta.

Contigo duerme y contigo come quien te los pone.

Contigo pan y cebolla.

Contigo va tu enemigo.

Contigo, pan y cebolla.

Continua gotera horada la piedra.

Contra el flato, bicarbonato.

Contra el vicio de pedir está la virtud de no dar.

Contra el vicio de pedir, la virtud de no dar.

Contra fortuna, no vale arte alguna.

Contra fuerza no vale razón.

Contra la fuerza no existe derecho.

Contra la gota, ni gota.

Contra la muerte no hay cosa fuerte.

Contra más grande la cabeza, más grande la jaqueca.

Contra peón hecho dama, no para pieza en tabla.

Contra pereza, diligencia.

Contra un padre no hay razón.

Copas son triunfos.

Corazón apasionado no quiere ser aconsejado.

Corazón cobarde no conquista damas ni ciudades.

Corazón contento es un gran talento.

Corre la vaquilla mientras dura la soguilla.

Corta despacio, que hay poco paño.

Corta es la mentira y se deja coger enseguida.

Corte, puta y puerto, hacen al hombre experto.

Cortesía de boca, gana mucho a poca costa.

Cortesía de boca, gana mucho y poco costa.

Cortesía de boca, mucho vale y poco costa.

Cortesía es bien hablar: cuesta poco y mucho vale.

Cortesía y bien hablar, cien puertas nos abrirán.

Cosa cumplida, sólo en la otra vida.

Cosa fea, ni se haga ni se aprenda.

Cosa guardada no está olvidada.

Cosa hallada no es hurtada.

Cosa hecha aprisa, cosa de risa.

Cosa hecha deprisa, cosa de risa.

Cosa mala nunca muere.

Cosa mala, nunca muere.

Cosa prometida es medio debida, y debida enteramente si quien promete miente.

Cosa que mal no puede hacer, no puede hacer bien.

Cosa rara, cosa cara.

Cosechas de ajos y melones, cosechas de ilusiones.

Coser y cantar, todo es empezar.

Coser y hacer albardas, todo es dar puntadas.

Costal vacío mal se tiene y costal lleno mal se dobla.

Costumbres de mal maestro sacan hijos siniestros.

Costumbres de mal maestro, sacan hijo siniestro.

Costumbres hacen leyes, que no los reyes.

Costumbres y dineros hacen hijos caballeros.

Costurera mala, la hebra de a vara.

Crece el huevo bien batido, como la mujer con el buen marido.

Crecerá el membrillo y cambiará el pelillo.

Cree el fraile que todos son de su aire.

Cree el ladrón que todos son de su condición.

Cree lo que vieres y no lo que oyeres.

Creed lo que vieres y no lo que oyeres.

Creer a pie juntillas.

Cría buena fama y échate a reír, Cría mala y échate a huir.

Cría cuervos y te sacarán los ojos.

Cría cuervos, y te sacarán los ojos.

Cría fama y échate a dormir.

Criada trabajadora hace perezosa a la señora.

Criado murmurador, es cuchillo del señor.

Criado y caballo, un año.

Criticar es más fácil que imitar.

Cuado escribas alguna carta, léela despacio antes de enviarla.

Cual das, cual vas.

Cual el dueño, tal el perro.

Cual el padre, tal el hijo.

Cual el perro, tal el dueño.

Cual el rey, tal la grey.

Cual es el don, tal es el señor.

Cual es el hombre, tal su fortuna y nombre.

Cual es el padre, así los hijos salen.

Cual es la campanada, tal es la badajada.

Cual la campanada tal la badajada.

Cual la madre, tal la hija y la manta que la cobija.

Cual la pregunta, tal la respuesta.

Cual la vida, tal la muerte.

Cual más, cual menos, todos hedemos.

Cual pregunta harás, tal respuesta habrás.

Cualquier hombre, hasta el más serio, antes cornudo que en el Cementerio.

Cualquier tiempo pasado fue mejor.

Cualquiera se equivoca.

Cuando a las seis veas anochecer, otoño es.

Cuando abril se marcha lloviendo, mayo viene riendo.

Cuando abril truena, noticia buena.

Cuando Adán cavaba y Eva bailaba, la hidalguía, ¿dónde estaba?

Cuando al burro le ponen don, ya no le pega albarda.

Cuando al palomo veas en el agua, coge las botas y el paraguas.

Cuando al soldado le hablan de usted, o lo han jodido o lo quieren joder.

Cuando apuntas con el dedo, recuerda que tres dedos te señalan a ti.

Cuando bebas agua, recuerda la fuente.

Cuando cae la Pascua en marzo, se huelga el diablo.

Cuando canta el cuco, una hora llueve y otra hace enjuto.

Cuando canta la curuja, ni manta ni mantuda.

Cuando comía todo, mi mujer lo escondía; y ahora que no puedo comer, todo me lo deja ver.

Cuando comienzan las uvas a madurar, comienzan las mozas a bailar.

Cuando comieres pan caliente, no bebas de la fuente.

Cuando como, no conozco; cuando acabo de comer, empiezo a conocer.

Cuando corre la fortuna, las aguas son truchas.

Cuando de san Galo llega la hora, la vaca en el establo mora.

Cuando de visita te pierdo, si te vi ya no me acuerdo.

Cuando de vista te pierdo si te vi ya no me acuerdo.

Cuándo del pie, cuándo de la oreja, a mi marido nunca le falta queja.

Cuando diciembre se va tiritando, año bueno viene anunciando.

Cuando Dios amanece, para todos lo hace.

Cuando Dios borra, escribir quiere.

Cuando Dios da la harina, el diablo se lleva la quilma.

Cuando Dios dio púas al erizo, bien supo lo que hizo.

Cuando Dios no quiere, los santos no pueden.

Cuando Dios quiere, con todos los aires llueve.

Cuando Dios quiere, con todos los vientos llueve.

Cuando Dios quiere, estando raso llueve.

Cuando Dios quiere, sin nubes llueve.

Cuando dos pelean, hay siempre un tercero que es el que se lleva el gato al agua.

Cuando dos se pelean, hay siempre un tercero que es el que sale beneficiado.

Cuando el año viene de leche, hasta los machos echan un chorro.

Cuando el abad lame el cuchillo, malo para el monaguillo.

Cuando el aire es favorable, aprovecharle.

Cuando el búho canta, o llueve o escampa.

Cuando el búho en diciembre canta, lluvia o templanza.

Cuando el carro se haya roto muchos os dirán por donde no se debía pasar.

Cuando el corazón rebosa, la boca habla.

Cuando el corsario promete misas y cera, con mal anda la galera.

Cuando el dedo señala la luna, el tonto se fija en el dedo.

Cuando el diablo nada tiene que hacer, con el rabo mata moscas.

Cuando el diablo no tiene que hacer, coge la escoba y se pone a barrer.

Cuando el diablo no tiene que hacer, con el rabo espanta moscas.

Cuando el diablo reza, cerca viene el fin.

Cuando el diablo reza, engañar quiere.

Cuando el dinero habla, todos callan.

Cuando el doliente va a las boticas, una persona pobre y dos ricas.

Cuando el español canta, las penas espanta.

Cuando el español canta, o está enfadado o poco le falta.

Cuando el gallo canta y después bebe, pronto truena o llueve.

Cuando el gato está ausente, los ratones se divierten.

Cuando el gato no está en casa, los ratones hacen fiesta.

Cuando el gato no está, los ratones hacen fiesta.

Cuando el gato no está, los razones bailan.

Cuando el gavilán vuela alto, es porque busca gallinas.

Cuando el grajo vuela bajo hace un frío del carajo.

Cuando el grillo canta, no hace falta la manta.

Cuando el guardián juega a los naipes, ¿ Qué harán los frailes ?.

Cuando el hierro está encendido, entonces ha de ser batido.

Cuando el hombre se mea las botas, no es bueno para las mozas.

Cuando el invierno es lluvioso, el verano es abundoso.

Cuando el invierno primaverea, la primavera invernea.

Cuando el jefe manda bien, huelgan las preguntas.

Cuando el malo es remalo, de nada sirve el palo.

Cuando el necio es acordado, el mercado ya ha pasado.

Cuando el niño dienta, la muerte tienta.

Cuando el pájaro la pica, es cuando la fruta está rica.

Cuando el pelo enrasa y el raso empela, con mal anda la seda.

Cuando el río no hace ruido, o no lleva agua o va muy crecido.

Cuando el río suena, agua llega.

Cuando el río suena, agua lleva.

Cuando el sabio yerra, el necio se alegra.

Cuando el sol mucho calienta, barrunta tormenta.

Cuando el sol se pone cubierto, o lluvia o viento.

Cuando el sol se pone rojo es que tiene agua en el ojo.

Cuando el tabernero vende la bota, o sabe a la pez o esta rota.

Cuando el toro desconoce el tintineo del cencerro de su rebaño se pierde.

Cuando el ventero está en la puerta, el diablo está en la venta.

Cuando el verano es invierno, y el invierno verano, nunca es buen año.

Cuando el viejo no puede beber, la fosa le pueden hacer.

Cuando el vil enriquece, no conoce hermano ni pariente.

Cuando el villano es rico, no tiene pariente ni amigo.

Cuando el villano está en el mulo, no conoce a Dios ni al mundo.

Cuando el villano está en el mulo, no conoce a Dios y al mundo.

Cuando el vino entra, echa el secreto afuera.

Cuando empezaste a vivir, empezaste a morir.

Cuando en abril truena, noticia buena.

Cuando en casa engorda la moza, y al cuerpo el bazo, y al rey la bolsa, mal anda la cosa.

Cuando en diciembre veas nevar, ensancha el granero y el pajar.

Cuando en el camino hay barro, untar el carro.

Cuando en el cielo oscuro hay ventanas, de llover no hay ganas.

Cuando en invierno vieres tronar, vende los bueyes y échalo en pan.

Cuando en marzo hay nieblas, mayo nieva o hiela.

Cuando en marzo truena, cosecha la almendra.

Cuando en mayo hay lodo, no se pierde todo.

Cuando es demasiada la cera, quema la iglesia.

Cuando escribas una carta, léela despacio antes de enviarla.

Cuando estamos buenos, damos consejos a los enfermos.

Cuando estuvieres con él, vientre con vientre, no le digas todo lo que sientes.

Cuando florece el melocotón, el día y la noche de un tenor son.

Cuando fueres a concejo, acuerda en lo tuyo y deja lo ajeno.

Cuando fueres a la venta, la ventera sea tu parienta.

Cuando fueres por el camino no digas mal de tu enemigo.

Cuando fueres yunque, sufre como yunque, cuando fueres mazo, pega.

Cuando fui nuera, nunca tuve buena suegra, y cuando fui suegra nunca tuve nuera.

Cuando guían los ciegos, ¡ay de los que van tras ellos!.

Cuando guían los ciegos, ay de los que van tras ellos.

Cuando hablan los mayores, los niños callan.

Cuando hablan los mayores, los niños deben callarse.

Cuando hablan los mayores, los niños se callan y aprenden.

Cuando hablan los mayores, los niños se están callados.

Cuando hablan los mayores, se callan los pequeños.

Cuando hablen los mayores, cállate la boca.

Cuando hables cuida que como y de quien, cuando y con quien.

Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio.

Cuando hago la escobada, no entra nadie en mi morada.

Cuando has visto que los caballos se junten con las mulas.

Cuando hay frutas en la huerta, hay amigos en la puerta.

Cuando hay hambre, no hay pan duro.

Cuando hay lealtad y franqueza, las cartas sobre la mesa.

Cuando hay poco grano en el granero, mala cosa para el gallinero.

Cuando haya nacido mayo, todo lo deja espigado.

Cuando huir es menester, con honra se puede hacer.

Cuando Joven, de Ilusiones; cuando Viejo, de Recuerdos.

Cuando junio llega, busca la hoz y limpia la era.

Cuando junio llega, prepara la hoz y limpia la era.

Cuando la alegría a la sala llega, el pesar esta subiendo las escaleras.

Cuando la barba de tu vecino veas pelar, pon la tuya a remojar.

Cuando la borrica quiere correr, ni el borrico la puede detener.

Cuando la Candelaria plora, el invierno fora. Cuando ni plora ni hace viento, el invierno es dentro. Y cuando ríe, quiere venire.

Cuando la Candelaria plora, el invierno fora. Y si no plora, ni dentro ni fora.

Cuando la cólera sale de madre, no la retiene lengua de padre.

Cuando la cólera sale de madre, no tiene la lengua padre.

Cuando la culebra canta, señal de agua.

Cuando la fiebre declina, tiempo propicio de dar quina.

Cuando la fortuna a tus puertas está, ábreselas de par en par.

Cuando la fuerza manda, la ley calla.

Cuando la gallina se mete a gallo, enseguida remediallo.

Cuando la hija le llega a la madre a la cintura, ya no tiene hija segura.

Cuando la lengua se sale de madre, ¡adiós padre!.

Cuando la limosna es grande, hasta el santo desconfía.

Cuando la mala ventura duerme, nadie la despierta.

Cuando la milana pía, agua para tres días.

Cuando la mula dice no paso y la mujer dice me caso, es más fácil que la mula pase a que la mujer no se case.

Cuando la mula ríe, el asno llora.

Cuando la paja se mete en el pajar, las mocitas ya pueden trasnochar.

Cuando la perra es brava hasta a los de casa muerde.

Cuando la piedra ha salido de la mano, pertenece al diablo.

Cuando la pobreza entra en casa por la puerta, el amor sale por la ventana.

Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor sale por la ventana.

Cuando la puta hila y el rufián devana y el escribano pregunta cuantos son del mes, mal andan los tres.

Cuando la rana críe pelo, serán los cojos buenos.

Cuando la sartén chilla, algo hay en la villa.

Cuando la suerte es cochina, cualquier perro nos orina.

Cuando la zorra no alcanza las uvas, dice que están verdes.

Cuando la zorra predica no están seguros los pollos.

Cuando la zorra predica, no están seguros los pollos.

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, echa las tuyas a remojar.

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon la tuya a remojar.

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar.

Cuando las barbas de tu vecino vieres pelar, echa las tuyas a remojar.

Cuando las cosas se tuercen, yo no hay quien las enderece.

Cuando las grullas vas pasar, coge el capazo y vete a arar.

Cuando las ranas críen pelos y los sapos orejas.

Cuando llega junio, la hoz en el puño.

Cuando llega la mecha, ya no aprovecha.

Cuando llueve de cierzo, llueve de cierto.

Cuando llueve de tramontana, llueve con gana.

Cuando llueve el día de Santa Viviana, tres meses y una semana.

Cuando llueve en agosto, llueve miel y llueve mosto.

Cuando llueve en agosto, llueve miel y mosto.

Cuando llueve en agosto, no llueve agua sino mosto.

Cuando llueve en San Canuto, tres meses justos.

Cuando llueve no todos nos mojamos.

Cuando llueve y graniza la abuela hace longaniza.

Cuando llueve y hace sol, coge caracol.

Cuando llueve y hace sol, sale el arco del señor.

Cuando llueve y hace viento, cierra la puerta y estate dentro.

Cuando los ciegos guían, ¡ay de los que van detrás!.

Cuando los elefantes luchan, la hierba es la que sufre.

Cuando los labios callan, los ojos hablan.

Cuando los santos hablan, licencia de Dios tienen.

Cuando marzo marcea, la vieja en el "jogarín" se mea.

Cuando marzo mayea, mayo marcea.

Cuando marzo va a mediar, debe la primavera empezar.

Cuando marzo va a mediar, el invierno ha de acabar.

Cuando marzo vuelve el rabo, ni deja carnero encerrado, ni pastor enzamarrado.

Cuando mayo va a mediar, debe el invierno acabar.

Cuando me dan todo lo que quiero, tengo el genio de un cordero.

Cuando me dan todo lo que quiero, tengo un genio como un cordero.

Cuando me despierte me llamas.

Cuando menguare la luna, no siembres cosa alguna.

Cuando menos lo piensa el guapo, le sale la jaca jaco.

Cuando menos piensa el galgo, salta la liebre.

Cuando menos se espera, la muerte llega.

Cuando menos se piensa salta la liebre.

Cuando menos se piensa, salta la liebre.

Cuando mi madre esta en misa, yo bailo en camisa.

Cuando murió: ¡qué bueno era!.

Cuando nace un niño trae un bollo de pan debajo del brazo.

Cuando no aprovecha la fuerza, sirva la maña y la cautela.

Cuando no está preso lo andan buscando.

Cuando no hay calor en el nido, lo busca fuera el marido.

Cuando no hay jamón ni lomo, de todo como.

Cuando no hay lomo, de todo como.

Cuando no hay pan ni harina, todo ase vuelven mojinas.

Cuando no llueve en febrero, ni trigo ni centeno.

Cuando no llueve en febrero, no hay buen prado ni buen centeno.

Cuando no lo dan los santos, no lo dan los cantos.

Cuando no puede uno vestirse de piel de león, vístase la de la vulpeja.

Cuando no se tiene cabeza hay que tener pies.

Cuando no seas preguntado, estate callado.

Cuando nos aman, señoras nos llaman; cuando nos tienen ya no nos quieren.

Cuando nos aman, señoras nos llaman; cuando nos tienen, ya no nos quieren.

Cuando noviembre acaba, el viento empieza.

Cuando otro sufre, es madera que sufre.

Cuando pasa la ocasión, ásela por el mechón.

Cuando pasan rábanos, cómpralos.

Cuando pase la ocasión, ásela por el mechón.

Cuando pases por la tierra de los tuertos, cierra un ojo.

Cuando pelean los ladrones, descúbrense los hurtos.

Cuando pienses meter el diente en seguro, toparás en duro.

Cuando pitos, flautas; cuando flautas pitos.

Cuando querrá Dios que un real se vuelva dos.

Cuando regañan los ladrones, se descubren los rincones.

Cuando salta la liebre, no hay galgo cojo.

Cuando se cae el burro, se le dan los palos.

Cuando se emborracha un pobre, ¡que borrachón!; pero si se emborracha un rico, ¡que graciosón!.

Cuando se encapota el sol en jueves, antes del domingo llueve.

Cuando se enciende el pajar viejo, más arde que el nuevo.

Cuando se entera el cornudo, ya lo sabe todo el mundo.

Cuando se está hundiendo el barco salen todas las ratas.

Cuando se mueve el alcalde, no se mueve en balde.

Cuando se pelean dos, se alegra un tercero.

Cuando sea monja te regalaré un higo, dijo un amigo a otro amigo.

Cuando seas padre comerás huevos, mientras seas hijo como cuernos.

Cuando seas padre, comerás huevo.

Cuando siembres siembra trigo que chícharos hacen ruido.

Cuando suena el tiro, ya la bala ha salido.

Cuando te convida el tabernero, te convida con tu dinero.

Cuando te den la vaquilla, acude con la soguilla.

Cuando te den, da.

Cuando te dieren el anillo, pon el dedillo.

Cuando te dieren la vaquilla, corre con la soguilla.

Cuando te inunde una enorme alegría, no prometas nada a nadie. Cuando te domine un gran enojo, no contestes ninguna carta.

Cuando te vayas a casar, manda a los amigos a otro lugar.

Cuando te vi venir dije: "A por la burra viene".

Cuando tengas un convidado, añade algo a lo constumbrado.

Cuando todo se hierve, te pueden dar gato por liebre.

Cuando toma cuerpo el diablo se disfraza de abogado.

Cuando truena en abril, el labrador es feliz.

Cuando tu casa vayas a obrar, en marzo has de empezar.

Cuando tu ibas ayer, yo venía ya de moler.

Cuando un ciego conduce a otro ciego, los dos van a parar al hoyo.

Cuando un perro se ahoga, todos le dan de beber.

Cuando una desgracia amaga, otras vienen a la zaga.

Cuando una puerta se cierra, cien se abren.

Cuando una puerta se cierra, otra se abre.

Cuando uno destaja, no baraja.

Cuando uno hace una falta no puede esperar que le alaben.

Cuando uno no quiere, dos ni riñen.

Cuando uno no quiere, dos no barajan.

Cuando uno no quiere, dos no discuten.

Cuando uno no quiere, dos no pelean.

Cuando uno no quiere, dos no pueden.

Cuando uno no quiere, dos no se casan.

Cuando uno se acostumbra, lo demás viene solo.

Cuando uno va para viejo, es más fácil pillar una liebre que un conejo.

Cuando vayas convidado, no comas más de lo acostumbrado.

Cuando veas las barbas de tu vecino pelar, pon las tuyas a remojar.

Cuando veas una alpargata rota, no estará muy lejos la otra.

Cuando viejo el perro es, la zorra se mea en él.

Cuando viene el bien, mételo en tu casa.

Cuando viene la golondrina, el verano está encima.

Cuando vienen las desgracias, vienen en tropel.

Cuando vienen mal dadas, todas cierran filas.

Cuando vivas entre zorros, zorrea tu un poco.

Cuando vivía: ¡que ya se muera!

Cuando vuela bajo, tiempo frío anuncia el grajo.

Cuando ya el año caduca, le escuece el pavo la nuca.

Cuando yo era moza, meaba por un punto; ahora que soy vieja lo meo todo junto.

Cuando yunque, sufre; cuando mazo, tunde.

Cuándo, más cuándo, llevará cerezas el cardo!

Cuantas veces resulta de un engaño, contra el engañador el mayor daño.

Cuanto en tu casa me metí, mejor callar lo que vi.

Cuanto más alto se sube más dura será la caída.

Cuanto más bruto, más fruto.

Cuanto más cerca estamos sentados, más regañamos.

Cuanto más escarba la gallina, más tierra se echa encima.

Cuanto más grande la cabeza, más fuerte la jaqueca.

Cuanto más pequeño es el bosque, más grande parece la liebre.

Cuanto más poseo, más deseo.

Cuanto más primo, más me arrimo.

Cuanto más se conoce a los hombres, más se admira a los perros.

Cuanto más se duerme más se quiere.

Cuanto más se remueve la basura, más apesta.

Cuanto más se tiene, más se quiere.

Cuanto más solo, más poderoso.

Cuanto más sucia es la criada, más gorda está el ama.

Cuanto más tienes, más quieres.

Cuanto más viejo, más fuerte.

Cuanto mayor es la subida, tanto mayor la descendida.

Cuanto mayor es ventura, es menos segura.

Cuanto menos bulto, más claridad.

Cuanto se deja de dormir, tanto se acrecienta en vivir.

Cuánto y cuánto chiquillo, para cazar un grillo!

Cuánto y cuánto chiquillo, para cazar un grillo.

Cuantos empuñan la espada, a espada perecerán. [Mateo 26,52]

Cuantos más cocineros, más rala sale la sopa.

Cuarenta es la vejez de la juventud y cincuenta es la juventud de la vejez

Cuarenta sabores tiene el cerdo, y todos buenos.

Cuarentón y solterón que suerte tienes ladrón.

Cuarentón y solterón.,¡ que suerte tienes cabrón!

Cuatro cosas hay que en darlas está su valer: el dinero, el placer, el saber y el coño de la mujer.

Cuatro cosas hay que nunca vuelven más: una bala disparada, una palabra hablada, un tiempo pasado y una ocasión desaprovechada.

Cuatro ojos ven más que dos.

Cuatro pies en la cama y no está padre.

Cuchillo malo corta en el dedo y no en el palo.

Cuchillo malo, corta en el dedo y no en el palo.

Cuchillo malo, más corta en el dedo que en el palo.

Cuenta el milagro pero no diga el santo.

Cuenta errada, no vale nada.

Cuenta por bienes los males que no tienes.

Cuenta treinta y tres antes de decir, y noventa y nueve antes de escribir.

Cuenta tu pena a quien sabe de ella.

Cuenta tus faltas y deja las ajenas.

Cuentas claras honran caras.

Cuentas de pobre, raro es que se logren.

Cuentas viejas líos y quejas.

Cuento y camelo, mucho hay y poco vemos.

Cuerda triplicada, difícil de romper.

Cuerpo descansado, dinero vale.

Cuerpo harto, a Dios alaba.

Cuerpo triste, entra por donde saliste.

Cuervos vienen, carne huelen.

Cuesta la torta un pan.

Cuesta más el ajo que el pollo.

Cuesta más la salsa que los caracoles.

Cuida bien lo que haces, no te fíes de rapaces.

Cuidado con las andas, que el santo es de barro.

Cuidado que hay golondrinas en los alambres.

Cuidados ajenos matan al asno.

Cuidados ajenos matan al hombre bueno.

Cuídate de los lobos con piel de cordero.

Cuídate y te cuidaré.

Culillo de mal asiento, no acaba cosa ninguna y emprende ciento.

Culillo de mal asiento, no se está quieto un momento.

Culo veo, culo quiero.

Culos conocidos, a cien años son amigos.

Culpa no tiene el que hace lo que debe.

Culpa no tiene el que hace lo que puede.

Cultiva centeno, mientras brilla el sol.

Cumple con tu deber, aunque tengas que perder, si dichoso quieres ser.

Cumplidos entre soldados son excusados.

Cura de aldea mucho canta y poco medra.

Cura flaco y marido barrigón, ninguno cumple su función.

Da algo si tienes, mucho si puedes.

Da de comer a un hombre y te obedecerá.

Da Dios almendras al que no tiene muelas.

Da Dios bragas al que no tiene nalgas.

Da Dios el frío conforme al vestido.

Da el sartenazo quien tiene la sartén por el mango.

Da la mano al tonto y te cogerá hasta el hombro.

Da limosna, oye misa, y lo demás te lo tomas a risa.

Da lo suyo al dueño y gozarás de buen sueño.

Da tus cuentas justas, porque la última, asusta.

Da una sola campanada, pero que sea sonada.

Da voces al lobo y te responderá el eco.

Da y ten y habrás bien.

Dañada una pera, dañadas sus compañeras.

Daños, engaños y desengaños, frutos son de los años.

Daca el gallo, toma el gallo, quedan las plumas en la mano.

Daca y toma, como la bula de Roma.

Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. [Mateo 22,21]

Dad al diablo el amigo que deja la paja y se lleva el trigo.

<<< operone >>>


DEUTSCH
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79


ENGLISCH
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20


FRANZÖSISCH
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49


ITALIENISCH
1 2 3 4


LATEINISCH
1 2 3 4


PORTUGIESISCH
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20


SPANISCH
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10